end header begin content

opinión

Después de la farsa electoral

8 mayo, 2018

¿Qué sucederá muy probablemente el 20 de mayo y, sobre todo, cuáles serán las consecuencias? Ante el enfriamiento de las protestas masivas de calle, por un lado y, por el otro, el elevado rechazo popular a Maduro, se puede entender que en el deseo de salir del narcorégimen algunos consideren de buena fe que votar es la única opción. Cabe analizar si eso es lo acertado, tomando en cuenta la situación política el día después de la farsa.

¿Podrá ganar Henri Falcón a pesar de que no ha logrado aglutinar a su alrededor a la oposición y tampoco a disidentes del chavismo y, además, carece de maquinaria electoral para defender sus votos? Por si esto fuese poco, ¿podrá convencer a las cuatro fanáticas rojas del CNE de que no permitan el ventajismo oficial y que no alteren los resultados. ¿Qué probabilidad hay de que esto suceda?

Algunos piensan que un escenario posible es que Maduro, ante su fracaso y presiones, permita que Falcón gane. Lógicamente no hay almuerzo gratis y Falcón tendría que comprometerse a no perseguir a los corruptos, ni a quienes han violado los derechos humanos. Desde luego, aunque no guste, este escenario es preferible a que Maduro siga en Miraflores. Sin embargo, ante la evidencia de que el dictador está rodeado por el grupo rojo más recalcitrante, el cual tiene mucho que perder, no es realista pensar que acepte llegar de segundo. Es decir, este es un escenario posible, pero con una probabilidad inferior al uno por ciento de que suceda.

Los maduristas están decididos a que se produzca el simulacro electoral y a ganar por las buenas o por las malas. Por su parte Henry Falcón no muestra señales de retirarse. Lo esperado es que gane Maduro utilizando abusivamente los recursos del Estado, amedrentando y contando con la complicidad del CNE, el cual abultará el número total de votos y ese “excedente” lo distribuirá entre los participantes.

La consecuencia inmediata de un Maduro triunfante, ante un contendor que algunos perciben como opositor, es que con el tiempo probablemente disminuiría la presión internacional. Fortalecido, gracias a quienes acudan a votar, profundizaría la medidas en contra del sector privado, el país se deterioraría aún más y venezolanos y residentes seguirían emigrando. Desde luego que terminaría por renunciar obligado por la crisis, pero no en el corto plazo que requerimos.

Lo procedente para poder salir del régimen lo antes posible es que Falcón se retire. Ello agudizaría la crisis política y los países más importantes de la comunidad internacional no reconocerían a Maduro, acentuándose las sanciones. Ante esta situación el dictador podría verse obligado a negociar una transición, en la cual podría podría participar Falcón.

Al exgobernador de Lara lo acompañan algunos ciudadanos de buena fe. Cuenta con el apoyo de Eduardo Fernández y de Claudio Fermín, quienes tienen una trayectoria democrática y conocen de política. Por ello extraña que estos destacados ciudadanos llamen a votar, obviando que los dieciséis más importantes países de nuestro continente y el Parlamento Europeo no avalan la elección y están dispuestos a no reconocer el resultado. Además, que los principales partidos de oposición y la mayoría de los ciudadanos de a pie no votarán en rechazo a una una elección diseñada para intentar perpetuar en el poder a quien ha sido inhabiltado y suspendido por el TSJ legítimo.

De no retirarse, Falcón tendrá doble pérdida. Será derrotado en la farsa electoral y también en la opinión nacional e internacional. Ojalá que, por su futuro y el del país, se retire y más adelante pueda contribuir a unir a los venezolanos de buena voluntad. Quienes lo apoyan, por los motivos que sean, deberían percatarse de que por algo Maduro ofreció un premio a quienes voten y que cargarán con el sambenito de haber aupado un proceso que rechazan los demócratas del mundo. Nadie debe olvidar que los rojos se robaron las gobernaciones de Bolívar y Zulia, desconocieron la Asamblea Nacional y han insistido en que no entregarán el poder.

Como (había) en botica: El excelente documental “Mujeres en el caos venezolano”, de Margarita Cadenas fue presentado con éxito en el Festival Internacional de Documentales, Hot Docs., en Toronto. Cinco mujeres presentan su tragedia para sobrevivir en Venezuela en medio de la escasez, del elevado costo de la vida, de la inseguridad y de la ausencia de justicia. Felicitaciones a nuestra distinguida cineasta. Según Platts,la fuente de información de mayor credibilidad mundial en energía, la producción de petróleo de Venezuela en abril fue de solo 1.410.000 barriles por día, apenas un 4,4% de la producción de la OPEP. Según Padrino López, “el legado de Marx está más vigente que nunca”. Cabe preguntar a este ignorante centurión qué países siguen esa fracasada doctrina. El general Richard López Vargas reconoció que 1.777 guardias nacionales habían desertado. Debería también reconocer su responsabilidad al respecto ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com