end header begin content

política, titulares

Especial ND: A ocho días de unas elecciones atípicas, el escenario es totalmente incierto

11 mayo, 2018

Sofía Nederr / 11 may 2018.- El apretado cronograma comicial sigue su curso y a 9 días de las elecciones presidenciales, el dilema de participar o no en el proceso aumenta. Los candidatos Henri Falcón (Avanzada Progresista) y Javier Bertucci (Esperanza por el Cambio) siguen en la contienda, aunque sus objetivos generen diversas interpretaciones del electorado.

Lea más: Especial ND: Bertucci tiene un millón de votos claves para Falcón

“Hasta donde entiendo, Henri Falcón está buscando promover un cambio e iniciar una transición, aunque un sector de la oposición le acusa de legitimar al régimen. Hay un hecho cierto y es que Falcón rompió en 2010 con el chavismo y fue el jefe de campaña de Capriles. Lo que no se tiene claro cuál es el rol de Javier Bertucci en este proceso”, acotó el politólogo John Magdaleno.

Cree que, en medio de la etapa cumbre de las presidenciales, Falcón se mantendrá hasta el domingo 20 de mayo si percibe que tiene una oportunidad de real de conseguir la mayoría de los votos. Sin embargo, el analista aclara que eso no es lo mismo que obtener la victoria.

“Si a Falcón se le adjudicara la victoria significaría que logró fracturar la coalición política dominante. Aunque este escenario es el menos probable, lo más probable es que se proclame a Nicolás Maduro, previo fraude. Luego de conocerse los resultados, habría que ver la posición que asumirá Bertucci para definir cuál era su motivación de permanencia en el proceso”, explicó.

Magdaleno sostuvo que la participación en la justa presidencial, que define como una elección no competitiva, tiene sentido sí se utiliza como el detonante de una crisis mayor que puede desencadenarse desde la misma noche del 20 de mayo: “Esperemos sí Falcón está en capacidad de lograr esto o no”, señala.

El analista puntualizó que, en los últimos días, las condiciones de las presidenciales están muy lejos de ser alteradas. Recuerda que fue el propio presidente candidato, Nicolás Maduro, quien prefiguró las características de la competencia.

El politólogo Ángel Álvarez subraya que el panorama es invariable. Este escenario se mantiene sin importar quiénes sean los aspirantes presidenciales que se enfrentarán a Maduro el 20 de mayo. Sostuvo que se trate de “Falcón, Bertucci o Jesucristo”, el meollo del asunto es la celebración de elecciones no competitivas.

“Puede haber 25 candidatos. El problema no es lo que hagan los candidatos de la oposición o de la supuesta oposición, sino la capacidad que tienen los factores de poder fáctico, económico y militar para presionar al gobierno de que haya elecciones competitivas. Eso no está ocurriendo. No veo a ningún poder real capaz de imponer a Maduro la decisión de unos resultados que le fuesen desfavorables y unas condiciones electorales que permitan la competencia real”, advirtió Álvarez.

Cuotas políticas

“Los tres candidatos: Nicolás Maduro, Henri Falcón y Javier Bertucci andan buscando el poder. No creo en la tesis de que Falcón busca servir de monigote para facilitar la reelección de Maduro; creo que el exgobernador de Lara considera que puede ser presidente y por eso sigue con sus aspiraciones. La actitud de Bertucci es extraña si se considera que sus votos contribuirían a la derrota de Maduro y sabe que Falcón lo supera a él en la intención de voto. Los objetivos de Bertucci lucen confusos”, considera el director de Datincorp, Jesús Seguías.

Ángel Álvarez cree que, al final, actores como los candidatos Henri Falcón y el expastor Javier Bertucci permanecen en el proceso comicial para obtener ciertos espacios políticos.

“Falcón y Bertucci seguirán mientras no sea necesario sacrificarlos y no representen amenaza. En autoritarismo nadie sabe el pasado que le espera en el futuro. Los aliados y disidentes se sacrifican cuando son necesarios los chivos expiatorios: Baduel, López, Rodríguez Torres”, aseveró.

El politólogo recordó que en los regímenes autoritarios se construyen oposiciones satelitales o leales que no representan ninguna amenaza para el modelo impuesto por el partido hegemónico.

Participación comicial

John Magdaleno indicó que encuestas recientes, como la de Delphos, revelan que 51,3% del país está en disposición de ir a votar el 20 de mayo. Argumentó que pese a que se ha vendido la tesis de que la mayoría no participará en los comicios, hay una tendencia creciente a concurrir a la contienda.

“Los niveles de disposición a votar han sido variables, pero esta predisposición nunca ha sido menor a la de quienes manifiestan que no participarán”, esgrimió.

El analista cree que la abstención potencial, que se impondrá en el venidero proceso comicial, podría ser mayor si se contrasta con los procesos presidenciales previos: 19,3% en 2013 y 20% en 2012. Estimó que el 20 de mayo, la abstención estaría entre 35 y 40 puntos.

Para el director de Datincorp, Jesús Seguías, el gran dilema, en la recta final, es votar o no votar. Coincide con Magdaleno en que el porcentaje de electores con intención de sufragar es grande.

“En los días finales de la campaña, la intención de voto sobrepasó la barrera de 50% y está cerca de 60%. A mayor participación se aleja Maduro de la victoria. Con una menor participación es que él puede hacer el 20 o 22% de electores suyos”, aseguró Seguías.

Magdaleno no duda de la existencia de una amenaza real de un fraude en los venideros comicios que, a la postre, fueron convocado por la ANC que ha sido considerada ilegítima.

“La pregunta es sí nos quedamos vegetando y asumimos el cálculo deliberado del régimen para impedir que gane un contendor. La verdad política es que no hay condiciones para participar, la verdad fáctica es que aún en las peores condiciones hay un interés por votar y unos números contra Maduro.

¿Sí el candidato fuese Lorenzo Mendoza y no Falcón, que rompió con la unidad, habría debate sobre ir a votar? “, planteó.

Seguías argumenta que, en la era chavista, nunca han existido garantías electorales plenas, pero insiste en que una participación masiva haría difícil alterar los resultados. Para el encuestador el gran dilema, en la recta final, es votar o no votar.

“El protocolo de votación es confiable, el proceso de registro de captahuellas y la emisión de las actas es confiables. Una cosa fue el fraude en los centros de totalización del estado Bolívar, en octubre de 2017, con 1300 votos, y otra cosa son dos millones de votos”, añadió.

CIDH pide garantías

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cuyo período 168 de sesiones se celebra en República Dominicana, exhortó a Venezuela a respetar todas las posiciones durante el proceso electoral que vive esa nación de cara a las elecciones de este mes.

La primera vicepresidenta del organismo, Esmeralda Arosemena, subrayó que “no es una situación sencilla. De allí mi llamado al respeto por todas las posiciones, por todos los derechos de todas las personas”. El jueves, el organismo destacó que para la realización de elecciones es indispensable la confiabilidad del proceso y la participación política. El organismo mostró inquietud por los efectos de la no concurrencia de las organizaciones excluidas sobre los cómputos de los comicios.

El presidente de la CIDH y relator para Venezuela, Francisco Eguiguren solicitó al Estado informar qué partidos y dirigentes han sido víctima de algún tipo de medida de exclusión.



Etiquetas: | | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com