end header begin content

opinión

Paralizar todo el país para retardar Revocatorio

30 abril, 2016

Este falso socialismo, al que ubican en el siglo 21 cuando en realidad no es más que el mismo estalinismo perjudicial e ineficiente que tanto daño hizo en el siglo 20, inspirado en teorías elaboradas en el siglo 19 -por un pervertido que dañó a su criada y a su propia hija, jamás trabajó y apenas conoció una mínima porción del viejo continente, pese a lo cual especuló sobre el futuro del planeta entero, sin considerar otras opciones más que su propuesta, cerrada y errada. Este falso socialismo, que para colmo es manejado desde La Habana, por una élite aparentemente nueva bajo la jefatura de Raúl Castro, pero igualmente co-responsable por demasiados crímenes de lesa humanidad, dirigidos por Fidel Castro hasta que perdió la lucidez en el 2006, cometidos no sólo contra el pueblo cubano (que lleva 57 años sometido a esa feroz dictadura, cuyos mayores méritos están en el reparto de la Miseria y la Represión), sino contra otros pueblos, en cuyas dinámicas se han entrometido a través del apoyo logístico y financiero a las violentas guerrillas, con el propósito de derrocar gobiernos legítimos para imponer sus dictaduras comunistas, que inevitablemente caen en el más rotundo de los fracasos, evidenciados de manera innegable por el derrumbe del oprobioso Muro de Berlín en 1989, la implosión del imperio de la URSS y sus satélites, 1991, las vueltas en U dadas en China y Vietnám (donde ahora rige el más salvaje de los Capitalismos, aunque mantengan la fachada comunista y el control político del “pensamiento y partido únicos”). *Acá le solicitamos a todos los chavistas, ñángaras tradicionales, izquierda gourmet, viudos de las guerrillas y admiradores de las FARC, que se sirvan indicarnos siquiera UN régimen que se ciñera al Manual del Colectivismo y la Igualdad absoluta, en el cual prevalecieran la Justicia, la Libertad y la Prosperidad. Pueden llamar a un amigo. Consultar cualquier libro, que sea serio.

vaya al foro


Sobre Chávez se han inventado muchas fábulas, y no sólo las generan sus cómplices y sus seguidores, con la finalidad de sostener el ridículo CULTO que pretenden en torno a ese enorme acumulador de carencias y fallas, sino también algunos “líderes” de la Oposición, demagogos como él, que buscan arrimar a su lado de la sartén politiquera, las brasas que encendió el discurso falaz del vengador errante, que tuvo éxito en las elecciones de 1998 por la simple razón de que AD y COPEI -los dos contendores que se habían turnado al mando en los gobiernos desde 1959- estaban muy debilitados a raíz de su gradual abandono del debate interno, y la adopción del clientelismo como propósito fundamental (con su buena dosis de Corrupción, que comparada con las dimensiones de la roja rojita, deja a copeyanos y adecos como robagallinas). Excepto por las elecciones presidenciales de diciembre del 98, que no ganó por mayoría absoluta (las pésimas candidaturas de AD y COPEI, su acelerado desgaste –nadie le apuesta a un caballo cansado-, el pánico que cundió al final de la campaña, y la alta abstención, contribuyeron al triunfo del Golpista amaestrado por Rangel y Miquilena), Chávez no volvió a ganar una elección sin comprar votos y hacer diversas trampas (para eso controlan el CNE con 4 de sus 5 rectores). La mayor demostración es la abusiva maniobra perpetrada en el 2003 para posponer el Referendo Revocatorio, porque ese año lo perdía de calle. Una derrota inevitable en las condiciones de descontento general que eran obvias, y la razón esencial de convocar al Referendo. Con la grosera complicidad del CNE calificaron las firmas de “planas”, lo que obligó a un prolongado y lento proceso de 2ª recolección, vulnerado por la aplicación de la muy fascista Lista Tascón, un descarado mecanismo de amenaza y chantaje, mediante el cual tomaron represalias contra quienes habían firmado (todavía la usan), y sembraban el miedo entre quienes no habían firmado, impidiéndoles atreverse a firmar en la segunda ocasión. En paralelo, Chávez salió del clóset, y se declaró agente del castrismo, pidió ayuda al dictador inescrupuloso (cuyos modales de gangster lo habían mantenido en el omnímodo poder desde 1959, 45 años llevaba entonces, sometiendo a Cuba), y esa ayuda llegó en forma de decenas de miles de falsos profesionales, toeros diplomados, ninguno de los cuales hizo la Reválida que las leyes exigen, pero cobraron sumas milmillonarias y en dólares, una fachada de servicios profesionales para justificar la desvergonzada transferencia de dinero y petróleo -que Cuba revende a precios de mercado-, con lo que esa fracasada revolución sobrevive en condición de parásito crónico. Del 2003 al 2004 multiplicaron todas las formas de repartir limosnas entre los pobres y marginales, implementaron las misiones con nombres pomposos y pátina de próceres, Barrio Adentro la más efectista, con los curanderos recetando pildoritas y ruleteando a los pacientes en condiciones delicadas o graves. Hoy se reduce a abandonados módulos, la mitad de los piratas con bata se fueron al imperio por los caminos verdes, y ya ni la rifa de la gran misión vivienda (inventada en 2010) les funciona. Pero lograron su objetivo, pospusieron por un año el referendo, mientras compraban votos con limosnas, efectismos y promesas.

