end header begin content

opinión

Las mafias gobiernan y gobernarán

18 diciembre, 2017

El año 2017 presenta una gran paradoja: es tiempo de una creciente e inédita miseria para las mayorías, y a la vez de una mayor consolidación del gobierno de las multi-mafias revolucionarias. Un proceso que empezó a andar con los triunfos del 11A-02, 15Ag.-04, 12F-14 y que avanza significativamente con la victoria del cuadro de violencia abril-julio, impulsado por el propio oficialismo y asumido por las oposiciones.

Esta revolución triunfal es entonces un escenario sin precedente de carencias, insatisfacciones, frustraciones y desesperanzas de la historia de este ex país. Es la capacidad de destrucción socialista actuando, tanto en lo productivo como en lo humano-espiritual.

Un tal socialismo revolucionario que debe verse como la acción de una estructura de mafias militares, narco-traficantes, ladronas y civiles, y no de una clase proletaria o explotada.

Durante 40 años rigieron las mafias de la corrupción de los “demócratas”. El 04F-92 se amenaza ese poderío. Pero a partir del 02F-99, se instalan las mafias de todo tráfico y corrupción “revolucionarios”. Para el 11A-02 se anuncia la depuración y lanzamiento de la nueva PDVSA al “servicio del pueblo”. Pero 18 años después, carcomida por el robo de los “traidores”, poco queda de la principal, materialmente única, fuente productiva de este ex país.

Y los grandes beneficiarios disfrutan de los miles de millones de dólares robados. Sin embargo, el Estado delincuente monta un gran espectáculo de una supuesta gran justicia que se dispuso a “hacer recaer todo el peso de la ley contra todo aquel, venga de donde venga, que se haya atrevido a robarse un céntimo del patrimonio de los venezolanos”. La Fiscalía es ahora, después de 18 años, “una escuela de dignidad, ética y honestidad revolucionaria”.

Pero los ingresos son cada vez menores y la producción no petrolera llega al nivel de lo insignificante. Y ante la necesidad de recursos para el “populismo electrónico”, la revolución se entrega a la neo-colonización China y Rusia, sin romper con EEUU.

Es una especie de lo que muchos consideran como una “penosa y criminal regresión”, que nosotros vemos como la mayor evidencia de un proceso regido por una invasión-dominación que ha cambiado de forma, pero que no se ha roto o extinguido en ningún momento.

Se logra así una gobernabilidad y estabilidad que reafirma el sometimiento de la mayoría por la política del hambre, administrada por los CLAP y su consorte el Carnet de la Patria. Es la puesta en práctica de una maquinaria de control sin precedentes en la historia de esta neo-colonia.

Los carnet-patriotas no sólo deben cumplir con el derecho de votar por su “protector” sino además ajustarse a los chequeos que se les impongan.

En este cuadro se convoca para este 10D las elecciones de alcaldes. AD, PJ y VP, al verse derrotados el 15O, deciden no participar, “porque no hay condiciones para lo electoral”, que sí se crearán para las presidenciales mediante el diálogo.

El gobierno asegura así la mayoría de las alcaldías. Y no hay mafia que pueda detener su triunfo presidencial el 2018. Punto fundamental de los dialogantes es nombrar a la ex o agónica MUD como jefe de campaña de Nicolás Maduro.

Las incoherentes oposiciones continuarán reproduciendo así aquello del vamos a la calle con o sin retorno porque con los asesinatos no nos van a amedrentar. Porque éste no es el único camino. Hay que decirle no a la violencia y sí a las elecciones y al diálogo.

No hay condiciones para ir a las elecciones de alcaldes. Éstas se agotaron con las elecciones de gobernadores. Por eso hay que seguir en el diálogo dominicano. Pero estamos listos para asumir la jefatura de la candidatura presidencial oficialista.

Una vez que la dictadura cuente con la casi totalidad de las alcaldías y gobernaciones, lucharemos por “mejores condiciones electorales para las presidenciales”. Sabemos que eso no se va a lograr. Se tiene claro que no impediremos ni ganaremos las elecciones presidenciales. Porque nadie duda que ya no queda en la MUD la más mínima ascendencia de la que antes tuvo. Hoy es sólo desprestigio.

Por tanto, la única política en pie hoy aquí corresponde a las mafias-corrupción PDVSA-PSUV. La mafia-cúpulas opositoras es un simple refuerzo que ha logrado y logrará los mejores beneficios por los servicios prestados a la causa revolucionaria, ahora hasta como jefatura de campaña para la reelección revolucionaria a la presidencia para que siga la destrucción de este ex país.

Sancho, la nuestra hoy es la historia de una sucesión sin sucesión de mafias!

@ablancomunoz
[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com