end header begin content

opinión

Domingo Alberto Rangel

Así empezó Colombia

11 agosto, 2018

Revisando las fotos de los implicados en el atentado de la avenida Bolívar, dos detenidos en flagrancia y cinco buscados, se observan siete jovencitos que no encajan en el estereotipo de la clase pudiente venezolana, como señalan miembros del gobierno al ubicarlos en la “derecha oligarca”.

Detenidos y fugitivos lucen ropas modestas en las fotografías del Ministerio del Interior, ninguno calificaría como ario según los cánones del nazismo alemán, no parecen enchufados y es probable que no sepan definir qué es la derecha política.

Dos de estos muchachos están inhabilitados para votar, uno nunca se inscribió en el REP, una vota en San Cristóbal, otro en el 23 de enero de Caracas y finalmente los dos últimos son del estado Lara… de lo que se desprende la preocupante presencia de cierta organización tras de ellos.

Sus nombres y los alias que usaban indican la pertenencia a las capas más pobres. Por sus números de cédulas se desprende que crecieron en el período de Hugo Chávez… técnicamente son hombres “nuevos”.

Según Mateo 7:15-20 estos muchachos que planificaron un magnicidio encajan en la calificación de violentos aunque ellos mismos no lo vean así: Pero, escrito está y “Por sus frutos los conoceréis”… a pesar de que aquí sobra quien los defienda pero en USA serían juzgados como terroristas y podrían ser condenados a muerte.

¿Ahora bien, qué es lo que lleva a unos muchachones menores de 30 años a intentar el asesinato del Presidente? ¿Quién les financió los drones y la logística asociada?

Los factores son muchos desde los 20 años que lleva el chavismo polarizándolo todo, el colaboracionismo inútil de la MUD etc. Pero aún cuando “casi no habría atenuantes para este acto violento y mamarracho acoto que resulta contradictorio que alguien se defina “demócrata” pero al mismo tiempo busque cambiar el gobierno acudiendo al expediente de explotar un dron cargado con C4.

Sin embargo, así fue y ahora son estos jóvenes quienes pagan la mamarrachada que obviamente no pudo ser alimentada por Juan Manuel Santos, aunque dron y explosivos vinieran de Colombia, país en el cual quisiera detenerme porque me decidí a escribir sobre un tema que será prostituido por opinadores que desde el exterior pondrán en duda un hecho que ocurrió a la vista de mucha gente y que si no se le combate a tiempo nos saldrá muy caro.

Dejo entonces que la jauría embrutecedora se deleite y se crea mejor que el resto de los venezolanos solo por añadir la palabra “presunto” antes de atentado.

Pero Colombia nos debe importar especialmente a quienes nos definimos como demócratas, patriotas y que nos quedamos a luchar en Venezuela.

En el vecino país fracasó el proceso de la paz como es sabido y eso nos va a traer repercusiones poco positivas.

La guerrilla intensificará el uso de nuestro territorio como lugar de descanso y los paramilitares que enfrentan restos de las FARC, el ELN y el FPL… también escalarán sus andanzas delictuosas especialmente en los estados limítrofes por donde se va hasta el 12 % de la gasolina que factura Pdvsa.

Ninguno de estos eventos apunta a que los venezolanos mantengamos intacto el territorio que nos legaron los generales de la Independencia. Y peor sería si se llega a dar la poco probable invasión por parte de ejércitos extranjeros, con la cual sueñan los delirantes, lo cual sería el primer acto para desmembrar lo que hoy es nuestra Venezuela.

El irresponsable y aventurero evento de los drones que algunos quieren banalizar y otros niegan desde la semi comodidad de vivir en el extranjero… debe ser rechazado por las fuerzas del cambio para mejor.

Del cambio civilizado para progresar material e institucionalmente.

Si fuese distinto y siguiera el silencio idiota de los directivos que aún medran en la MUD o de los que actúan en las hijas y nietas de aquella alianza opositora, que insisten en negar la hipótesis del atentado aunque muchos fueron testigos, es seguro que tras el cambio de gobierno en Colombia… se han de intensificar y hacer más frecuentes este tipo de acciones con drones o lo que sea. Vendrá más violencia como sucedió en Colombia.

Hay muchas más razones para rechazar la violencia como “partera de la historia” siguiendo lo repetido por generaciones de marxistas revolucionarios que cuando llegaron al poder por esa vía… empobrecieron sus países y envilecieron las sociedades… pero con las dichas basta.

Incluso si hubiese dudas, que no las hay, sobre el atentado de la avenida Bolívar… hay que rechazarlo sin que esto se interprete como apoyo y menos adulancia hacia el presidente Maduro a quien los complotados intentaron asesinar. Es rechazo al salvajismo venga de donde venga.

A este fin cabe exigir transparencia en las investigaciones porque es vital saber los nombres de quienes siguiendo el mal ejemplo de aquella Mano Negra que asesinado al Archiduque austríaco y a su mujer en estado… pagaron en Sarajevo y en Venezuela muchachos pobres, salidos del lumpen, hambreados incluso… para cometer magnicidio.

En Serbia el asesinato del Archiduque llevó a la Primera Guerra Mundial con más de 10 millones de muertos… en Colombia el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán les ha costado a los vecinos más de 200. 000 cadáveres vilmente asesinados… ¿Así comenzó Colombia: Cuántos muertos quieren que nosotros pongamos?



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com