end header begin content

opinión

Simone Augello

Saqueos y el hambre

15 junio, 2016

Saqueos en Caracas, Barcelona, Cumaná, Mérida, Maracaibo. Venezuela se ha convertido en una cadena de alteraciones sociales que están a punto de masificarse aún más.

vaya al foro

Los saqueos en grandes ciudades y los saqueos en pueblo pequeños, son demostraciones que los venezolanos se encuentran cansados de la crisis de abastecimiento que está hundiendo al pueblo en una hambruna aún peor que la vivida durante los tiempos de la Guerra de Independencia.

Los venezolanos tenemos hambre, los venezolanos tenemos necesidad y esto es lo que en Miraflores no entienden y a aún peor niegan.

Leer las declaraciones de Wilmar Castro Soteldo, Ministro de Producción y Minas, quien aseveró que en Venezuela no se pasa hambre, me parece una ofensa para los millones que en esta misma hora están sin comer porque no consiguen nada en los anaqueles y cuando hay el dinero no le alcanza por la enorme inflación.

Estas declaraciones se comparan por las dichas por la Canciller, Delsy Rodríguez, quien expresó en un foro internacional que Venezuela podía sostener a tres naciones más. O la dicha por Juan Barreto quien dijo que el pasar hambre es “un sacrificio menor que se tiene que hacer por la revolución”.

Por estas razones, los venezolanos rechazamos vehemente al régimen de Maduro y las consecuencias nefastas de su sistema.

Es el hambre que sentimos la que mueve a cada vez más venezolanos a salir a las calles a buscar la comida “Como sea”.

Son nuestros vecinos en los sectores populares y medios los que no se calan más la escasez, el desabastecimiento y el caradurismo de los gobernantes, son ellos los que están decididos a emerger de sus casas y buscar soluciones por sus propias manos a la crisis que estamos atravesando.

Los que estamos padeciendo en Venezuela no son fáciles. Quienes tenemos la responsabilidad de guiar y de representar a los demócratas del país tenemos la obligación de salir adelante, orientar, canalizar y organizar a la ciudadanía para continuar por la senda de la salida constitucional, pacífica y democrática de la crisis que viviendo, logrando así la salida de Nicolás Maduro de la Presidencia de la República.

El hambre no perdona a nadie. El hambre no cree en pensamiento político, en creencia religiosa, en posiciones filosóficas, el hambre ataca y más nada… Ante el hambre surge la desesperación popular y nosotros, como dirigentes políticos en la Mesa de la Unidad Democrática, tenemos que asistir al pueblo y trabajar con ellos para alcanzar la meta que no es otra que la victoria en el Referendo Revocatorio.

@Simone_Augello



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com