end header begin content

opinión

Intervencionismo en Venezuela

1 septiembre, 2017

El régimen viene utilizando las instituciones que controla, para debilitar y, de serle posible, anular a la oposición, bajo argumentos acusatorios pretende lograr su objetivo, siendo uno de los fundamentos utilizados el intervencionismo extranjero.

Habría que dejar claro en qué consiste el intervencionismo. Una acepción clarificadora es “Se denomina intervencionismo a la tendencia a intervenir, participar o inmiscuirse en asuntos ajenos” (https://www.significados.com/intervencionismo/) lo que deduce, para el caso de países, que alguien externo, ajeno a los asuntos internos, decide o perturba la acción que le corresponde a sus nacionales ¿Cómo ocurre esto en Venezuela?

Se acusa al gobierno de los Estados Unidos como intervencionista y a miembros de la oposición venezolana como promotora y colaboradora de éste, con lo cual se pretende llevar a juicio a sus dirigentes por “traición a la patria”.

La oposición venezolana ha venido defendiéndose de la persecución a la cual la ha venido sometiendo el régimen en procura de su neutralización. Ésta no se ha dejado, lo cual es natural. Al ser mayoría en la Asamblea Nacional, poder con atribuciones constitucionales específicas y particulares, procura desarrollar actividades dentro del marco de sus competencias, estrategia que por cierto por su lado también viene haciendo el régimen. “Lo que es bueno para la pava también lo es para el pavo”. Además en alianza con la sociedad civil participa en protestas en pro de los derechos de más del 80% de los venezolanos, o sea de todos los que se sienten afectados por la acción gubernamental y, por lo tanto, lo rechazan. Una de las acciones que más ha perturbado al régimen es el exigir la aprobación asamblearia para todos los asuntos de crédito público y contrataciones con instituciones extranjeras, algo que está en la constitución y por lo tanto es requerido por quienes pretenden participar en esos asuntos. Otro objetivo es el cambio de la Presidencia de la República y los miembros de los poderes, lo que consideran insurreccional y golpista, mas al colocar el condicionante de que sea por la vía constitucional y electoral, la exigencia toma el calificativo de legítima y legal.

La oposición, en su esfuerzo por sobrevivir, además de la instancia nacional lleva sus recursos al escenario internacional, reclamando el derecho ciudadano de elegir, procurar un modelo que abra opciones para el bienestar nacional, se acaten las normas inherentes a los derechos humanos y el texto constitucional, se respete el principio democrático de separación de poderes y la majestad de la Asamblea Nacional. Estos esfuerzos en pro de la sobrevivencia, todos lícitos por cuanto se encuentran dentro del marco jurídico nacional, se aprecian como viables. La oposición lucha por sobrevivir usando instrumentos lícitos. Se entiende que el llamado que hace a lo internacional es para que dé apoyo y el país retome el carácter legal y democrático, algo que todas las fuerzas vivas vienen solicitando. Por lo que no es propiamente requerida la intervención, o sea no es que extranjeros vengan a hacer, por el contrario, siempre se ha señalado que la solución solo es posible con la sola participación de los venezolanos. Más lo que sí ha pedido es que lo internacional genere presión para que el régimen acepte retomar el camino democrático y constitucional, luego el hacer toca a los nacionales.

Lo internacional, en virtud de los requerimientos de la oposición, ha tomado acciones. Primero intentando verificar las denuncias, algo que ha sido evitado por el régimen, son muchas las instituciones y personalidades que han solicitado se autorice visitas para investigar “In situ” en materia de derechos humanos, lo que ha sido negado. Además del problema que se viene creando con la emigración de venezolanos a otros países de la región y de Europa, con las novedades en materia de narcotráfico y apoyo a grupos terroristas, lo cual merece ser aclarado, también ha sido obstaculizado. Entonces ante esa situación la comunidad de las naciones vienen presionando para que se resuelva. Los Estados Unidos han dado mayores pasos, al tomar medida financieras que colocan al país en situación muy difícil. Todas estas acciones son lesivas a los intereses nacionales, de esto nadie duda, mas ni desde dentro o de fuera se desea que extranjeros se presenten para resolver lo que toca al venezolano, por el contrario, la solución que reclaman venezolanos y extranjeros es que se cumpla lo contenido en el texto constitucional y el respeto por los derechos humanos. La satisfacción por parte del régimen en el cumplimiento de tales requerimientos bastaría para que todo tome el curso normal.

Mas, por parte del régimen la cosa es distinta. Quienes hoy detentan el poder en el pasado se aliaron con el castrismo cubano para derrocar los regímenes democráticos existentes, como ocurrió con el caso de Machurucuto (mayo 1967) y el proceso guerrillero de los años 60. Igual hoy, cubanos intervienen en asuntos internos de carácter civil y militar. Además, hay denuncias que guerrilla colombiana y activistas del Hezbolla han tomado posesión de parte de territorios venezolanos. Todo esto necesita aclaración.

Entonces, ante tales ideas: ¿Quién hace y permite el intervencionismo?



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com