end header begin content

economía, entrevistas, titulares

Oscar Meza: Necesitaremos para finales de año billetes de 50.000, 100.000 y 500.000

9 agosto, 2017

Enrique Meléndez / especial ND / foto referencial / 9 ago 2017.- El director del Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas), Oscar Meza, estimó que la canasta básica terminará este año cerca de los tres millones de bolívares, mientras el ingreso mínimo estará alrededor de los 350 mil bolívares.Así lo afirmó en el foro que realizó este martes Cedice Libertad.

Durante su intervención se mostró de acuerdo con la dolarización de la economía, y esto hablando desde el punto de vista de los trabajadores, así como de los pensionados.

“Se preguntó: ¿en este momento cuánto es la pensión? Aproximadamente nueve dólares. ¿Cuál es la traducción del rostro malo de esto? El hambre, a la que estamos sometidos la mayoría. Lo que pasa es que los que aspiramos a ser de clase media, lo llevamos con una cierta dignidad bajo una cierta discreción”, sostuvo.

Meza se consideró de origen pobre. En ese sentido, recordó tres cosas que le decían sus padres: “si llega a una casa, no pida más de lo que le den; siempre esté bañado y apenas le dicen que salga, usted se viene”. Esto lo llevó a decir que estas tres cosas ahora se cumplen a medias, ya que el venezolano en las condiciones en las que se encuentra ha venido a compartir su pobreza, y que esta circunstancia ahora se observa en la alteración de las costumbres; por ejemplo, con el uso de la borra del café, que antes se botaba y hoy en día se guarda en la nevera para el otro día.

“A eso hemos llegado nosotros. A una situación que nunca antes la habíamos vivido, que no la vivió mi generación y hoy la está sufriendo una buena parte del país”, comentó.

El director del Cendas aseguró que los trabajadores y los pensionados deben impulsar este debate en torno al tema de la dolarización de la economía.

Incluso, reconoció que ese debate no era nada sencillo y citó algunas cifras referentes a ese propósito: la canasta alimentaria ya anda por cerca de un millón y medio y terminará sobre los tres millones de bolívares.

“En el caso de la canasta básica terminará cerca de los tres millones de bolívares, y el ingreso mínimo terminará cerca de los 350 mil bolívares. A finales de este año nosotros vamos a tener la necesidad de disponer, suponiendo que aquí no se tome ninguna decisión sobre este tema, de billetes de 50 mil, de 100 mil, de 500 mil y, probablemente, de un millón de bolívares”, aclaró.

Destacó además que esto sonaba inconcebible el año pasado y que hoy en día, a pesar de que existe ya el billete de 20 mil, se sigue transando con billetes de cien bolívares con más restricción; pues a su modo de ver cada vez es más restringida la compra, de forma que ya ni tres mil bolívares alcanzan para adquirir la pilita de plátanos, que ya anda por los cinco mil bolívares.

“Así que nosotros pensamos que sería más barato, Hubiera sido preferible que el presidente Maduro el año pasado, en lugar de anunciar la desaparición de billete de cien bolívares, hubiera anunciado, en su defecto, la incorporación del billete de cien dólares, con plena vigencia en el país. Yo les aseguro que eso hubiese cambiado enseguida la situación de la gente. Porque con un billete así, sí puedo comprar”, puntualizó.

También comentó una situación que vio en el Metro de Caracas, a propósito de la existencia de un billete de dos bolívares en los pasillos y que nadie se dignaba a recoger.

Ante eso propuso incluso la realización de un referéndum consultivo, para ver si la gente estaba de acuerdo con la dolarización de la economía; reconociendo que no estábamos frente a un tema fácil y que tiene consecuencias macroeconómicas, entre ellas, la de que el país pierde el manejo de la política monetaria. Hasta ahora, a su juicio, la única propuesta que se le oye decir a la mayoría de economistas, con motivo de la situación que vive el país, es proceder con un proceso de ajuste, lo que se traduce en una devaluación.

“Efectivamente los trabajadores, quienes estamos del lado sindical, consideramos que es necesario revisar esa posibilidad de una dolarización de la economía. No es una panacea, pero yo sí creo que para los trabajadores sería muy importante recibir una pensión en dólares, y hacerlo de una manera inteligente. Yo conocí el tipo de cambio fijo, de 4,30. Fuimos felices. Si eso volviera, yo no tengo ningún problema; pero, efectivamente, aquí se trata de un pragmatismo que no nos afecta a nosotros”, enfatizó.

Manifestó que lo que no puede seguir sucediendo es que a los trabajadores y de los pensionados se cargue la soberanía monetaria y dijo que, en consecuencia, había que impulsar un proceso de dolarización de la economía del país. A su parecer, aquí no hay ningún contrato colectivo que aguante esta situación, y recordó que este es un planteamiento que ha hecho a la directiva de la CTV, ya que también de ese proceso deben participar todos los trabajadores.

“Si se lograra por otra vía, en el largo plazo todos vamos a estar muertos. Pero yo creo que la dolarización sería un proceso que pararía la hiperinflación y, por cierto, limitaría a los futuros funcionarios que manejen la economía la posibilidad de seguir devaluando el salario y devaluando la moneda”, aseveró.

Según Meza entre trabajadores y pensionados existe un universo de unas 18 millones de personase. En ese sentido, indicó que esta idea suya no es de ahora, sino que la viene abrigando desde hace unos 18 años; cuando entonces formó parte de la comisión tripartita que produjo la reforma laboral, y a todo el que podía le recomendaba que resguardara sus prestaciones en dólares.

“Habían muchísimas personas que hacían lo mismo cuando cobraban sus prestaciones; es decir, la gente tiene racionalidad económica. La gente sabe tener como reserva de valor, como ahorro, una moneda que valga. Además, hay un razonamiento teórico: el patrón dólar va a estar rigiendo en este país por mucho tiempo”, acotó.

Finalmente, recomendó a los presentes que se leyeran los libros del profesor Luis Mata Mollejas, ex presidente de la Academias de Ciencias Económicas, donde demuestra de una manera muy clara esta situación, empezando porque, según sus palabras, mucha gente en este país percibe sus honorarios en dólares o tienen sus cuentas en dólares, mientras el resto de los trabajadores se tiene que calar un bolívar devaluado Cerró su peroración reiterando su propuesta de llevar a cabo un referéndum consultivo al respecto.



Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com