opinión

José Lombardi

Consummtum est

19 junio, 2017

El título de esta articulo corresponde a una frase en latín, que significa “todo está cumplido” y quiero referirme a ella en relación a quienes tienen el poder hoy en Venezuela y su intención de imponer una Asamblea Nacional Constituyente sin el aval de la máxima expresión del poder en un Estado Democrático como es el pueblo.

De alcanzar el objetivo constituyente sin el aval del pueblo soberano, los venezolanos y el mundo serian testigos de un golpe de Estado “institucional” que transformaría un Estado Democrático en uno Totalitario, al parecer los dictadores del siglo 21 han encontrado una manera de declararse dictadores a través del secuestro del Estado, muy distinto al concepto tradicional del golpe de Estado que consistían en la toma abrupta del poder a través de las armas, tal como lo hizo Fidel Castro, Augusto Pinochet, Marcos Pérez Jiménez entre muchos otros.

De los sistemas totalitarios en el mundo, quizás Cuba es la referencia más importante, son casi 60 años en el poder, dicen que la experiencia es un cumulo de aciertos y desaciertos que vas mejorando hasta tratar de llegar a la perfección o como diaria Aristóteles cuando se refiere a los hábitos, son repeticiones de conducta que terminan convirtiéndose en una posesión permanente del individuo y terminan regulando su conducta.

Cuba ha logrado en estos ultimo 60 años, perfeccionar a través de la experiencia y los hábitos convertirse en un País “vicioso” tejiendo telarañas de intereses en todo el mundo para poder mantenerse en el poder, a mi modo de ver, la Cuba de hoy no es simplemente la isla, él Che, Fidel y su Revolución, detrás de ella hay todo tipo de negocios ilícitos internacionales que la convierten en una potencia, es allí donde radica una de las causas de la tragedia venezolana.

A pesar de que los “viciosos del poder nacional e internacional” pensaban que les resultaría fácil imponer su plan, se han encontrado con un pueblo que se niega a rendirse, a diario salen miles de jóvenes a marchar, plantarse, cantar, exigir e infinidades de expresiones de inconformidad sobre la pretensión de una minoría en condenar su futuro, sumados a los jóvenes están los miles de padres y madres de familia que no consiguen medicinas y comida, resisten y luchan por sus hijos.

Venezuela libra una batalla entre vicios versus virtudes, dice textualmente nuestro himno nacional “gloria al bravo pueblo que el yugo lanzo, la ley respetando, la virtud y el honor” hago votos por que prevalezca la virtud y el honor de lo contrario habrá triunfado el vil egoísmo y se habrá consumado una nueva tiranía en Venezuela que no sabremos cuanto pueda durar.

@lombardijose



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com