end header begin content

opinión

Mario Valdez

El presidente de Sudán, es reo de la justicia internacional

7 abril, 2017

Esa es la realidad de los políticos que se apartan de la esencia de la democracia, con el único objetivo de mantenerse en el poder. El teniente general (ejercito) Omar Al Bashir tiene 39 años gobernando la república de Sudán. El presidente de africano es reo de la justicia internacional, solo puede visitar los países aliados, con los que hace negocios o hace política, pero no puede desplazarse por el mundo como lo hacen los presidentes de gobiernos democráticos.

El 29 de marzo de 2017, llegó a Áman, Jordania el presidente de Sudán, África, Omar Hassan Ahmad Al Bashir, (militar), encabezando la delegación de su país para participar en la 28 Cumbre de los países Árabes, a realizarse en esa ciudad. Sobre Al Bashir pesan dos órdenes de detención emitida por el Tribunal Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, Holanda, por considerar que existen fundados indicios y motivos razonables para ser enjuiciado por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad (asesinato, exterminio y violaciones), igualmente está acusado de haber cometido el delito de genocidio por el conflicto en Darfur contra los grupos étnicos fur, massalit y zaghawa.

El presidente Al Bashir, fue recibido en el aeropuerto de Aman por el rey Abdala II de Jordania y por Ahmed Abul Ghaiz, secretario general de la Liga Árabe.

Amnistía Internacional pide la detención de Omar Al Bashir
Amnistía Internacional (AI) en el mes de enero del presente año, tuvo conocimiento que el presidente de Sudán, asistiría al Congreso de la Liga Árabe, en tal sentido le envió una comunicación al ministro de Asuntos Exteriores de Jordania, recordándole oficialmente al gobierno jordano la obligación absoluta que tiene de detener a Omar Al Bashir, y entregarlo a la Corte Penal Internacional (CPI), para que sea juzgado por los crímenes internacionales que se le imputan. La organización de defensa de los Derechos Humanos, ha protestado y reclamado para que se cumpla el mandato del tribunal penal, para que no queden impune los crímenes cometidos por el gobernante sudanés y se haga justicia.

Importancia de la cooperación de los Estados con la CPI
Los países firmantes del Estatuto de Roma, en este caso Jordania, está en la obligación de cooperar con la investigación que existe en contra de ese ciudadano, debe hacer cumplir y respetar la orden de detención que existe contra el presidente Omar Al Bashir, debe detenerlo y ponerlo a la orden de la Corte Penal Internacional, para que en el transcurso del proceso pueda tener el derecho a la defensa, ejercer todos sus recursos y ser juzgado con la sentencia que corresponda. Vale destacar que la CPI, en su estructura tiene Jueces, Ministerio Público, La Secretaria, el organismo realiza todo entramado administrativo, inclusive la unidad de testigos, defensa y víctimas; pero no tiene policías, ni funcionarios u órganos que hagan valer sus decisiones o resoluciones. El Estatuto de Roma establece que los encargados de esa labor son los Estados miembros que crearon la CPI, quienes deben tener presente que la cooperación y la complementariedad son indispensable para que pueda funcionar este ente internacional de justicia.

La comunidad internacional no debe permitir que esto ocurra
No haber detenido a Al Bashir, constituye una violación flagrante y grave al tratado de creación del Estatuto de Roma, pero mucho más grave aún es la burla y la traición que ese país hace contra miles de ciudadanos y sus familiares que fueron víctimas de genocidio, crímenes de guerra, asesinatos y violaciones que constituyen crímenes de lesa humanidad, todos delitos internacionales imprescriptibles.

Cuando Jordania decide recibir con honores y alfombra roja al presidente de Sudan, Omar Al Bashir, contra quien pesa dos orden de detención emitidas por la Corte Penal Internacional, “socava los esfuerzos internacionales para luchar por la justicia”, así lo dijo, el doctor Zeid Ra´ad Al Hussein, comisionado para los Derechos Humanos de las Organizaciones Unidas (ONU). Igualmente señalo: “Al hacerlo, Jordania no respeta sus obligaciones ante la CPI y perjudica la lucha global contra la impunidad y por la justicia”. Considero que Jordania con su comportamiento irrespeto a la comunidad internacional, ya que todos los países firmantes del tratado deben cumplir con los acuerdos y convenciones, tal como fueron convenidas.
39 años en el poder no le bastan, quiere más

Omar Hasán Ahmad Al Bashir, nació en Hosh Bannaga (Sudán), el 01 de enero de 1944, es teniente general y presidente actual de Sudan, África. En 1989, siendo Brigadier del ejército encabezó un movimiento insurreccional con un grupo de oficiales y dio un golpe de Estado derrocando del gobierno al primer ministro de Sudan, Sadiq Al Mahdi.

El 21 de julio de 2008, el fiscal de la Corte Penal Internacional, acusó a Omar Al Bashir, por el delito internacional de Genocidio, crímenes contra la Humanidad y crímenes de Guerra en el conflicto de Darffur, donde hay más de 300.000 muertos y más de 2.5 millones entre refugiados y desplazados.

A lo largo del gobierno de Al Bashir, han habido múltiples revueltas entre la milicia y grupos rebeldes de diversos matices en la región de Darful. El 4 de marzo de 2009, la CPI, dictó una orden de arresto por crímenes de Guerra y crímenes de Lesa Humanidad, no fue procesado por Genocidio. A este hombre 39 años en el poder no le bastan, quiere más.

@marioevaldez
[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com