opinión

Leandro Rodríguez Linárez

¿Por qué Venezuela jamás surgirá con el chavismo?

13 Septiembre, 2017

Desde que Chávez asumió la presidencia comenzó una lamentable repetición de los errores endémicos de la denominada IV República, enclaustró una élite todo poderosa, intocable y profundizó hasta los tuétanos la dependencia al rentismo petrolero, a pesar de las infatigables advertencias de economistas, academias y del sector productivo criollo.

Pero ello no comenzaba allí, desde su inicial planteamiento constituyente su brújula nunca estuvo cónsona con lo que Venezuela prioritariamente ameritaba ¿Era realmente necesaria una nueva constitución? La respuesta era un evidente ¡No! puesto a que el fortísimo apoyo popular del momento, la mayoría de las gobernaciones, alcaldías, la supremacía del poder ejecutivo (instaurado en la carta marga del 61’) le permitía sobradamente atender lo estructuralmente importante, luego podría ocuparse de una nueva constitución.

Su revolución fue (es) meramente política, nominal, de nomenclatura, solo ha cambiado el nombre de las cosas, empeorando lo que ya venía mal y generando nuevas debilidades, entre las que destacan los pranes, el bachaqueo, la desinstitucionalización, la inflación (de galopante a hiper), racionamientos, escasez, entre otras.

El boom petrolero solo sirvió para crear un entramado sistema de dominación social a través de controles, racionamientos y presuntas políticas sociales con fines netamente electorales. Ido el boom esos artilugios son inútiles, ya lo electoral no le genera dividendos al régimen, por tal motivo vuelve al plan inicial de Chávez de prometer una supuesta constituyente como panacea, con la que promete resolver los problemas empeorados, creados.

La lección no ha sido aprendida, Maduro (y su élite) continúan enfrascados en un modelo degenerativo, al no poder contar con altos precios del barril de petróleo, ahora desean hurgar las vísceras patrias para extraer, a expensas de nuestro equilibrio ecológico, minerales apetecibles en el comercio internacional, cuando lo correcto ha sido, es y será propiciar el emancipador desarrollo productivo del país, apoyarse en el esfuerzo, el ingenio y la creatividad del venezolano, transformarnos en una nación cuyo principal objetivo de sus gobiernos sea desarrollar las potencialidades de sus ciudadanos… no racionarlas, limitarlas, condicionarlas.

La razón del porqué de este proyecto injusto tiene sus bases en que no es un proyecto de país sino de retención del poder, lo que conlleva a la realización de lo indecible a fin de sostener al agónico gobierno. Es por ello que lo realmente importante para el pueblo, como la seguridad, la salud, la alimentación, los servicios públicos, queda rezagado a un tercer plano, lo prioritario es lo beneficioso para Miraflores y sus allegados, en segundo lugar, lo que recompense a los financistas internacionales… por último, usted y los suyos.

La característica transversal del chavismo es el divorcio con la realidad, con lo que el pueblo necesita, por ello Venezuela jamás podrá surgir con semejante proyecto antirepublicano, de élites.

@leandrotango



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com