end header begin content

opinión

Enrique Meléndez

La más larga guerra

8 mayo, 2018

Si nosotros le tomáramos la palabra a Nicolás Maduro; cuando dice que la vorágine, que estamos sufriendo, a nivel de la economía, no se debe sino a una guerra económica, que han orquestado contra el país la derecha venezolana en connivencia con el imperialismo norteamericano, uno diría que se trata de la guerra más larga, que hemos tenido a lo largo de nuestra historia; pues la Guerra de Independencia no se llevó sino unos ocho años; cuando el país quedó devastado por completo; lo mismo que la Guerra Federal no se llevó sino unos cinco años; que significó no la devastación total del país, sino parcial; pues téngase en cuenta que esta conflagración se localizó en algunas regiones de Venezuela, especialmente, en Los Llanos; sólo que esta guerra nuestra no tiene unos actores bélicos; no hay cañones ni misiles ni nada que se le parezca, que disparen contra la población o tropas desalmadas, que decapitan a pueblos enteros, y lo más grave de todo es que las armas la constituyen la política económica, que ha destruido por completo el aparato productivo, y en la que detrás se mueven los intereses más oscuros, que hayamos conocido en esta pobre y desventurada nación; pues como lo ha dicho muy bien el ex presidente boliviano Jorge Quiroga el negocio de Maduro lo constituye la miseria de su pueblo.

De hecho, ¿en qué país del mundo la gente tiembla de pavor, cuando su presidente anuncia un nuevo decreto de aumento salarial? Por aquí comienzan las aberraciones de esta política económica. No ha terminado éste de llevar a cabo el anuncio, y ya los precios de los artículos de primera necesidad se elevan al doble por encima del costo, que tienen en ese momento; aparte de que cada aumento, a propósito de la hiperinflación, que estamos sufriendo, no significa nada en términos reales; con eso no se compra nada, y menos mal que estamos ante un pueblo que el sufrimiento lo soporta con humor, y así hay quien hace broma con lo que le dan como pensión del Seguro Social, diciendo que le dieron medio cartón de huevos, pues esa cantidad ni siquiera le alcanza, para comprar el cartón completo.

Carlos Andrés Pérez, cuando andaba en sus afanes populistas, mucho antes de ser candidato a la presidencia en el año de 1988, y era, al igual que Chávez y demás fauna que lo siguió, de una ignorancia delirante, proclamaba que las bombas, que lanzaba el Fondo Monetario Internacional, eran sólo mata-gente; criterio que vino a aclarar con los años, tan pronto comprendió que este organismo, no se trataba sino de un club de naciones amigas, que fue creado, precisamente, para estabilizar los desbalances, que se presentaban en las economías de cada una de dichas naciones; producto de políticas erradas, como las que se adoptaron en Venezuela, antes de la llegada a su segunda presidencia; justo, una pudiera valerse de esta misma metáfora, y considerar hoy lo mismo: esas bombas, que lanza Maduro desde su bunker de Miraflores, cada vez que adopta una medida de esta naturaleza, no son sino sólo mata gente; porque además de impactar sobre el precio de los productos, conllevan asimismo al cierre de numerosas empresas, como lo demuestran las cifras de organismos como Conindustria, que reportan que para antes de la llegada de Chávez al poder, existían en el país unas 14 mil industrias en plena producción; cuando hoy apenas quedan unas cuatro mil, y lo más probable es que, después de este último aumento compulsivo, que acaba de decretar este 1 de mayo, se produzcan más cierres, con la consecuencia de que va más gente a la calle desempleada; pues, si algunas han sobrevivido a estos embates, derivados de políticas económicas erráticas, lo más probable es que ya no resistan, sobre todo, a raíz de este último aumento, dada su enorme proporción, y en un momento en que el consumo del venezolano se ha caído por completo.

Allá en el horizonte Maduro tiene precisadas a las mafias, que mueven los intereses oscuros de nuestra economía, y que las va a combatir, una vez que llegue a la presidencia, como si se tratara de un candidato de la oposición; sólo que lo más probable es que cuando asuma, tan pronto Tibisay Lucena lo declare de nuevo investido del solio presidencial, no las encuentre; pues como se lo dice más de uno, esas mafias no están compuestas sino por gente de su camada, es decir, su entorno más cercano, y quienes se benefician, precisamente, de mecanismos aberrantes, como el control de cambios, y digo aberrantes por el hecho de que su existencia implica la aparición de esa bomba mata-gente, como es el dólar paralelo, que mientras más alto se pone, mejor para las mafias, pues en las presentes circunstancias por cada divisa, obtenida en el mercado cambiario oficial bien sea a través del Dipro o a través del Dicom; que colocan, luego, en el mercado negro; se ganan un millón de bolívares, si es que nos atenemos al precio hoy; que es lo que explica esa fortuna exorbitante que detentan los favoritos del régimen; que, por cierto, ya no son los mismos de la época de Chávez, en vista de que las mafias de aquel gobierno están siendo en estos instantes perseguidas, como sería el caso de Rafael Ramírez, sobre quien pesa ahora una orden de captura, y quien se ha tenido que refugiar en destinos inexpugnables, esto es, en países hacia donde no pueden llegar por el momento las garras del presente régimen.

Ahora, ¿quién le ha dicho a Maduro, que su gobierno no está constituido sino por mafias? He allí una expresión que la manejan a cada instante los economistas, y que seguramente él ha escuchado, y como se trata de una persona que habla para atrás y para adelante, no se da cuenta de que cuando la suelta, no está sino admitiendo esa gran verdad; de forma que en la opinión pública es común escuchar de la mafia de Cilia Flores, de la mafia de Diosdado Cabello; de la mafia de aquél, que resucitó, y que Chávez lo había execrado, precisamente, por corrupto; es decir, los grandes generales de esta larga guerra que hemos tenido en el presente.

[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com