end header begin content

opinión

La traición y el colaboracionismo, hoy

3 octubre, 2017

Acatar el mandato popular otorgado el pasado 16 de julio de 2017 resulta crucial para el logro de la liberación nacional, y poner fin al genocidio en curso que ha hecho de Venezuela otro infierno socialista desde el 11 de abril de 2002.

Desde entonces, el socialismo tal como es su costumbre en gobierno, se ha valido de todas las artimañas conocidas, más allá de sus herramientas favoritas: La mentira y la violencia. Dentro de esas artimañas, la más detestable pero de gran eficiencia, destaca la conformación de una oposición a la medida de sus intereses, situación descrita desde hace mucho en Venezuela, pero que solo ahora alcanza ribetes de escándalo. Es la llamada ¨oposición oficial¨.

La oposición oficial se caracteriza por su ilimitada capacidad para simular confrontación al régimen gobernante cuando su objetivo primordial es garantizarle permanencia, asegurándose así la suya propia, con las ventajas inherentes al rol de ¨favorito del gobierno¨. Así entonces podemos identificarlos mientras desarrollan diferentes y variadas tácticas políticas, sean de naturaleza constante o esporádica, temporal o permanente, masiva o particular, pero de una estrategia común y perfectamente definida: Neutralizar cualquier planteamiento político capaz de socavar la permanencia del socialismo en el poder, y para ello le resultan validas tanto las técnicas de refinada simulación, como los más atroces mecanismos de violencia física.

En la actualidad ese objetivo lo constituye el precitado mandato del 16/07/2017, consulta respaldada por más de 7 millones de venezolanos que así lo manifestaron a través del voto legítimo. En consecuencia, observamos como el socialismo y sus aliados traidores y colaboracionistas pretenden distraer a la sociedad venezolana respecto a ese hito histórico que marcó un antes y un después en esta lucha por la liberación nacional, de imposible descarte por cuanto constituye el principal referente en torno al rumbo de esta lucha: 1) Rechazar y desconocer la Constituyente del dictador Nicolás Maduro Moros. 2) Demandar a la Fuerza Armada Nacional y a todo funcionario público la defensa y obediencia de la Constitución del año 1999 y el respaldo a las decisiones de la Asamblea Nacional. 3) La renovación de los poderes públicos de acuerdo a lo establecido en la Constitución. 4) La realización de elecciones libres y transparentes, y 5) La conformación de un gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional

¡Prohibido olvidar!
Ora y labora

[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com