end header begin content

opinión

¡Almagro, te faltó Luis Ortega Díaz!

2 junio, 2018

Mi filosofía me hace vivir contento con la seguridad de que el testimonio publico y el de mi conciencia, persuaden que he procurado llenar mis deberes” Francisco de Paula Santander

La OEA acusó a 11 funcionarios del régimen, encabezados por Nicolás Maduro, de haber cometido crímenes de lesa humanidad. Tamara Suju advirtió que sólo asomaron 11, pero que en realidad son más de 80 los señalados de ser responsables de los crímenes claramente identificados: asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias, severas privaciones de libertad física, torturas, presos políticos, diversos delitos que caracterizan un patrón generalizado y sistemático de abuso de poder del todo perjudicial para todos los que habitamos esta tierra de gracia y por lo cual considero que la primera en esa lista de acusados debió ser Luisa Ortega Díaz.

Sé que muchos me dirán obsesivo, es posible que lo sea, eso es preferible a callar verdades que un día como hoy, cuando se comenzaron a liberar presos políticos, adquieren una significación apocalíptica, porque no todos saldrán en libertad. Debemos recordar que fueron encarcelados empleando expedientes prefabricados.

Si usted amigo lector, revisa todos los casos de la amplia lista de la cual habla Tarek Williams Saab se percatará que la mayoría de los presos políticos son aquellos encarcelados bajo la gestión de Luisa Ortega Díaz. No hace falta ser adivino ni especialista en el tema, todos sabemos quiénes aquí son los que están tras las rejas por motivaciones políticas. Otra cosa es que el régimen quiera venir a confundirnos camuflageándolos con etiquetas impuestas a ciudadanos, en su mayoría jóvenes, procesados por supuestos delitos de violencia política.

Se insiste en que esas liberaciones forman parte de otra farsa más para legitimar al régimen, yo creo que así es y que forman parte del patrón generalizado y sistemático de abuso de poder identificado por la OEA, y Luisa Ortega Díaz formó parte de esa estructura criminal y la mayor prueba la constituyen los presos políticos con los que se pretende jugar una vez más. Luego es por demás curioso que la OEA, que el Secretario General de ese organismo ni el panel de expertos independientes designados por él no la hayan identificado ni acusado como otra responsable de los crímenes de lesa humanidad ocurridos en Venezuela en el lapso bajo estudio.

A mi entender creo que esa es una omisión insana. ¿Por qué? Veamos.

Atendiendo al clamor de la opinión pública y tomando prestadas palabras de Tamara Sujú Roa, “si ha habido una cómplice más fría, calculadora y despiadada de la Narco Tiranía de Chávez y Maduro ha sido Luisa Ortega”, y valorando que el informe remitido por la OEA a la Corte Penal Internacional es por crímenes cometidos desde el inicio del régimen de Nicolás por los cuales ella está denunciada como cadena de mando, por su complicidad, acción e inacción, creo más que razonable que la OEA debió acusar también a Luisa Ortega, porque ella simplemente antes y después de huir también es culpable por abusar de su poder como Fiscal General de la República.

Luisa Ortega, además de concebir delitos en detrimento de los derechos humanos, asumió con sumo gusto la siniestra función del sicario, de manera continuada, porque habiendo ganado espacio el crimen organizado en el régimen del cual formó parte se convirtió en una mercenaria que actuó por dinero o prebendas, demostrando una importante y alta debilidad del régimen ya que su accionar supuso pasar por arriba o no respetar las leyes, y desde ese punto de vista su accionar es punible bajo la ley de la gran mayoría de los países y de los organismos internacionales, entonces no entiendo porque la OEA omitió acusarla.

Los crímenes de lesa humanidad identificados por la OEA demuestran con claridad meridiana que Luisa Ortega en su condición de Fiscal General no defendió la legalidad, menos los derechos ciudadanos y los intereses públicos; ante tan alta incidencia delictual es obvio que actuó en orden a destruir el Estado social, democrático, de derecho y de justicia, entonces sería más que ingenuo negar su desprecio por los derechos humanos, y no me equivoco al decir esto, pues ¿dónde están las evidencias de que Luisa Ortega Díaz procuró hacer efectiva la responsabilidad en que incurrieron los 11 funcionarios públicos que está acusando la OEA?, tratándose de hechos punibles alentó su comisión desvirtuando la acción penal en favor de sus panas y camaradas.

Cuando uno lee en el perfil de su cuenta en Twitter, “comprometida con la justicia, la Constitución y la vigencia plena de los Derechos Humanos”, sabe que está ante una mentira tan grande como el cinismo de su titular, porque como lo dijo Aponte Aponte, “Luisa Ortega Díaz logró su ascenso siendo fiel al Presidente, y no a la Constitución”, le fue fiel al “difunto eterno “y a su heredero por igual, con la misma entrega e intensidad, al punto de haber ejecutado los más atroces crímenes que pueda cometer un colegiado profesional del derecho en funciones como titular del monopolio de la acción penal. No sólo los cometió, también los reconoció con el mismo desparpajo con el que no retiró los cargos a los cientos de líderes políticos que mandó a prisión hasta el día de hoy, como los que están en El Helicoide y que esperamos salgan hoy o mañana, pero que salgan en libertad.

Cualquier información o sugerencia por [email protected] [email protected]ail.com [email protected] o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna y otras cosas más por la señal en vivo de RCTV INTERNACIONAL en mí página Web:www.robertveraz.galeon.com Ahora mi columna se traduce en Inglés http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com