end header begin content

opinión

Jesús Petit Da Costa

Todos son caminos si se tiene voluntad

5 noviembre, 2017

Permítanme citarme para guardar coherencia. Concluí mi penúltima columna con estas palabras: “Decapitado el colaboracionismo (Rosales, Capriles, López y Ramos) y desacreditadas las elecciones por ser imposible elecciones limpias con este CNE que la MUD (Rosales) vendió a Maduro, está abierto totalmente el espacio para que la alianza de los antisistema (que somos mayoría) movilice al pueblo contra el gobierno títere y contra el comunismo importado de Cuba, causantes del colapso de la economía, la ruina del país, escasez y carestía (hiperinflación) de alimentos y medicinas, del hambre y en suma de la crsisis humanitaria, hasta que culmine en la repetición del 23E1958″.

Y la semana pasada concluí que los hechos colocan a la AN “en esta disyuntiva:

1.- Acepta sumisa y pasivamente la decisión de la constituyente comunista, tanto en el caso del Zulia (cese de Guanipa como Gobernador Electo por haber desacatado la orden inconstitucional de juramentarse ante la Constituyente) como en los relativo a las municipales (convocadas inconstitucionalmente por la Constituyente), exponiéndose a que le retiren el Premio Sajárov por indignidad..; ó

2.- Procede a ejecutar los acuerdos pendientes, comenzando por designar al sustituto de Maduro, que como tal presidirá el gobierno de transición y a renovar todos los poderes públicos como se lo ordenan los Arts. 333 y 350 y el plebiscito vinculante del 16J”.

La AN no se ha pronunciado todavía. Ni siquiera se reúne. Pero la MUD, que tiene la mayoría de los diputados, ha implosionado. Infiltrados como Falcón (AP) y colaboracionistas descarados como Rosales (UNT) han salido del closet, donde estaban simulando ser opositores, aceptando “sumisa y pasivamente” la decisión de la constituyente comunista. Significa, por tanto, que los partidos de su propiedad la reconocen y sus miembros prestarán juramento ante ella cuando la narcotiranía premie su colaboracionismo regalándoles una alcaldía. Al salir del closet infiltrados y colaboracionistas se dificulta, por lo menos, que la AN proceda a dar el contragolpe constitucional como se lo ordenan los Arts. 333 y 350. Deberían intentarlo, sin embargo, los diputados de los demás partidos por dos motivos: 1) Para justificar el Sajárov. Sería inmoral recibirlo sin un gesto excluyente de los partidos que han reconocido a la constituyente comunista, a la cual la comunidad internacional desconoce y rechaza. Imagínense a los diputados de esos partidos como premiados en el acto de entrega. Lo interpretaría el Parlamento Europeo como una burla inaceptable, motivo suficiente para retirarles el premio. 2) Para adelantarse a la maniobra de la narcotiranía anunciada por Tareck Saab de proceder penalmente contra los políticos que convocan a la abstención en las municipales y de ilegalizar a sus partidos. La respuesta debería ser el cese de todos los funcionarios que han participado en la ruptura del orden constitucional (contragolpe constitucional en aplicación del 333) y la designación del gobierno de transición (ejecutando el acuerdo que declaró la falta absoluta de Maduro-233).

Si vivieran Betancourt, Caldera y Jóvito actuarían así, convocando al pueblo a la calle para respaldar el contragolpe constitucional y derrocar la tiranía. Sería la repetición del 23-E-1958, adaptado a las circunstancias actuales. Pero no hay en estos partidos quienes sigan su ejemplo, ni tengan su talla. Entonces la puerta está abierta para una salida estilo 1945: iniciativa militar pero gobierno presidido por civil.

Lo cierto es que todos son caminos para los que tengan la voluntad de ponerse en marcha.

@petitdacosta



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com