end header begin content

opinión

Blockchain

13 enero, 2018

La cadena de bloques es la tecnología en que se fundamenta el bitcoin y que fue inventada y desarrollada para darle viabilidad a la criptomoneda; ello ocurrió en 2009, y aunque realmente no se conoce a ciencia cierta al creador de tal maravilla tecnológica que está llamada a revolucionar al mundo, existe consenso para atribuir a Satoshi Nakamoto, ingeniero informático norteamericano con amplios conocimientos de física, radicado en California, la paternidad del invento; éste en 2008, publicó un artículo en la lista de correo de criptografía metzdowd.com3, describiendo un sistema P2P de dinero digital; además el registro de transacciones muestra que las direcciones conocidas de Nakamoto contienen aproximadamente un millón de bitcoins. Por otra parte, algunos investigadores piensan que Nakamoto puede ser un seudónimo que esconde a un grupo de personas que crearon el protocolo Bitcoin y su software de referencia.

Blockchain es una cadena de bloques informáticos, una especie de libro mayor de contabilidad que registra todas las transacciones efectuadas. Estos registros (bloques) están cifrados o encriptados, además de enlazados, por razones de privacidad y de seguridad. Los registros de transacciones se verifican mediante la replicación de este libro que es distribuido mundialmente a través de una red masiva y descentralizada de computadoras (nodos). Para recibir la data el usuario necesita una dirección compuesta por entre 24 y 37 letras y números, que actúa como buzón virtual; una vez incorporada, la información ya no hay manera de alterarla o eliminarla debido a que cuenta con un mecanismo de verificación de todas las transacciones que se han efectuado históricamente, de manera que aunque protege la privacidad de sus usuarios, permite rastrear las transacciones, debido a que por ejemplo, en el caso del bitcoin, las direcciones están almacenadas en los llamados monederos. Esto hace de blockchain una base de datos distribuida y segura (por obra del encriptado) aplicable a todo tipo de transacciones. Como no hay un registro de las direcciones, la gente puede operar de forma anónima al hacer una transacción.

Los datos que ingresan al blockchain no desaparecen, porque es un registro inalterable. Es una base de datos que sólo permite escritura. No se puede modificar ni borrar la data almacenada, sólo se puede añadir, previa verificación. Gracias al uso de una cadena de bloques común que se sincroniza entre los nodos distribuidos a escala mundial, se logra la irreversibilidad de las transacciones, lo que permite que nadie vulnere el sistema o cometa fraude sin que otros se enteren.

En la medida que transcurre el tiempo y sobre todo al crecer el furor por el bitcoin, más transacciones se van incorporando lo que llena la capacidad del bloque huésped al depender ésta de la estructura de la cadena de bloques y del tamaño de cada transacción. Cuando se satura un bloque hay que sellarlo, cuestión que realizan los usuarios al hacer minería de bitcoin, pero lo efectúan compitiendo con otros mineros, ya que el primero que logra crear un bloque válido y sellarlo, recibe bitcoins. La blockchain ha resuelto un tema crucial para la economía del mundo: la confianza. Esta tecnología con su base distribuida y descentralizada posibilita ahora que existan transacciones inviolables y seguras, lo que ha llevado a bancos centrales, a la banca privada internacional, al sistema notarial de cada país, a un sistema como la Apostilla de la Haya, a sociedades que certifican la autoría literaria o musical, etc., a investigar al respecto, puesto que podría prescindirse de sus servicios y generar con ello desempleo. Tales son las bondades y perjuicios de la tecnología.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com