end header begin content

opinión

Colapso en puertas

8 diciembre, 2016

El mercado petrolero mundial es testigo como luego de 8 años la OPEP acuerda un compromiso para reducir su producción en 1.2 millones de barriles por día, lo que significa un total de suministro al mercado de 32.5 millones de barriles diarios. Una reducción que espera la OPEP también se le agreguen otros 600 mil barriles por día de productores independientes, como es el caso de Rusia, que viene produciendo por encima de los 11 millones de barriles por día.

La decisión busca un aumento en la cotización del crudo, y a la par estabilizar el precio, pues hoy en día la oferta supera incluyendo además de la producción los altos niveles de inventario a la demanda. Se supone que esta reducción ira gradualmente eliminando el exceso de oferta. Per también este decisión es forzada por la condición económica interna de diversos países productores que viene atravesando dificultades. Al respecto lo que podemos indicar sin duda que la peor crisis es la Venezolana, pero no tan solo por la situación del mercado mundial de petróleo sino por la mediocre gerencia de lo publico y da la propia PDVSA hoy en terapia intensiva tanto operacional, comercial y financieramente como el se encuentra el país.

El acuerdo en uno de sus aspectos permite confirmar lo que tanto hemos venido indicando sobre la producción de PDVSA. La resolución y la nota de prensa de la OPEP, indican claramente que Venezuela produce hoy 2.067.000 millones de bpd y con el compromiso de reducción de 95.000 mil barriles, a partir de Enero producirá 1.972.000 millones de barriles por día. Nos podrán explicar, quienes hoy gerencian la industria petrolera, porque la mentira a la nación y para continuar al reflexión en 1999 la producción de Venezuela era de 3.3 millones de barriles por día, hoy de 2.1 millones, es decir la supuesta revolución ha mermado a PDVSA en 1.2 millones, igual al esfuerzo de reducción hoy en día de toda la OPEP.

Podemos también preguntarnos, ¿ Será efectiva para aumentar el precio del crudo?. la siguiente pregunta, ¿Sera un remedio para la crisis económica del país que nos espera en 2017?. El acuerdo cuyo impacto pudimos observar en Septiembre luego de la reunión en Argelia en donde se anunció la intención del recorte, aumento el precio del crudo en unos US$5 por barril. Algunos analistas estiman que pasado el primer semestre de 2017 de mantenerse el acuerdo el rango del precio estaría entre US$55 y US$ 60 por barril. A su vez este nivel de precio, reactivara la producción de petróleo no tradicional conocido como de esquisto o lutitas, que implicara una oferta incremental, la nueva administración del Presidente electo Trump viene con un plan de desregulación de la actividad petrolera, favorecerá la exploración y producción interna, promoverá el oleoducto de Keystone trayendo crudo desde Canadá a la costa del Golfo,. En consecuencia, la sostenibilidad del acuerdo genera dudas y la consecuente perdida de participación de mercado volverá a ser un issue entre los productores de la OPEP. Esto lo sabe muy bien Arabia Saudí, quien ya asumió que hay un cambio estructural del mercado y como tal su economía también se debe transformar. En relación si será un remedio para nuestro país, la respuesta en nuestra opinión es NO. El modelo de la supuesta revolución lo sufren todos los venezolanos y es un fracaso. Per además las ineficiencias ocurridas en PDVSA sus costos de operación se han incrementado con lo cual le resta competitividad, además la falta de crudos livianos que ahora se importan habrá que pagar mas por el suministro y todos aquellos anuncios repetitivos sobre aumentos de producción en la faja quedaran congelados. Además de la cuota acordada de 1.972 millones de barriles por día descontemos el consumo del mercado interno de aproximadamente unos 700 mil barriles por día, los volúmenes comprometido en pago de deudas y acuerdos de PetroCaribe, quedarían disponibles menos de 1 millones de barriles para ingresos al país. Por lo tanto, por la imposición de un modelo ultra dependiente del petróleo no hay suficiente y esto traerá consigo el aumento del déficit publico, y con la receta de la supuesta revolución se aplicara se continuara devaluando, y Venezuela mantendrá el liderato de la inflación mas alta del mundo, pasando a ser hiperinflación.

El mercado petrolero cambio estructuralmente, Venezuela no cuenta con una estrategia de corto, mediano y largo plazo en su portafolio energético, quienes hoy administran lo publico nos conducen sin salida al colapso, un aumento marginal del precio del petróleo no es solución, lo que continuaremos viendo son anuncios de inversiones para supuestamente aumentar producción que nunca llega. La solución pasa por cambiar de modelo, hacer competitiva a la economía, creando riqueza y Maduro probó ser incapaz de hacerlo.

@JFernandeznupa



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com