end header begin content

opinión

Dimitry Belov

La legitimación de Bolívar y la Rebelión Cívica del 2016

12 mayo, 2016

Con la llegada de los responsables de la Gran Estafa del siglo XXI por ahí en 1998, llegó también la necesidad de hacerse de simbología que legitimara el proyecto hegemónico y castrista . Hicieron uso del nombre de Bolívar en cuanto espacio apareció disponible, intentando así monopolizar la imagen de uno de los próceres más emblemáticos de la historia en nuestro país. Tal vez más el más relevante, de todos estos intentos de macro manipulación, fue el cambio del nombre a República Bolivariana de Venezuela. ¿Quisieron decir con esto los responsables de aquella asamblea constituyente que toda nuestra constitución y orientación nacional irían subordinadas a los pensamientos registrados del libertador? De ser positiva la respuesta, basta entonces con repasar algunas frases sobre quien pesa el enorme título de Padre de la Patria para cada uno de nosotros internalice el paso siguiente que debemos dar como ciudadanía:

vaya al foro 

-“La confianza ha de darnos la paz. No basta la buena fe, es preciso mostrarla, porque los hombres siempre ven y pocas veces piensan”.

-“Más cuesta mantener el equilibrio de la libertad que soportar el peso de la tiranía”.

-“Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos”.

-“Juro por Dios, juro por mis padres y juro por mi honor que no descansaré mientras viva hasta que haya liberado a mi patria”.

-“Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle, y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía”.

Esta última frase es prudente compararla con el espíritu legislador del famoso artículo 350 de nuestra constitución nacional: “Artículo 350 El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contrarie los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”

Bien bisoños en las luchas civiles aquellos que todavía sostienen que para desconocer o desobedecer al régimen, que hoy usurpa y tiraniza el poder en Venezuela, es necesario el tomar las armas y con ello sólo debemos hacer uso de la vía electoral. La historia reciente, nos muestra estadísticamente, como una minoría activa, que apenas llegue al 3% de la población, ha sido suficiente para lograr los cambios que la sociedad requiere haciendo uso de métodos no violentos. También los números están de nuestro lado cuando vemos a resultados electorales luego de procesos derivados de grandes movilizaciones reivindicativas de calle. En todos los casos las victorias electorales se las han llevado los demandantes de esos cambios, pues ninguna fuerza armada es capaz de echarse a todo un país encima, tal como lo experimentamos el día 6 de Diciembre. Así pues, que para llevar a cabo un verdadero cambio de sistema, es necesario desobedecer al régimen y mantenerse en la calle. Si queremos llegar a una salida pacífica, constitucional y electoral, debemos relegitimar el pensamiento libertario de los precursores de la independencia y masificar la rebelión cívica estos mismos meses del 2016. De esa forma podremos presionar a los factores para que estemos depositando nuestro voto en favor de la paz y el restablecimiento de la democracia para mediados de Agosto. La calle sigue siendo la salida y tú sabes lo que hay que hacer.

@DimitryBelov



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com