Ese mismo mecanismo de dar poco y ofrecer mucho, junto a los multicedulados propios, y los reubicados ajenos, les ha funcionado cada vez que han ido a un proceso electoral. En el 2005 la Oposición cometió el grave error de abstenerse, y en el 2010 el régimen aplicó la trampa del Gerrymandering, para sacar más diputados con menos votos. Durante dos quinquenios controlaron al Poder Legislativo. En el 2007 el charlatán eterno salió con las tablas en la cabeza, su Reforma se ponchó y él nos obsequió una de sus más exquisitas frases “Sepan administrar su victoria de M”. En el 2012, adelantaron la elección presidencial para octubre, porque sabían que la fecha de vencimiento del candidato era en diciembre. Giordani reveló que “rasparon la olla” para hacerlo ganar, y luego tuvimos la farsa del paciente imaginario -que no de Moliere-, desde su muerte real a fines de diciembre, hasta su muerte por conveniencia, el 5 de marzo del 2013. Las presidenciales de abril, con Maduro de vocero médico, funcionario y candidato (violando la Constitución), generaron un reclamo formal, se exigió revisar todos los recaudos, “lo cual aceptó” pero no se llevó a cabo, y el CNE rojo rojito procedió a proclamar -sin atender el reclamo opositor, ni revisar los Cuadernos, donde están las evidencias del FRAUDE- al indocumentado, que permanece en esa condición a pesar de que muchos individuos y organizaciones civiles, la AN incluida, han exigido que demuestre su Nacionalidad Venezolana, que cada vez es más difusa e irrespetuosa.

Hoy, con una situación económica mucho peor que la del 2003, la ciudadanía se apresta a Revocarle el mandato, y el Régimen castrochavista reacciona con prepotencia, hará todo lo que esté a su alcance para evitar el Referendo revocatorio, pero ya no puede repetir las trampas que utilizó hace casi 13 años; El chavismo sabe que es MINORÍA, y que eso es algo irreversible, de manera que no puede darse el lujo de medirse en un proceso que permita la expresión de la voluntad popular (que hace menos de 5 meses manifestó su rechazo al “socialismo del siglo 21”, que fue derrotado en las parlamentarias con ventaja de dos millones de votos). Ahora pierde cualquier enfrentamiento democrático. El descontento ha crecido desde diciembre, en virtud de las groseras maniobras del régimen por desconocer la expresión del pueblo en favor del Cambio y de la Oposición (cuyos candidatos lograron la mayoría calificada en la Asamblea Nacional, dos tercios). No son solamente la Escasez y las Colas, que han empeorado, sino el descaro con el que el TSJ y el CNE maniobran, violando leyes y normativas, para apuntalar al régimen (que colocó en esos poderes a sus cómplices, disfrutando de altos ingresos y muchos privilegios, pero perdiendo su independencia y mancillando las funciones que ambos poderes deben cumplir). Los “magistrados” del Tribunal Supremo de Justicia y los “rectores” del CNE no fueron electos por el voto popular, y ni siquiera llenaron los requisitos que el marco legal exige para que integren esos dos organismos. Fueron nombrados a dedo, incluso los más recientes, forzando jubilaciones y sin las credenciales mínimas, la última desfachatada acción de la AN controlada por el PSUV, poco antes de tomar posesión los nuevos integrantes, electos en diciembre del 2015.

De manera que todo el aparato del poder se mueve en la dirección de impedir que el referendo revocatorio que sacará a Maduro de Miraflores (si antes no es expulsado por su obvia condición de indocumentado que viola nuestra Constitución vigente, que exige ser venezolano por nacimiento, sin otra nacionalidad, y él no cumple ninguna de esas dos premisas), ocurra dentro del lapso previsto en la ley, puesto que saben que el revocatorio ocurrirá y lo perderá, pero maniobran para retardarlo (algo similar a lo que perpetraron en el 2003), para hacer un vulgar enroque con quien ocupe la vicepresidencia, no para modificar la situación interna y ganarse las simpatías de esa mayoría, que lograban a fuerza de comprar sus conciencias. Ahora no hay dinero para esa marramucia, ni probabilidades de que ingrese en las cantidades que requieren para reactivar esa chequera que repartía espejismos, pañitos calientes, paliativos temporales. El mercado petrolero está deprimido, así se mantendrá por los siguientes 18 meses, y el “rentismo” minero está lleno de tumores que no vaticinan un flujo rápido, constante y elevado de divisas, en especial si consideramos la Inseguridad que domina el estado Bolívar, el alto grado de contaminación inherente a la explotación minera, sobre todo del Oro, la imposición de ese nuevo rentismo sin consultar con la población venezolana, y particularmente con la población indígena, que por ley debe autorizar toda actividad que represente una fuerte modificación de su Hábitat, un riesgo para todo el país.

