end header begin content

opinión

William Dávila

La morbosidad del régimen

3 agosto, 2016

El Procurador de la República amenaza a la AN a propósito de la reincorporación de los diputados de Amazonas el 29 de junio pasado. Sobran las razones éticas y morales para esa decisión. Se hizo justicia a los pueblos indígenas de Nuestra América por una parte y por la otra se hace respetar la decisión de la soberanía popular expresada el 6D.

Esa amenaza del Procurador es una evidencia más del odio que le tienen al pueblo que es el que ahora tiene el control de la AN y lo ejerce por medio de sus legítimos representantes. Es lógico que el abogado del régimen-Estado diga que nunca antes en la historia Republicana se había visto una violacion del orden constitucional como ahora lo hace la AN desacatando una decisión del TSJ. Por supuesto que el representante del régimen tiene que desconocer que la República Liberal Democrática arranca en 1945 con la Revolución de octubre y que dentro del contexto de la línea de continuidad y ruptura de los procesos históricos renace la democracia el 23 de enero de 1958 y se reafirma el 6D del 2015. Lo que en efecto nunca se había visto era una Procuraduría General tan arrastrada y poco profesional como la de ahora.

Los autócratas del régimen de Maduro no entienden lo que pasó el 6D del 2015 y por eso su decisión de fulminar a la AN para sustituirla por la Asamblea del Poder Popular, al estilo cubano. La situación no es fácil porque la democracia nunca se ha logrado sin sacrificios y en eso estamos claros: rescatar La Republica desde la AN y necesariamente tenía que darse un choque con la autocracia decadente y militarista de Maduro.

No hay vuelta atrás, y por eso sigo valorando el espíritu democrático internacional del 23 de junio en la reunión del Consejo Permanente de la OEA cuando se inició el procedimiento del artículo 20 de la CDI, que legitima nuestro argumento de la alteración grave del orden constitucional que afecta la democracia en Venezuela.

Los fantasmas del totalitarismo del siglo pasado renacen hoy con un populismo que actúa como Caballo de Troya infiltrándose en las instituciones democráticas para desde adentro destruirlas y eso es lo que pasó en Venezuela, situación que durante 18 años hemos enfrentado, y que, con errores y aciertos la Unidad ha sabido manejar evitando sangre y muerte.

El gobierno debe dejar su morbosidad de prorrogar la enfermedad terminal y dar paso a una salida democrática por el bien de Venezuela. En episodios pasados de la historia se ha derramado sangre y sirvió como abono a la tierra para construir sociedades de amor y paz, pero ya es suficiente la derramada a manos de la violencia en Venezuela y aspiramos una transición democrática, pacífica y constitucional.

@williamsdavila



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com