end header begin content

opinión

José "Cheo" Salazar

Venezuela, una gran tumba revolucionaria

13 julio, 2018

El que busca la venganza, cava dos tumbas: una para se enemigo y una para sí mismoProverbio chino

Por ahora, Venezuela está convertida en una tumba revolucionaria. No es sólo la ergástula, que tiene el régimen diez metros bajo la tierra, en pleno centro de Caracas, la cual utilizan para torturar física y psíquicamente a los que piensan distinto y que es una vergüenza en pleno siglo 21. Los testimonios de los poquísimos Presos Políticos que han liberado son de terror. Es evidente la violación de los DDHH fundamentales. Imposible ocultarlo.

Es que, el país se ha convertido en una gran tumba revolucionaria. Los venezolanos que padecen alguna enfermedad crónica o por alguna eventualidad, para salvar la vida, tienen que acudir a los centros de salud pública o requieren de un tratamiento especial o medicina específica, está condenado a morir, pasando simplemente a formar parte de una estadística de mortalidad, que el oficialismo, tampoco publica para no develar el genocidio silencioso al cual tienen sometido al pueblo. Hay muertes a granel.

El reposo final en los tiempos de la revolución bolivariana está a la vuelta de la esquina. Enfermedad, hambre, violencia criminal y la represión política es el cóctel del chavismo para el exterminio. Todos a las tumbas. La tumba del centro de Caracas dónde tienen depositados vivos que mueren lentamente. Millares de tumbas que se abren diariamente para depositar a las víctimas del genocidio silencioso y, como a la hora de pagar nadie es tramposo, la revolución chavista, también, tiene reservada, más temprano que tarde, su tumba en el basurero de la historia. Escríbanlo.

Nunca en la historia patria un régimen ha dejado tantos muertos en el camino. Pareciera como dijo una jerarca revolucionaria que es una venganza. La violación de Derechos Humanos es moneda corriente. Los que se ufanaban en los 40 años de democracia de ser fieles defensores de los DDHH, en esta período ignominioso, infame y criminal de los 20 años chavistas, callan de manera cómplice, defienden la criminalidad e incluso han transmutado en verdugos. La historia es implacable con los impostores. Es cuestión de tiempo.

Lo cierto del caso es que Venezuela, sin ápice de dudas, en estos 20 años chavista, se ha convertido en una gran tumba revolucionaria. No hay que conocer las estadísticas oficiales de muertes por enfermedad, hambre, violencia criminal, represión y masacres, para afirmar esta realidad. Venezuela es una gran tumba revolucionaria y, pareciera que es verdad: forma parte de una venganza. Y el que busca venganza, tiene que asegurar su propia tumba ¿O no?

Twitter: Cheotigre
[email protected]
[email protected]
http://www.noticierodigital.com/author/josecheosalazar/
http//www.aldabonazos.blogspot.com



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com