end header begin content

política, titulares

Capriles: El gobierno ha decidido incriminar y perseguir a quien sea necesario

13 agosto, 2018

Emilys Sarache / 13 ago 2018.- El exgobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, precisó que el Gobierno de Nicolás Maduro se ha encargado de “desviar la mirada de la opinión pública” con detenciones de dirigentes políticos solo para “ocultar su rotundo fracaso” y la grave crisis económica que atraviesa el país.

CaprilesEn su artículo de opinión titulado “Tú también estás siendo perseguido” mencionó el reciente caso de Juan Requesens, diputado detenido por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia después de que el presidente Nicolás Maduro lo señalara como uno de los responsables del atentado que sufrió el pasado sábado 4 de agosto.

Capriles explicó que hoy en día Venezuela está siendo protagonista de una grave crisis económica, social y política, que tiene al país a punto de paralizarse. Pero “el régimen ha decidido emprender una torpe épica de la violencia con incriminaciones y violaciones de los Derechos Humanos que escondan bajo la alfombra la ingobernabilidad en que hundieron a la nación”.

“Es evidente que su estrategia les da algunos resultados. Ejercen su poder de una manera despiadada y se benefician de la falta de articulación que padecemos en las fuerzas democráticas, donde una unidad que no termina de concretarse es atacada con acciones como éstas cada vez que al gobierno le urge fracturarnos”, sostuvo.

El exgobernador manifestó su profunda solidaridad y apoyo a los diputados Juan Requesens y Julio Borges. “Somos personas que hemos asumido el reto de confrontar políticamente a un régimen criminal con apoyo de una cúpula militar que no quiere soltar el Poder”, agregó.

En ese sentido, precisó que “es importante hacerle ver a cada venezolano que en Venezuela ya no es necesario ser un líder ni un activista para ser un perseguido político”.

“Son perseguidas políticas las madres de familia, cuando los cómplices del partido de gobierno las extorsionan para que puedan tener acceso a una caja de comida (…) Son perseguidos políticos los trabajadores de la salud y las enfermeras, a quienes han decidido matar de hambre y de mengua, al pretender silenciar un paro nacional que cualquier gobierno decente atendería como una emergencia prioritaria”, puntualizó.

Pero también acotó que “son perseguidos políticos los trabajadores de las empresas del Estado, a quienes no se les permite reclamar salarios dignos ni denunciar las situaciones de corrupción e incumplimiento de contrato”, así como “los pacientes que dependen de un medicamento de alto costo y cualquiera que tenga una situación de salud comprometida”.

“Son perseguidos políticos los abuelos y abuelas que dependen de una jubilación hambreadora que los somete a episodios de maltrato. Son perseguidos políticos los empresarios expropiados, los expropiables y los que padecen la incapacidad de producir en medio de la crisis”, aseveró Capriles.

Y también mencionó a los transportistas, los educadores, los funcionarios públicos, los obreros, los sindicalistas honestos, los trabajadores de la cultura, los periodistas de investigación, los analistas, los periodistas, los inversionistas, los emprendedores, los activistas de ONGs, los estudiantes universitarios, los académicos, los líderes comunitarios.

“Cada uno de los ciudadanos que queremos generar el cambio, sea de la tendencia política que sea, hoy es un perseguido político”, enfatizó.

A su juicio “secuestros y detenciones como los vividos por Juan, y por cada uno de los presos políticos que mantienen en sus mazmorras de las policías políticas del régimen de Nicolás Maduro, son pensadas para instalar en los venezolanos ese miedo que los haga creer que el cambio no es posible”.

Finalmente indicó que ese miedo “sólo podrá ser vencido desde las fuerzas democráticas si logramos demostrar que estamos listos para ser gobierno y que sabemos qué es lo que hay que hacer”.



Etiquetas: |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com