Por lo pronto, pese a las descaradas maniobras dilatorias del CNE, tuvieron que entregar las planillas para recoger las primeras firmas, y es muy significativo que en todas partes las firmas han por lo menos triplicado la cantidad mínima exigida. La desesperación por retardar el proceso ha llevado al cogollo rojo rojito a decretar que en las dependencias públicas no se trabaje sino dos días a la semana. Con la peregrina excusa de la sequía como efecto del fenómeno de El Niño (que ocurre frente a Ecuador y Perú, donde no sufren fallas eléctricas), vamos rumbo a ser el único país del planeta donde el régimen ordena que ningún enchufado trabaje, para ahondar la peor crisis que Venezuela ha sufrido desde que se inició como Nación. Tras esa contraproducente medida (sólo aplaudida por los vagos de oficio), deben estar preparando la justificación para que el proceso revocatorio no esté listo a tiempo, dado que “no ha habido los suficientes días hábiles, para que el CNE cumpla sus funciones”. Vergonzosamente infantil.

Recapitulemos; Hoy los zánganos del régimen NO pueden usar de nuevo la acusación de “firmas planas” con la que descalificaron el esfuerzo ciudadano de 2003. Tampoco les sería de mucha ayuda ahora elaborar una nueva Lista Tascón, ya muy pocos le tienen miedo a sus amenazas y ofertas, entre otras cosas porque están quebrados, y sin dinero nada pueden ofrecer, y con las elevadas y evidentes probabilidades de que dejarán el poder muy pronto, son pocos los oportunistas que le apuestan a ese ejemplar chimbo. Tampoco pueden producir el espejismo de las intervenciones castristas, ya estamos curados en mala salud con sus “entrenadores, sus médicos de caja de jabón (en Chile y Brasil los obligaron a presentar examen, reprobaron a la mitad), los resultados de las “misiones” demostraron ser de baja calidad (analfabetos funcionales graduados de bachilleres y de médicos integrales, conjuntos de viviendas sin opciones de empleo cercanas, pero repletas de criminales encargados de garantizar la lealtad militante de los “beneficiarios”), y la mayoría de los potenciales invasores, más interesados en participar en el sorteo de nuevas oportunidades que derivaría de la reanudación de relaciones de la Cuba “revolucionaria” con su enemigo histórico, al que durante más de medio siglo se comprometieron a exterminar, hoy convertido en la alternativa para la agonía de la distopía cubana, dando la espalda al demente senil que los martirizó por décadas, y a su hermanito “menor” (otro octogenario) que, apenas pudo desplazar al mito narciso y megalómano, se entregó en cuerpo y alma al romance con Obama, el mulato al que los “hombres nuevos” recibieron como al propio redentor, porque representa un enorme capital en dólares y la gradual difuminación de la estructura dictatorial estalinista que los estancó desde los años 60 (por simple ósmosis internacional, agotada la pésima autarquía).

Cómo estoy convencido de que se puede caminar y mascar chicle a la vez, esforcémonos por hacerlos fracasar en su empeño de retardar el Referendum Revocatorio, que ocurrirá a tiempo (pese a las patéticas y rastreras interpretaciones de Escarrá), y extirparemos los tumores del castrochavismo. Pero también debemos trabajar por superar las condiciones que hicieron posible esta pesadilla chavista: Aumentar los requisitos para ejercer todos los cargos de importancia en la Administración Pública (inaudito que exijan bachillerato para el cargo de Office Boy, y cualquier pelafustán analfabeto funcional y torpe puede llegar a Ministro, Alcalde, Gobernador o Presidente (exigen la Partida de Nacimiento para comprar un paquete de pañales, y quien usurpa la presidencia se niega por años a mostrar la suya). Reducir el presidencialismo, incrementando la participación de los demás poderes. Obligar a todo candidato a presentar un programa de gobierno, y quien sea electo, aplicarlo sin modificaciones acomodaticias y demagógicas. Incluir la foto de cada elector al lado de sus otros datos en el Cuaderno de Votación, para erradicar por siempre los delitos de la multicedulación con propósitos de fraude electoral. Contraloría constante y efectiva sobre todo presupuesto, y todo gasto efectuado, a nivel de gobierno nacional, estatal y municipal: Basta de malversaciones y millonarios express e impunes. Implementar todos los mecanismos educativos y coercitivos, para transformar a cada individuo en Ciudadano, conocedor de las leyes, cumplidor de sus Deberes y exigente de sus Derechos, responsable a escala personal, familiar y comunitaria. Menos viveza y más trabajo, menos carnet y más preparación, menos emoción primitiva, más conocimiento y responsabilidad individual y grupal.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com