end header begin content

el mundo, tecnología, titulares, variedades

Especial ND: Cambridge Analytica desnudó la vulnerabilidad de Facebook

11 abril, 2018

William Peña / 11 abr 2018.- Se estima que un 40% de los usuarios de la plataforma en Estados Unidos, estimados en unos 229 millones, fueron afectados por la obtención ilegal de datos que posiblemente influyó en la elección de Donald Trump como presidente. En Estados Unidos hay 380 millones de habitantes y pueden votar más de 100 millones.

La crisis de Facebook, el aún rey de las plataformas sociales en Internet apenas comienza y, es probable, que la imagen de la empresa no sólo termine más golpeada, sino que millones de sus usuarios, los más escépticos, salgan disparados y busquen refugio en otras plataformas sociales.

Los 87 millones de datos de usuarios que fueron recogidos por una aplicación desarrollada por Cambridge Analytica, la compañía ligada al escándalo de la elección de Donald Trump y que está en el ojo del huracán por formar parte del oscuro negocio de la obtención de información sin autorización, son apenas el principio de una serie de descubrimientos que comienzan a aparecer, toda vez que Facebook termine por aceptar que los datos de sus más de dos mil 300 millones de usuarios pueden ser utilizados sin que ellos puedan hacer mucho para evitarlo.

Lea también: Zuckerberg afirma que Facebook colabora con el fiscal para la trama rusa

Lea también: Facebook borra otras 200 páginas y perfiles relacionados con la trama rusa

Y es que el corazón de Facebook es precisamente ese, ser una vitrina en donde sus audiencias exponen gustos, intereses, sentimientos, fotos, videos, entre otros y la empresa elabora grandes estadísticas del comportamiento de sus audiencias que comparte con terceros (desarrolladores, anunciantes, agencias, etc) para que apuesten, desarrollen e inviertan en su plataforma y tengan éxito.

Además, las empresas también pueden hacer lo propio para recoger datos en la plataforma, entre ellos juegos, aplicaciones, encuestas, eventos, etc y eso, hasta ahora, no era ilegal. Pero lo de Cambridge Analytica es sólo un abreboca del complejo entramado que existe en las plataformas digitales para obtener información de los usuarios sin que estos si quiera lo sospechen y que, en este caso, tiene una connotación superior porque está vinculado a Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos y porque salió a la luz pública por la importancia que representa, sobre todo por la posible utilización de los datos de más de 87 millones de usuarios de Facebook para influir en la balanza de las elecciones del 2016 por la silla del país más poderoso del mundo.

El profesor de la Universidad de Cambridge, Aleksandr Kogan, fue el encargado de desarrollar la aplicación Thisisyourdigitallife, que contestaron 270 mil personas y que les permitió acceder de forma indirecta a la información de más de 50 millones de usuarios de Facebook en principio, aunque Facebook confirmó que fueron muchos más. Esa aplicación, según la investigación que lleva adelante la Fiscalía de Estados Unidos, pudo influir en la toma de decisión de grupos pequeños, en pueblos y zonas que, con esos votos, sumados, le dieron el triunfo a Trump. Fue un trabajo Psicométrico genial.

Como se sabe, la encuesta permitió acceder a los datos de los usuarios una vez que éstos participaron y, a su vez, a información de sus amigos en la red. Con esto, Cambridge Analytica logró hacerse de la información de prácticamente el 40% de los usuarios de Facebook en Estados Unidos, estimados en unos 229 millones, pues la mayoría de respuestas provinieron de ese país y, además, analizó esos datos para impulsar estrategias que pudiesen influir en la decisión de millones para votar por uno de los candidatos a la presidencia de EEUU. Una de ellas fue conocer sobre qué tema estaba moviéndose y que el equipo de Trump desarrollara un discurso en esa línea. Además, el equipo de Trump, según las investigaciones, podía enviar miles mensajes diarios en diversas plataformas, de acuerdo a la información obtenida y así mover la balanza en las audiencias con respecto a temas y simpatías, entre otros, pues de forma predictiva sabían lo que las audiencias claves querían escuchar.

Al principio del escándalo, Facebook dijo que “Kogan tuvo acceso a esta información de una manera legítima y a través de los canales apropiados que regularon a todos los desarrolladores de Facebook en ese momento”, pero después reculó y abrió investigaciones, eliminó los accesos a la plataforma de Kogan, Cambridge Analytica y todo lo que lo rodee y, además, quiere ir por más.

El 10 de abril Zuckerberg se presentó ante el Congreso de los Estados Unidos. Durante la audiencia aseguró que su empresa trabaja con el equipo del fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, para colaborar con las investigaciones.

“De hecho no sé si ha habido requerimiento legal para ello. Creo que puede que lo haya habido, pero lo que sé es que estamos trabajando con ellos”, dijo el SEO de Facebook luego de aclarar que no ha sido entrevistado, aún, para la investigación.

En Europa, ya la Unión Europea confirmó que más de 2,7 millones de usuarios fueron afectados y sigue creciendo el número. En América Latina, aún no hay información sobre cuentas afectadas.

La revelación de Cambridge Analytica puede cambiar radicalmente la forma en que Facebook y otras plataformas obtienen datos de sus audiencias, impactando el negocio de terceros y el de ellos mismos, así como seguramente impactará la confianza de los usuarios en las plataformas que aseguran que sus datos no son entregados a terceros.



Etiquetas: |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com