end header begin content

opinión

Antonio Barreto Sira

¡Agua!

24 abril, 2018

Lo hemos dicho, en nuestra gestión tenemos dos ejes estratégicos como son: Salud y Alimentación, y sobre esos temas levantamos una política de acción que se describe con hechos tangibles.

No obstante, estamos abordando con seriedad y responsabilidad la histórica y grave problemática de escasez de agua que existe en diversos sectores y municipios de nuestro estado.

Por años, municipios enteros han sufrido por lo que llamamos la “crisis de los grifos secos”, esto debido a la falta de atención a este problema que condenó a miles de anzoatiguenses a vivir como camellos.

Frente a esto, nuestro gobierno ha nombrado un equipo de expertos del tema hidráulico para levantar una propuesta real y realizable que nos permita ofrecer una solución efectiva y definitiva a esta situación.

Y, aunque no tengamos los recursos para emprenderla, quiero que todo el estado sepa que nos moveremos a donde tengamos que ir a buscar los medios para darle agua a nuestra gente y detener la crisis de los grifos secos.

¿Y por qué abordamos el tema del agua cuando nos deberíamos centrar en salud y alimentación? La respuesta es sencilla, porque sin agua no hay vida.

De qué nos sirve realizar jornadas de vacunación y fumigación cuando la carencia de agua limpia es un generador de enfermedades en las diversas comunidades.

Para garantizar la salud y la vida a los anzoatiguenses debemos ofrecerle agua y agua limpia, como principal Derecho Humano de nuestro pueblo. Sin agua no hay vida, y sin vida nunca podemos hablar de salud.

Y, aún más importante es el agua en el sector alimentación. Cómo llevarle víveres al pueblo cuando éste se muere de sed. Cómo podemos hablar de producción de alimentos sin el agua que éstos necesitan para germinar y crecer.

En pocas palabras: Para comer, tenemos que cosechar. Para cosechar, tenemos que sembrar. Y para sembrar, necesitamos dos cosas: semillas y agua. Por ende, estamos impulsando acciones que nos permitan garantizarle al pueblo anzoatiguense acceso al preciado líquido.

Si queremos un campo productivo que nos permita abastecer al programa Mercadito Pa’ Toitos, entonces los productores necesitan agua para sus cosechas y para cría a sus animales. Así de simple.

Y mientras avanzamos en los temas estructurales, en ideas definitivas, no podemos dejar que el mal servicio del agua continúe afectado a nuestros municipios. En aras de esto hemos empezado a cumplir con hechos.

A través del Plan Anzoátegui en Movimiento pusimos en funcionamiento tres pozos de agua en el municipio Anaco, lo que es una deuda saldada con nuestros hermanos anaquenses.

Hace unas semanas, cuando fuimos a inspeccionar como quedó la rehabilitación de la sala de hospitalización infantil del Hospital Angulo Rivas, les prometí a los anaquenses que íbamos reactivar los pozos de agua y así lo hicimos.

Además, llevamos el agua a la parroquia Úrica en el municipio Freites, se perforó otro pozo en la población de San Mateo, y se realizaron las reparaciones y renovaciones en los acueductos de los municipios Santa Ana y Cajigal. Y en los próximos días crearemos tres pozos más en El Tigre.

Estos son hechos concretos, acciones pequeñas de gran impacto positivo para nuestro estado.

Por encima de los obstáculos y vicisitudes está nuestro compromiso de lucha y trabajo por nuestro estado. Por eso seguimos en movimiento por Anzoátegui.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com