end header begin content

opinión

Vociferan, para esconder su miedo

20 mayo, 2016

Hijo de la Venezuela que floreció en la segunda parte del siglo pasado, no puedo menos que sentir vergüenza por el desastre de país que les dejaremos a nuestros hijos. Si bien no participé de la corruptela, no fui suficientemente proactivo cuando sentí que perdíamos el país en manos militares que no poseen el menor sentido gerencial. Ese era trabajo de los políticos, me decía a mí mismo.

vaya al foro 

Sidor, Guri, Plantacentro, Venalum, Alcasa, Aceite Diana, Lácteos Los Andes, Café Fama de América, Agropatria, Conviasa, Venezolana de Cementos y cientos de empresas en manos del gobierno no producen lo suficiente, técnicamente quebradas. Pero un presidente, con titulo de chofer de quinta, se devana en explicaciones de una guerra económica que solo tiene cabida en su mente y en la de algunos de sus seguidores. ¿Qué cosa diferente pueden hacer ahora, que no hicieron en 17 años? Esta revolución solo sirve para hacer y repartir franelas rojas y mentiras.

Veo el rostro de las autoridades del CNE y el TSJ y solo alcanzo a preguntarme qué le dirán a sus hijos sobre las decisiones y acciones que han tomado. Ya tienen un lugar en la Historia. Ellas decidieron que desean que se escriba en esas páginas.

Los militares de verdes bolsillos y boinas rojas marchan con la mirada altiva mirando de reojo la constitución. Se leyeron el artículo 337 y el 338 que soportan el decreto de emergencia firmado por su Comandante. No les dio el tino para leer el 339 que indica que ese decreto debió enviarse a la Asamblea para revisar su constitucionalidad. Pisan los despojos de esta maltratada república, sentados cómodamente y escuchando las arengas de su vociferante líder. Las colas no están en su agenda.

No hay más allá para este gobierno. Hace rato que cerró las puertas de escape y ahora transita, entre discursos y nuevas mentiras, por el camino que lo conduce a un final de pronóstico reservado. Venezuela será otra y tendrá que ser reconstruida sobre los escombros de su destrucción. Yo aspiro volver a corretear detrás de las palomas de la plaza Bolívar.

Por mis hijos…y por los tuyos.

@pereiralibre



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com