opinión

Eduardo Morales Gil

La engañifa constituyente

19 Junio, 2017

Muchos paisanos de Sucre insisten en preguntarme cómo puede explicarse que el presidente Maduro, que ordenó a sus copartidarias en el CNE que postergaran indefinidamente las elecciones de gobernadores porque sabía que sus candidatos serían derrotados y que maniobró para impedir el referendo revocatorio pautado en la Constitución porque estaba convencido de que el pueblo lo desalojaría del gobierno por su pésima gestión, venga ahora a promover una constituyente originaria facultada para destituir a todos los poderes constituidos, entre ellos el Ejecutivo regido por él.

Les he argumentado que se trata de una iniciativa fraudulenta, una treta, una martingala, una engañifa dirigida a burlar la voluntad mayoritaria del pueblo venezolano, con el fin de perpetuarse en el poder para instaurar de manera definitiva una dictadura comunista en Venezuela.

He utilizado un símil para explicarles la iniciativa constituyente de marras. Es como jugar a las cartas con las barajas marcadas y les puse como ejemplo un juego de cartas muy popular entre nosotros los orientales: el “truco”. Si nosotros, en una partida de “truco”, jugamos con el perico, la perica, la espadilla y el bastillo marcados, no perdemos nunca.

Algo semejante es lo que pretende el Presidente, pero esto es más grave, porque no se trata de ganarle de modo fraudulento a un adversario, sino de burlarse de la opinión mayoritaria de un pueblo. En efecto, Maduro ha inventado una elección por sectores, cuyas listas de votantes las controla y proporciona el gobierno (recordemos, por ejemplo, que los consejos comunales registrados son los que ganaron los partidarios del gobierno). Por esa vía pretende obtener la mitad de los constituyentes.

Pero también inventó una votación por municipios que viola el principio de la representación proporcional de los estados. Por ejemplo, el estado Falcón, con una base electoral de 663.287 votantes (para el 6-12-2015), elegiría 26 constituyentes, mientras que Lara, con 1.251.453 electores, solo elegiría 10. Municipios con más de 500.000 habitantes eligen el mismo número de constituyentes que aquellos con 10.000 o menos electores. Maduro, al inventar esta votación territorial municipal, apuesta a la manipulación del gobierno en los municipios pequeños, generalmente rurales, para obtener una mayoría de representantes en la Constituyente.

Todo esto significa que el gobierno, con el 80% de los ciudadanos en contra, pretende terminar de adueñarse del país. Si de verdad Maduro es un demócrata, que convoque una votación universal, directa y secreta para elegir la Constituyente, como hizo Chávez en 1999.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com