end header begin content

opinión

Leandro Rodríguez Linárez

Bernal mató la guerra económica y la ANC

25 julio, 2018

Me da hasta vergüenza, hemos perdido incluso hasta la gobernabilidad. Hay que decirlo. Y somos responsables de ello. No es responsable la cuarta república, no. No es responsable Carlos Andrés Pérez, no. Somos responsables nosotros porque tenemos 19 años en revolución y ya somos responsables de lo bueno y de lo malo en este país” Esta fue la declaración de Freddy Bernal el pasado 22 de julio… no de ningún “escuálido”, “imperialista”, “majunche” ni “mudista” increpando al kakistocrático régimen, fue el propio Bernal, artífice, ícono, líder fundador y mentor de la revolución chavista.

¿Qué implicaciones trae semejante declaración? Repetimos, aunque es una verdad que la inmensa mayoría ya sabía dentro y fuera del país, la relevancia de semejante confesión es por quién lo dijo, ya no hay materia de engaño ni manipulación por parte del gobierno… al respecto dos grandes desprendimientos:

El primero es: ¿Qué hacer con la supuesta guerra económica? Aunque cualquier venezolano sensato, con cuatro dedos de frente, racional, ya sabía era una farsa intragable, quedaba un reducto chavista, acólito, que todavía creía el realismo fantasioso de dicha excusa gubernamental para intentar osadamente justificar la ineptitud y la corrupción más destacable en el planeta luego de la segunda guerra mundial. Todo el arsenal de mentiras, manipulación y engaño pasaba por el tamiz de la “Guerra Económica”, guerra que Bernal desenmascaró, la eliminó de raíz. Quedó en evidencia la farsa, pues la catástrofe reinante es producto de las consecuencias de los desaciertos económicos del chavismo en el poder, errores involuntarios y (sobre todo) voluntarios, producto de una toxicidad ideológica caduca y maleva… desaciertos y errores acumulados por más de 19 años.

En segundo lugar: ¿Qué hacer con la “Constituyente”? Despejadas las sartas de mentiras del régimen que buscaba endilgar culpas rojas a terceros, que buscaban endiosar un supuesto proyecto país infalible, de prosperidad y vanguardismo, por el que a trocha y mocha se pasó por encima de la constitución vigente y de todo precepto democrático, a fin de plasmar las “bondades” del Socialismo del Siglo XXI en una nueva carta magna a la cabeza de “conspicuos e impolutos” gobernantes revolucionarios, que constitucionalizará el “extraordinario proyecto”, la gran pregunta es ¿Cómo constitucionalizar la destrucción que Bernal confesó? Sería cosa de locos, de suicidas, de sadomasoquistas… ¿Cómo queda la actual Asamblea Nacional Constituyente sí le quitaron las justificaciones de su existencia? Pues queda, una vez más, desmontada de hecho y de derecho.

Las confesiones de Bernal no son poca cosa.

Él junto a Chávez fue uno de los precursores del Socialismo del Siglo XXI, participó en las intentonas golpistas del 92, además, fue siempre una figura cercana, de máxima confianza de Chávez, al igual lo fueron Jorge Giordani, Rafael Ramírez, Luisa Ortega Díaz, entre otros pilares fundacionales del chavismo que, ante la debacle inevitable, han decidido intentar alejarse del maremágnum de corrupción y delitos a ver sí salvan pellejo… pero como confesó Bernal “son responsables de lo malo en este país” y no hay nada que pueda eximirlos de culpas y responsabilidades. La confesión de Bernal es un paso determinante en la nueva lucha por la independencia de Venezuela.

@leandrotango



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com