end header begin content

opinión

Camarada

6 enero, 2018

Pasaron años montando el tinglado, Adán el hijo mayor, servía de enlace entre la Habana, su hermano infiltrado en las Fuerzas Armadas, encapuchados universitarios, viejos izquierdistas fracasados y descendientes de comunistas. Hijos resentidos de secuestradores, ex-asaltantes de bancos y guerrilleros colombianos… todos camaradas.

Como cobardes terroristas esperaban el momento propicio para atacar… por la espalda… por sorpresa; dentro de un sistema democrático que les hubiera permitido actuar públicamente. Ellos sabían que carecían de argumentos estructurados, para representar una opción convincente; necesitaban un golpe publicitario y la exaltación de las armas, para impactar el inconsciente colectivo… conscientes de que solo triunfarían por vía emocional.

Lo demás es historia, Chávez fue una opción que se apoyó en un malestar general, que había debilitado un sistema perfectible. Presentó un mensaje primario, destinado a manipular rencores, envidias y deseos de venganza.

Jamás pensó en construir un país o elevar su población, por el contrario, someterlo y reducirlo a la más vil dependencia.
Fueron diversos los intereses que lo acogieron: los “reconcomiados”; los que pensaron que podrían dominar al monstruo y dirigirlo, los que conocían sus verdaderas intenciones y compartían los planes de Fidel con el Foro de Sao Paulo.

Existieron los ilusos; los que sufrían por sus utopías perdidas; los que vieron la oportunidad de hacer negocios acercándose al régimen y aquellos a quienes se les alimentó odio y resentimiento.

Los que obtuvieron armas y motos, para controlar zonas y barrios; puestos al servicio del proyecto castro –chavista, esos contaron con impunidad para organizar sus bandas. A los militares comenzó poniéndolos donde había… y una vez “embarrados”, manipularlos a su antojo. Estos últimos, pronto dejaron la Patria de lado e instalaron sus propios “negocios”, a fin de enriquecerse lo más rápido posible… todos uniformados de rojo… camaradas.

Los camaradas ahora son ministros, miembros del TSJ, del CNE, controlan PDVSA, la distribución de la luz, la gasolina, los medios de comunicación, el arco minero, las divisas, todas las empresas expropiadas. Monopolizan la importación de comida, medicinas, papel y armas.

Son banqueros, aseguradores, contrabandistas, traficantes de droga, expertos en empresas de maletín, en triangular importaciones y depósitos bancarios ¡en el extranjero camarada! A todos ellos les importa poco la democracia, el bienestar del pueblo o el futuro del país.

Hay camaradas para todos los gustos, desde los que beben licores anejos, se visten de marcas y utilizan relojes de oro, hasta aquella que se siente muy a gusto con los privados de libertad… intima de los Pranes. El que perdió la vida por atormentar sus escoltas; los que utilizan damiselas pre-pago y hasta un imbécil que me escribe, creyendo insultarme por mis escritos.

Otros están en lo suyo; la prensa internacional denuncia que exministros y testaferros de políticos del Gobierno presidido por Chávez, recibieron comisiones ilegales superiores a 2.000 millones de euros, por intermediar a favor de compañías extranjeras en adjudicaciones de PDVSA. Dinero que fue ocultado en Andorra y luego enviado a paraísos fiscales como Suiza o Belice, a través de una intrincada red destinada a ocultar los fondos.

La paciencia internacional tiene sus límites y los corruptos empiezan a caer, muchos nombres aparecen en las listas de sancionados por los EEU y Canadá. Otros nombres aparecerán en un anunciado listado europeo.

En Madrid han sido detenidos miembros de la red, se señalan a los ex -viceministros de Energía de Venezuela Nervis Villalobos y Javier Alvarado; también un primo de un expresidente de PDVSA y además se investigan las cuentas ocultas del magnate venezolano de los seguros Omar Frías, cuyos depósitos alcanzaron los 586 millones de euros.

Ante el escándalo que se avecina, luego de 19 años en que los camaradas tenían “rueda libre”, para llenaron los bolsillos; Maduro decidió preparar su reelección lavándose la imagen y sacrificando a antiguos socios de Chávez. De esta manera eliminaba uno de sus rivales para la silla de Miraflores.

Las baterías se enfilaron contra el ex presidente de PDVSA Rafael Ramírez, hombre de confianza de María Gabriela Chávez, quien fue destituido como representante de Venezuela ante la ONU y desapareció del radar. El hombre puso sus barbas en remojo, ante la detención de Eulogio Del Pino y Nelson Martínez, sus sucesores en el Ministerio de Petróleo y la estatal Petrolera… y de su primo Diego Salazar.

Mientras tanto como lo afirmó Eva Gollinger, chavista de “uña en el rabo” e incondicional defensora de la revolución bolivariana: “los verdaderos mafiosos siguen en el poder”.

Por lo que podemos concluir que en esta “pelea de perros”, para el régimen los camaradas chavistas son corruptos y para el clan de los Chávez los maduristas son traidores.

El lumpen bolivariano, vive con abundancia, son camaradas boliburgueses, son testaferros de Diosdado, Tareck, Maduro o Cilia. Bailan y cantan mientras gracias a ellos, se pierden vidas inocentes en Venezuela; por hambre, falta de tratamientos médicos y bajo las balas de los camaradas colectivos.

Son los zares de la comisión, de la “tajada”, la corrupción roja y el mercado negro de divisas. Responsables de este doloroso despeñadero, han condenado al pueblo a vivir en la oscuridad, sin transporte y hurgando en la basura.

Miserables traidores de la Patria quienes, engañando al pueblo, se convirtieron en rastreros de los Castro y sus planes de expansión. El otrora camarada revolucionario es ahora pura escoria chavista, los reyes del compadrazgo, del abuso de autoridad, del atropello y de la represión… como tal pasaran al basurero de la historia.

Son los constructores de la “Venezuela Surrealista”, un país arruinado con una de las mayores reservas petroleras del mundo. Un país de gente formada, muertos de hambre gracias a la escasez de productos y la inflación galopante; donde el reposero de PDVSA, gana muchas veces más que, cualquier profesor de las universidades autónomas venezolanas.

Destructores de una república que era ejemplo democrático en la región, con una sociedad permeable y donde progresar era una realidad. Donde los supermercados te ofrecían una variedad extensa de productos, donde podías vivir de tu sueldo, comprar una casa y un carro.

En ese país con buenas universidades, teatros y orquestas, el venezolano tenía una familia unida, que nacía, crecía y moría dentro de sus fronteras. Fue arrasado por una escoria de expertos en malversación y por el saqueo insaciable de los recursos del Estado.

Pero los camaradas no saldrán “lisos”, las denuncias de Ortega Díaz los alcanzarán. Las denuncias ante la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de la ONU, por delitos de lesa humanidad, también.

El camarada de hoy dispara contra su pueblo, le niega el derecho a protestar y a exigir sus derechos, se ha convertido en un asesino. Encarna un proceso anti-histórico del desarrollo de la humanidad.

No establece diferencias, es un virus que ataca la sociedad, al ciudadano y a los países. Cuando alguien te llame así ¡protégete! Y protege a Venezuela; date la vuelta y corre en dirección contraria, entona el Himno Nacional… el patriotismo es el único antídoto que existe.

Ex Cónsul de Venezuela en París
Presidente de Venezuela-Futura, Francia

https://www.facebook.com/groups/181289191975263/
[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com