end header begin content

opinión

Omar Ávila

Hablemos de cómo arreglar la economía

25 junio, 2018

El más reciente incremento del salario integral, solo evidencia la carencia de una política económica dirigida a apuntalar al país hacia futuras mejoras.

En medio de una economía hiperinflacionaria como la que nos afecta, este nuevo incremento se desvanece, de hecho, es el equivalente a solo 2 dólares; el salario más bajo de América Latina, por circunscribirnos solo a la región. Mientras que, los nuevos bonos y los aumentos a los ya existentes solo ratifican el clientelismo del que hace uso el gobierno para controlar a la situación.

Ante este escenario tan poco alentador, queremos ratificar desde Unidad Visión Venezuela nuestra disposición a debatir el tema económico con el vicepresidente del área económica Tareck El Aissami, el ministro de finanzas, con el propio Nicolás Maduro y todo aquel que tenga que ver con el área económica del gobierno. De seguir así la inflación podría superar el 100.000%, de acuerdo a las proyecciones de Ecoanalítica y sin esperanzas de que la situación mejore.

Todo aumenta indiscriminadamente, solo hay que ir a los expendios de alimentos para verificar cómo los precios se duplican semanalmente incluso, en sectores como Catia o Petare.

La Canasta Alimentaria Familiar, según Cendas, se ubica en 220.138 620,81 millones de bolívares. Tomando como referencia que esta cifra sea real al día de hoy, (que es mucho más), se requieren más de 42 salarios mínimos para poder adquirirla.

Urge un Plan de emergencia dirigido a la obtención y distribución de alimentos, medicinas y equipos e insumos médicos. El 80% de los venezolanos está comiendo una vez al día. La desnutrición infantil es alarmante, y cada día cobra más víctimas. Comer insuficiente e inadecuadamente, sin alcanzar las 2.000 calorías diarias; ha producido una desnutrición que alcanza al 74% de los venezolanos.

Pero además en el ámbito económico, es urgente una reforma al Banco Central de Venezuela para que este cumpla con su autonomía constitucional y se pueda equilibrar el sistema monetario.

Asimismo hay que reactivar el aparato productivo nacional, recuperando a plenitud su capacidad instalada, devolviendo las empresas y tierras confiscadas, generando créditos internos y externos para reactivarlas; y liberar importaciones de bienes y servicios para ese fin.

Por supuesto que hay que tomar medidas para evitar que se acelere la hiperinflación actual, y para ello entre otras cosas, hay que parar la impresión de papel moneda sin ningún respaldo. Este es el único país del mundo, en el cual, cada aumento del salario conmociona y aterra a los mismos asalariados.

Debemos hablar también de Pdvsa, su endeudamiento, nivel de producción, refinación, y recuperar la producción, así como de la deuda externa e interna, pública y privada; de su refinanciamiento y demás neologismos.

Y como último punto, hay que definir qué hacer con la moneda de curso legal en el país.

Discutamos Nicolás Maduro. Discutamos ministro El Aissami. El hambre campea por todo el país y las medidas que están tomando no mejoran la situación que pareciera empeorará.

Diputado a la Asamblea Nacional

[email protected]
www.unidadvisionvenezuela.com.ve
Twitter e Instagram:@OmarAvilaVzla



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com