end header begin content

opinión

Leandro Rodríguez Linárez

Politólogo ¡Levántate y anda!

23 junio, 2018

Sí usted acude a una consulta médica y éste, tras realizar los análisis pertinentes y estudiar los síntomas, le diagnóstica diabetes, le aseguro usted no dirá el doctor es “prodiabetes” o un militante furibundo del “diabetismo”. Como científico que es usted obedecerá sus indicaciones, probablemente, consulte otras opiniones médicas, pero sí el primer diagnóstico fue científico, se dará cuenta que el primer galeno estaba en lo cierto.

Ahora bien, la política es probablemente la ciencia más difícil de acertar, es la más inexacta, sí consultamos sobre un escenario a algun laureado en ciencia política podrá darse cuenta que generalmente sus opiniones, diagnósticos y pronósticos se diferenciarán a las de sus colegas, la única manera de saber quién tuvo la razón es esperar ocurran los hechos, allí se dará cuenta que quienes antepusieron criterios basados en la ciencia tuvieron más proximidad a quienes cedieron a corazonadas, a intereses ideológicos o partidistas. A medida corra el tiempo, usted ira identificando quienes pueden ser considerandos referencias a la hora de encontrar visiones certeras.

¿Qué pretendemos señalar? En esta Venezuela sobrevenida, arreada al tercermundismo, a la política darwiniana, la labor de los politólogos es supremamente importante, son los llamados en primera fila a procesar lo que ocurre en el difícil, complejo y convulsionado mundo político venezolano. Lo difícil es pedirles que las luces emanadas de sus análisis se hagan a la par de criterios científicos y no a la visión gringolada de intereses ideológicos/partidistas.

Ejemplos, cuando politólogos vaticinaron la faraónica abstención en las pasadas elecciones presidenciales no significó que ellos la apoyaban, simplemente, al estudiar la descomposición de la relación voto-efecto era absolutamente previsible la renuencia del venezolano a ejercer su minorizado derecho al sufragio. Cuando se señala el gobierno es repudiado por al menos 80% de los venezolanos ello da cuenta a los resultados emanados de la mayoría de los estudios de opinión nacionales, lo propio cuando se asegura los líderes opositores del momento cuentan con un nivel de rechazo similar al del gobierno… estas sentencias no se corresponden a criterios partidistas ni ideológicos, es lo que refleja la realidad política por encima de cualquier querencia.

La labor del politólogo se complejiza cuando está inmerso en una sociedad a la que premeditadamente se llevó al escenario de la radicalización, cuando el análisis político se encuentra invadido (propositivamente a nuestro juicio) por otras profesiones, es allí cuando el politólogo debe hacer uso de sus herramientas y vena para distinguirse dentro de este contexto. Ojo, no queremos señalar que los politólogos no tienen derecho a militar en partidos, obviamente lo tienen, así como tienen el derecho de avocar sus conocimientos para los fines de esas organizaciones, el asunto es saber diferenciar cuando se hacen análisis y opiniones desde tribunas partidistas e ideológicas a cuando se hacen desde la visión cientista, incluso, académica. La ciencia política en Venezuela, a diferencia de las mayorías ciencias en el país, se encuentra en una era de oro, hay que saber aprovecharla.

@leandrotango



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com