end header begin content

opinión

Leandro Rodríguez Linárez

El peligro del 20 de mayo

4 abril, 2018

Supongamos se mantiene la fecha del 20 de mayo, aunque la fecha es lo que menos importa pues lo medular es la desinstitucionalización que día a día desbarata la nación, ese ominoso día Venezuela quedará sin ejecutivo, los países geopolíticamente influyentes del planeta han dicho no reconocerán a un presidente electo en las inconstitucionales condiciones de prefabricación electoral.

Ello representa un gran peligro para el pueblo, veamos: El gobierno, por haber inhabilitado la Asamblea Nacional, asesinado el revocatorio y consumado una constituyente al margen de la ley y la legitimidad, se llenó de sanciones internacionales, hoy sin parlamento no puede contraer legalmente créditos ni financiamientos. Ahora bien, imagínense qué nos ocurrirá sí se desarrollan las elecciones cómo están planteadas, a la ausencia del poder legislativo, al gobierno se le sumará el desconocimiento de su ejecutivo, es decir, lo que hoy es grave, como la inflación y escasez, posterior a la celebración de estas elecciones serán mucho peores.

Son muchos los datos extraoficiales, se estima que cerca del 25% del REP (5 millones) se encuentra en condiciones de esclavitud electoral, son obligados a votar por el gobierno para no perder las dádivas que reciben, las casas que ocupan, sus puestos de trabajo, bonos, etc. El mismo CNE ha dicho 10% (más de 2 millones) de electores no se encuentra en el país, de ellos solo 100 mil podrán votar. Así, tenemos que de 20 millones de venezolanos facultados para votar la oposición arranca aproximadamente con -7 millones de votos.

No solo eso, los candidatos de “oposición” deben enfrentarse al uso y abuso de los recursos e instituciones del Estado a favor de Maduro, además de las innumerables tretas como apreturas tardías o cierre temprano de centros de votación mayoritariamente opositores. La migración de votantes, de centros, la prohibición de testigos de mesa de partidos ajenos al Psuv, la amedrentadora utilización de los todos rojos, de paramilitares circundando, entre otras ilegalidades más, hacen de estas presidenciales un proceso 100% viciado, innatural.

Entre los obligados a votar por Maduro, los opositores que decidan participar y un CNE que, según Smartmatic, ofrece resultados “no fidedignos”, el otro peligro de estas presidenciales es que el gobierno podría intentar confundir a propios y extraños exhibiendo presuntas cifras elevadas de participación que buscarán “legitimar” a Maduro, incluso, no es de extrañar digan votaran más venezolanos que en las elecciones del 6D 2015, hasta ahora las más votadas de nuestra historia.

Así, las venideras “presidenciales” se han convertido en un peligro real para los venezolanos, donde lejos de solventar los problemas del país los terminará agravando. Para unas verdaderas presidenciales se debe: 1) El cese de funciones de la ANC y nulidad de todos sus actos. 2) Elección del un nuevo CNE de conformidad a la constitución. Sin estas dos acciones no habrá en el país elecciones legales ni ajustadas al verdadero sentir de los venezolanos.

@leandrotango



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com