end header begin content

opinión

Beltrán Vallejo

Las cárceles que usted no construyó

3 abril, 2018

El gobierno de la irresponsabilidad y del cinismo, a propósito de la horrible masacre de presos en PoliCarabobo, vuelve a presentar su peor rostro, y también a pronunciar frases que quedarán para la historia de la iniquidad venezolana.

Me refiero a que usted, señora Iris Valera, acaba de decir de que no tiene “vela en ese entierro”; que eso no es de su incumbencia. Así se expresó de manera textual ante los medios de comunicación: “Hubo una tragedia que nos duele en el alma con personas que estaban allí en calabozos policiales del estado Carabobo, y que no le corresponden al Ministerio Penitenciario, eso es función policial”. ¿Es tan cierto eso que usted dice, señora Iris? Pues le demuestro que en un gobierno serio, usted debiera renunciar, por lo siguiente:

Resulta que usted, Ministra, el 15 de junio del 2012, le informó al país sobre la construcción de 24 cárceles para reos procesados. En ese momento llegó a describir todo un proceso por etapas, que comenzaría con la construcción de penitenciarías en Caracas, Miranda, Carabobo, Monagas, Aragua, Anzoátegui y Zulia; en sí, todo un conjunto de obras que serían inauguradas en el 2014. Para tal labor, resulta que en esto consistió uno de los últimos presupuestos aprobados por Hugo Chávez, donde se designaron 1.497 millones de bolívares para la primera etapa de construcción de 8 cárceles, como arranque de esas 24. Hay que recordar que este movimiento copioso de obras fue obligado por un decreto de emergencia, a raíz también de otras masacres: la del Rodeo, que dejó un saldo de 19 muertos; y la de Yare I, donde murieron 20.

Sin embargo, con todo y orden última del “Comandante Eterno”, usted, doña Iris, sólo hizo dos de las 24 cárceles prometidas y presupuestadas. Es decir, este incumplimiento, considerando la tragedia de la masacre de policarabobo, por supuesto que fue una gran contribución para el acumulado de hacinamiento que viven los calabozos policiales, una condición que indiscutiblemente gravitó en la violencia criminal que hace unos días imperó en la matanza de esos reclusos que protestaban la inclemencia de su infierno. Incluso, usted ha tratado de edulcorar la no realización de esas 24 cárceles con la inauguración de módulos, anexos nuevos o rehabilitados, y otras obras que ha intentado disfrazar como cárceles; pero lo cierto es que no cumplió.

Entonces, usted, Ministra, sí es responsable ¿Dónde están sus cárceles fantasmas? ¿Por qué no cumplió con el carácter de “emergencia” del decreto del finado? ¿Dónde están los reales presupuestados? ¿Qué dice la Contraloría General de la República sobre su incapacidad y negligencia? ¿Qué dice Maduro? (¿Qué puede decir este señor, el máximo responsable de todas nuestras tragedias nacionales, y que la mantiene a usted en el cargo contra viento y marea?).

Usted, señora Ministra, no puede lavarse las manos, esas que están manchadas de sangre; como también las tiene manchadas Lacava; como también las tiene manchada el Poder judicial y su cáncer denominado retardo procesal; como también las tiene manchada un Tarek Williams Saab, que de aquel defensor de los derechos humanos sólo le queda una sombra errante, tal sayona plañidera de las atrocidades y crímenes de un régimen que protege como cancerbero a las puertas del infierno. Sus palabras, Iris, para alejarse de la responsabilidad de esa atrocidad cometida sobre más de ochenta reos, son retoños deformes de un gobierno inmoral, que sólo procrea tragedias para los venezolanos; que sólo pare una noche oscurísima y cerrada sobre un pueblo que gime.

¿Cuándo nos curaremos de esta infección política que usted representa?

[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com