end header begin content

economía, el mundo, titulares

Los “por propia cuenta” en Cuba alcanzan más de un tercio de la población activa

27 junio, 2018

La Habana, 27 jun (EFE).- El sector privado emplea ya en Cuba a alrededor de 1,3 millones de trabajadores, un notable incremento para el llamado “cuentapropismo” en la isla, donde aún son empleados del Estado más de tres millones del total de 4.474.800 personas ocupadas en el país, según datos recientes del Ministerio de Trabajo.

Lea más: Enrique Meléndez: Peor que en Cuba

Este incremento del sector privado, impulsado dentro de las reformas del expresidente Raúl Castro, forma parte del “proceso de reordenamiento laboral” aplicado en Cubadesde 2009 para reducir plantillas estatales infladas, informó la titular de esa cartera, Margarita González, al actual mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel.

Según los últimos datos oficiales, en la isla tienen licencia para ejercer el trabajo por cuenta propia casi 600.000 personas, que a su vez emplean a trabajadores en sus negocios, en especial en los cientos de restaurantes privados, casas de renta y otros servicios que han florecido a raíz del auge turístico de los últimos años.

En una reunión reseñada hoy por la prensa oficial, el gobernante conoció que unido a los “niveles de subempleo que persisten en la nación” existen personas que ejercen “actividades económicas sin autorización para ello y, por tanto, no pagan impuestos”.

Díaz-Canel insistió en que se debe hacer cumplir el Código de Trabajo aprobado en junio de 2014, “violado en ocasiones por el sector no estatal al no respetarse las vacaciones de los trabajadores o exigirse requisitos físicos para acceder a determinadas plazas”.

“Esto hay que detectarlo, controlarlo y enfrentarlo, porque nuestra Revolución no se hizo para eso”, enfatizó el gobernante en un texto publicado en los diarios Granma y Juventud Rebelde.

La ampliación del trabajo privado ha sido, desde 2010, una de las reformas clave del Gobierno cubano, con el objetivo de actualizar el modelo socialista de la isla y reducir las abultadas plantillas del sector estatal.

En agosto pasado, las autoridades anunciaron un proceso de reorganización del trabajo por cuenta propia, que ha congelado hasta ahora la entrega de nuevas licencias a restaurantes privados y casas de renta turísticas, entre otras actividades, con el fin de frenar ilegalidades, “desviaciones” y “corregir deficiencias”.

La ministra cubana de Trabajo y Seguridad Social informó también a Díaz-Canel de que el sistema de asignación de empleos estatales en la isla prioriza a los jóvenes graduados del sistema educacional, los licenciados del Servicio Militar obligatorio, las personas que cumplen sanciones, los discapacitados y los desempleados.

González mencionó además la “fluctuación de la fuerza de trabajo” en sectores clave para el Estado como las especialidades médicas, pedagógicas, técnicas y económicas.

Entre las causas de las bajas, la titular señaló la voluntad propia, los bajos salarios y la “lejanía de los centros de trabajo”, a los es difícil llegar debido al insuficiente transporte público en la isla, donde aún es poco usual para el cubano medio tener un coche.

Desde su ascenso a la Presidencia en abril pasado y a diferencia de su predecesor (Raúl Castro), Miguel Díaz-Canel ha mantenido una activa agenda pública y sostenido regulares encuentros con altas figuras de su Gobierno, sobre los que la prensa oficial cubana ha informado casi cada semana.

En esta reunión el mandatario también pasó revista a una veintena de inversiones en sectores estratégicos para el desarrollo económico del país, como la industria del acero y el suministro de combustible.

Este martes los medios estatales reportaron sobre un encuentro para pasar revista a la respuesta a los daños ocasionados por la tormenta subtropical Alberto en el occidente y centro del país en mayo pasado.



Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com