end header begin content

política, titulares

Especial ND: Militares acusados de conspirar tenían poder de fuego y tropas

13 marzo, 2018

Sofía Nederr / 12  mar 2018.- El Gobierno de Nicolás Maduro acumula un registro de más de 60 militares detenidos en investigaciones sobre presunta rebelión. La mayoría de los uniformados detenidos por conspirar pertenecen a los componentes Aviación y la Guardia Nacional Bolivariana.

Lea más: Maduro convoca ejercicios militares para demostrar que “Venezuela se respeta”

Sin embargo, el grupo de 9 privados de libertad, el 2 de marzo, en el marco de una operación que se ha denominado “Movimiento de Transición de la Dignidad del Pueblo”, son del Ejército Bolivariano y 4 de ellos comandaban unidades estratégicas: El 312 Grupo de Caballería Motorizado GB Juan Pablo Ayala ,ubicado en Fuerte Tiuna, el 413 Batallón Blindado “GB Pedro León Torres” de Valencia; 802 Batallón de Apoyo Logístico GB Juan Antonio Paredes de San Cristóbal y el 432 Grupo de Artillería de Campaña Autopropulsado “GJ Cipriano Castro” en Calabozo.

“Por primera vez, el presidente Nicolás Maduro, en sus miedos, ha decidido ir contra ‘oficiales de comando’ que dirigen unidades con poder de fuego. Esto es muy importante y no tiene precedente. Se percibe un miedo real”, sostuvo Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional.

La analista castrense añadió que no puede desestimarse el hecho de que el Teniente Coronel Igber José Marín Chaparro, comandante del Batallón de Infantería Motorizada Juan Pablo Ayala, es uno de los detenidos.

San Miguel indicó esta instalación militar es estratégica por encontrarse dentro de Fuerte Tiuna, donde está el Ministerio de la Defensa y gran parte de las unidades clave del Ejército, y por la capacidad de fuego que maneja: vehículos blindados livianos de ruedas, tipo dragón 300 con cañón de 90 mm, trasporte de tropas y vehículos rusos BTR 80 forman parte de los sistemas de armas asignados.

militares

Señalan que acusar a los militares detenidos de planificar una rebelión no está sustentado en pruebas

Estos últimos equipos forman parte del Convenio de Cooperación Técnica Militar entre Venezuela y Rusia que inició el presidente Hugo Chávez en 2005.

El general retirado Juan Antonio Herrera Betancourt, especialista en blindados, explicó que el Batallón Ayala está dotado de una gran capacidad de destrucción debido a los cohetes misilísticos que maneja, gran alcance, además de la alta tecnología. “El Batallón Ayala es una de las unidades élite del Ejército”, dijo.

El militar añadió que las otras tres unidades, cuyos comandantes han sido señalados por rebelión, también tienen mucha importancia y despliegue logístico y operativo, además de ascendencia sobre efectivos de la FANB.

Herrera Betancourt señaló que las unidades fronterizas, como el 802 Batallón de Apoyo Logístico GB Juan Antonio Paredes de San Cristóbal, son esenciales para el Ejército debido a su dotación y ubicación estratégica.

San Miguel y Herrera Betancourt señalan que en este caso, en el que 9 militares fueron acusados de los delitos de traición a la patria, instigación a la rebelión y contra el decoro militar, no se puede decir que hubo el conato de una asonada militar.

“No podemos afirmar que lo que ha ocurrido sea un intento de golpe. Sería imputar un delito a estos militares que hoy están privados de libertad. Cuando hemos advertido sobre la posibilidad de un golpe frío, tiene que ver con un sector militar chavista que no se ve representado en las ejecutorias de Maduro”, afirmó la abogada.

La analista recordó que, en 1948, Carlos Delgado Chalbaud, entonces Ministro de la Defensa, 48 horas antes de dar un golpe de Estado “se le cuadraba y rendía honores al presidente Rómulo Gallegos”.

El general Herrera Betancourt considera que la acusación contra oficiales con una hoja de servicio impecable en la carrera militar no puede desestimarse: “Esto es bien significativo. No se puede perseguir a oficiales que han sido detenidos por estar reunidos y hablando sobre la situación del país. Quiere decir que pese al propósito ideológico que ha tenido el Gobierno, hay reacciones porque pese a ser oficiales egresados en 1999, cuando inició el gobierno de Chávez, saben que se ha dañado la mística y el profesionalismo de la Fuerza Armada”, señala.

Carrera en era chavista

El Teniente Coronel Marín Chaparro cuenta con un historial castrense limpio desde los tiempos en que Alférez Mayor, el cadete más destacado de su cohorte. Encabezó la Promoción Cnel. “Miguel Antonio Vásquez” que egresó de la Academia Militar del Ejército en 1999, y fue secretario de Hugo Chávez.

En julio de 1999, cuatro meses después de iniciada la era chavista, el general Francisco Rangel Gómez, exgobernador del estado Bolívar, dirigía la institución educativa.

Los Tenientes Coroneles Peña Romero, Medina Gutiérrez, Mota Marrero y Peña Palmentieri, también acusados de rebelarse contra el Gobierno de Nicolás Maduro, son compañeros de Marín Chaparro, quien es hijo de un Coronel retirado también del Ejército.

Amenaza continúa

La presidenta de Control Ciudadano afirma que la persecución en la FANB ha arreciado en los últimos tiempos por la aspiración del Jefe del Estado, candidato a la reelección en mayo, de configurar una casta militar madurista no chavista.

De allí que Rocío San Miguel vislumbra un incremento de la persecución no solo contra los miembros de la institución castrense que cuestionen sus políticas, sino también contra la oposición.

“Es previsible se extienda una nueva ola de detenciones contra diferentes sectores del país”, indica.

Silencio oficial

Desde el fin de semana del 3 y 4 de marzo, se difundieron las informaciones sobre la detención de los militares que fueron acusados el viernes de rebelión. El alerta lo dieron los familiares de los presuntos involucrados. Ana Palmentieri, madre del Teniente Coronel Juan Carlos Peña Palmieri, fue informada de que el oficial, que se encontraba realizando el curso de Estado Mayor, estaba privado de libertad en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar en Boleíta.

El 10 de marzo, el abogado Alonso Medina Roa informó de las imputaciones a 9 militares. Pero, hasta ahora, no ha habido ningún pronunciamiento oficial por parte del Ministerio de la Defensa o de algún vocero del Gobierno.

“El Ministerio Publico solo se basó en un informe de Contrainteligencia. No presento elemento alguno que pudiera confirmar su tesis”, señaló el abogado. Medina Roa denunció que en la acusación por rebelión no se ha respetado el debido proceso y se incumplió el Código Orgánico Procesal Penal según el cual la presentación ante tribunales debe hacerse en las 48 horas siguientes a la detención, en este caso el proceso tardó 7 días: los militares fueron privados de libertad el 2 de marzo y presentados ante el Tribunal Militar Tercero de Control de Caracas el 9 de marzo.

El abogado es el defensor de los tenientes coroneles Igber José Marín Chaparro, comandante del batallón de infantería motorizada Juan Pablo Ayala que está ubicado en Fuerte Tiuna y una de las unidades militares con mayor poder de fuego; Eric Peña Romero, Henry José Medina Gutiérrez, adscrito al Batallón Logístico de San Cristóbal, y Deibis Esteban Mota Marrero, comandante del Batallón Pedro León Torres en Valencia; el Primer Teniente Jaiber Ariza y el Sargento Supervisor Juan Gutiérrez.



Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com