end header begin content

opinión

Nancy Colina

Diálogo vs. referendo

2 noviembre, 2016

Como amante de libertades creo en el diálogo, siempre que se encause a cambios profundos que se traduzcan en mejoras importantes. De esa manera se puede considerar que esta herramienta sea efectiva en un sistema democrático que busque participación de fuerzas en la búsqueda de soluciones.

En el caso de la urgencia para lograr una solución eficaz y oportuna que genere cambios determinantes en Venezuela, el diálogo no puede negociar lo que ya decidió el pueblo. En eso hay que ser reiterativos. Revocar a un gobierno que ha generado todos estos desafueros económicos y sociales, es la salida.

El desespero por este logro es colectivo porque en 17 años se entrona un gobierno que con su decidía y malas políticas, acompañadas de niveles elevados de corrupción, nepotismo y autoritarismo ha puesto en peligro la armonía de un país. Han tenido tiempo suficiente para hacer una buena gestión, basada precisamente en el dialogo, han manejado recursos inimaginables, pero han demostrado incapacidad para mejorar y salir adelante a situaciones, en cambio han amparado todo tipo de chanchullos para favorecer a pequeños grupos que se han beneficiado con fortunas a cambio del sacrificio de un pueblo.

Hay que dialogar, lo que no significa negociar lo que ya se decidió. Un tiempo inmediato para someter a la votación si se continua o no con este mal gobierno que ahora pretende aparecer como demócrata , que nuevamente con engaños y camuflaje, pretende hacer ver que no ha hecho las cosas bien porque ha tenido una oposición perversa que le ha puesto trabas. En todos estos años sólo ha llamado a un diálogo cuando le interesa.

Parte de lo que esta buscando el diálogo, por parte del gobierno y quienes lo representan es tiempo, que pretende utilizarlo para seguirse entronando. Pretende disgregar todo lo que se esta haciendo para que la democracia se siga aplazando .La experiencia de los diálogos anteriores ha demostrado que termina un poco después de empezar, sin soluciones. Nuevamente quiere tiempo para seguir haciendo sus fechorias con la mascarilla de un respeto constitucional que no tiene.

Esto no es ser radical, esto es ser determinante. Sobre esta base se podrían establecer acuerdos que no conlleven a conculcar lo que ya decidió la gran mayoría de los venezolanos. Se votó por un referendo que debe ajustarse a lo establecido constitucionalmente. Si no se acata la constitución se esta demostrando que no se quieren soluciones. Permitir que el venezolano revoque a Nicolás Maduro este año, es el inicio del dialogo.

Llama la atención que un importante defensor fanático del gobierno pretenda que el dialogo se incline a un apoyo de Nicolás Maduro.Si esto se aceptara se estaría apoyando una derrota constitucional, se estaría aceptando que estos gobierneros puedan mejorar. Apoyar a un dictador que ni siquiera quiere dar relación de lo que ha hecho o ha dejado de hacer, sería un golpe mortal a la democracia.

Consideremos que el concepto original de la palabra versus es ir hacia, no tiene mucho que ver con la confrontación. Es decir un dialogo para ir hacia el referendo.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com