end header begin content

nacionales, titulares

Especial ND: Solo la suerte salvó a Vista Alegre del incendio forestal del sábado

20 marzo, 2018

Julio Materano / 20 mar 2018.- Las llamas alcanzaron tal vez cuatro metros. Y los vecinos más aturdidos salieron con tobos rebosados de agua para intentar apaciguar el fuego.

Para Jazmín Rodríguez, una vecina de Vista Alegre, que vio cómo la humareda sofocaba a las familias de la calle 12, era la materialización de lo que hasta la madrugada del sábado 17 de marzo había sido un presagio: la candela se alzó y consumió más de un kilómetro y medio de maleza y vegetación, un área importante de la capa vegetal del parque “Topo Las Piñas” que se ubica detrás de Vista Alegre.

Lea más: Bomberos de Anzoátegui protestaron por bajos salarios y falta de implementos

La columna de humo, que se visualizaba desde la autopista Francisco Fajardo, en el tramo oeste de la ciudad, inquietó a los vecinos quienes reportaron lo que ocurría la noche del domingo a los Bomberos del Distrito Capital. Aun cuando la solicitud de auxilio fue atendida de inmediato, las maniobras de los funcionarios lucían inútiles sin sus principales herramientas, coincidieron lugareños.

Jazmín Rodríguez dice que tuvieron dificultades para combatir el fuego. Enfatiza que solo se vieron siete hombres luchando contra aquella vorágine. “Esa pobre gente no tiene los implementos adecuados para enfrentar una contingencia como esa. Muchas de las familias están asustadas porque las llamas encandilaban, todo ardía al rojo vivo y se consumieron pequeñas galerías de árboles y arbustos”, cuenta.

Alma Clara Mederico, vocera de Colinas de Vista Alegre, relata que la situación provocó pánico en la zona, donde hay alrededor de 2.500 familias. El humo espeso, combinado con el aullido de los perros y el griterío de algunas familias, endosaba aires de emergencia a lo que ocurría. Los carros eran el blanco más temido. Por un momento, dice Mederico, todo se nubló y los más osados salieron de sus casas para intentar cooperar con los Bomberos del Distrito Capital durante la noche.

Sin equipos ni agua

Habitantes de Vista Alegre dicen estar impresionados por lo que aseguran es el incendio de mayor magnitud registrado en la zona. Una situación similar ocurrió hace cinco año, pero nunca tan grande ni tan extenso, no durante 24 horas, contrasta Mederico.

Ana María Vivas, una residente de Vista Alegre cuya viviendas está de espalda a la montaña, dice que los bomberos intentaron contener el fuego, pero el esfuerzo fue infecundo. Las maniobras para combatirlo duraron al menos seis horas y no solo faltó el agua, hubo menos funcionarios de lo que se requería para atender la emergencia: al menos 20. En total, las llamas se extendieron por 24 horas.

El suceso, que tomó por asalto la cara sur de la montaña, no dejó daños materiales de gran magnitud ni víctimas humanas. Sin embargo, los vecinos resuellan un hecho que asoma su vulnerabilidad: el puesto de guardaparques del “Topo Las Piñas” fue devorado por las llamas y el funcionario salió despavorido para evitar ser alcanzado.

“No pudo hacer más sino huir para resguardarse porque ni Inparques ni el Ministerio de Ambiente ni el Gobierno del Distrito Capital aportan insumos para la vigilancia y mantenimiento de las área protegidas de la ciudad”, denuncia Alma Clara Mederico.

Por lo ocurrido, hay quienes piensan que deben articularse esfuerzos para dar herramientas que permitan organizar a los vecinos frente a una situación de emergencia. Algunos incluso piden que se habilite un cortafuego en la montaña para prevenir un episodio como ese.

En torno a las causas del fuego, los vecinos deslizan sus propias versiones, pero una que cobra mayor vigor es la de Mederico, quien piensa que fue provocado por invasores de oficio que ven en el parque “Topo Las Piñas” una posibilidad para construir asentamientos informales.

El pulmón vegetal de la urbanización, sostienen algunos, está en la mira de personas que dicen no tener una vivienda propia y que aspiran procurarse una al margen de la legislación. De acuerdo con el capítulo Vivienda y sus Servicios de la Encuesta sobre Condiciones de Vida 2015, 64,3 % de los hogares del país son autoproducidos. El estudio, elaborado por académicos de la UCV, USB y UCAB, agrega que 10% de la población vive en ranchos.

Aumento de la temperatura

El Primer Reporte Académico de Cambio Climático, una investigación elaborada por científicos de la Academia Nacional de Ciencias Físicas, Naturales y Matemáticas de Venezuela, vincula el incremento de la temperatura superficial en Caracas con la alta incidencia de incendios forestales. De acuerdo con los registros históricos, la ciudad ha experimentado incrementos de la temperatura superficial de más de 10ºC, lo cual intensifica fenómenos como la calima que deriva en afecciones respiratorias.

“Es probable que el incremento de temperatura registrado de forma creciente en la ciudad de Caracas durante los últimos 50 años, tenga relación con la contaminación del aire, causando problemas de índole alérgico y respiratorio, incrementado el reporte de las infecciones respiratorias agudas en el Distrito Capital y el estado Miranda”, concluye el estudio auspiciado por la Embajada Británica en Caracas.

Con los registrados en San José de Cotiza, en la última semana se han producido por lo menos cinco incendios en Caracas. Entre esos eventos se cuentan los ocurridos entre este domingo y lunes en Montalbán, en Libertador, y Terrazas de El Ávila, en el municipio Sucre. Y en El Hatillo se vio afectada la zona de Los Pomelos. Hasta este lunes en la mañana aún había algunos focos en Vista Alegre.



Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com