end header begin content

opinión

De la ambulancia faltante

30 julio, 2018

Al menor siniestro posible o efectivo, los bomberos y sus vistosas, como – naturalmente – bulliciosos vehículos, reaccionaban inmediatamente, disparando la imaginación de los niños y la admiración de los adultos. Empero, recientemente, hubo un conato de incendio en el edificio que habitamos y, tardíamente, se presentó una unidad precaria y de muy pocos valientes a afrontar cualquier reto que se presentase.

Antes, raudos y veloces por calles y avenidas, ofrecían una mínima confianza hacia los dispositivos necesarios para resguardar la vida de las personas y la integridad de sus pertenencias, ahora, aún más disminuida, si no definitivamente perdida. Algo semejante ocurre con las ambulancias que fueron tan familiares a cualquier hora del día, sobre todo las del sector privado que compensaban las deficiencias del sector público.

Ya luce ajena nuestra cotidianidad, el estruendo de una sirena con la que el conductor pedía que le facilitáramos el paso. Y, en medio de una palpable catástrofe humanitaria, nadie, en sus cabales, puede creer que gozamos de espléndidas y masivas condiciones de salud, o que no se notará las ambulancias faltantes en el desierto del asfalto que avanza.

Nada extraña que, en un país cada vez más desautomovilizado, como el nuestro, haya un extenso cementerio de vehículos que, faltando poco, requieren de un extraordinario y sofisticado equipamiento tecnológico. Por lo demás, faltan médicos, paramédicos y enfermeras que anteriormente los había, cuya formación y entrenamiento, calidad y cantidad, nos enorgullecían y emblematizaban continentalmente.

Entre tantas urgencias, pasamos por alto que la delicada atención inicial y el traslado inmediato a un centro asistencial, prácticamente no existen. Son demasiado escasas las ambulancias disponibles en todo el país, como los taxis que eran capaces de socorrernos en cualquier instante de desesperación.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com