opinión

La comunicación social en tiempos de odio

19 Junio, 2017

Lo que acontece a diario, no siempre sorprende al venezolano ya acostumbrado a los empellones de un régimen que traspasó la línea de la dictadura para ingresar a la zona de tiranía. Un ámbito donde la arbitrariedad supera toda medida o norma establecida a favor de la impunidad y del terror sembrado a punta de represión. Sigue el patrón que ha guiado la “siembra” del recuerdo del último presidente militar que zarandeó la institucionalidad y la democracia con látigo de espina zurda.

Sin embargo, debe reconocerse que lo sucedido a consecuencia de la visita de una Comisión (Ad hoc) de Conatel a ULA TV, estación de televisión de la Universidad de Los Andes, de alcance regional, en efecto sorprendió a toda una comunidad de venezolanos de libre pensamiento: el pueblo de Mérida. En su mayoría, gente culta y formada apegada al sentimiento universitario.

Los resultados de tan “cortés” visita, derivaron en los resultados que hoy los merideños rechazan. Todo apuntó a ordenar la salida del aire de la señal del canal universitario, ULA-TV. La hegemonía comunicacional construida sobre golpes, amenazas y chantajes, no podía soportar que una televisora universitaria continuara animando las libertades de conciencia y de expresión que caracteriza el discurrir de una Casa de Estudios Superiores acostumbrada a la deliberación y al debate, como condición de vida democrática, crítica y edificadora de talento profesional y talante académico.

A pesar del mal momento que respiró la ciudad universitaria por causa de tan injusta y arbitraria medida, de retirarle la señal al canal universitario confiscándole cobardemente el transmisor situado en el perfil más hermoso de la Sierra Nevada: La Aguada, la esperanza de que tan brusca medida sea resarcida, se convirtió en sentimiento local, regional y hasta nacional. Ojalá que tan cruda interrupción, transforme dicho malestar en impulso de crecimiento organizacional y de desarrollo institucional. Todo ello, en provecho de la consolidación de ULA TV como medio de información universitario y referente comunicacional nacional.

Pareciera que todo lo que ha presumido ser equivocación por parte de un gobierno obtuso, es la degradación de la moralidad y de la ética pública. Son momentos en que se advierte que medidas de tan perversa intención, fracturan la democracia con las armas de la demagogia. La gestión gubernamental se reduce a un ejercicio de revanchismo político. El régimen se esfuerza en contrariar lo que predica cuando hace proselitismo. Lo hace forzando a adelantar la comunicación social en tiempos de odio.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com