end header begin content

nacionales, política

Germán Carrera Damas: Venezuela se ha transformado en una sociedad clientelar y rentista

23 abril, 2016

german_carrera_damas_cortesiaEnrique Meléndez / especial Noticiero Digital / 23 abr 2016.- El historiador Germán Carrera Damas afirmó que desde la Constitución de la República de Venezuela hace 200 años el anhelo liberal ha estado presente en la conducta social y política del venezolano.

vaya al foro

Así lo dijo con ocasión de unas palabras que pronunció en el bautizo del Libro “Se trata de la libertad”, editado por el partido Vente Venezuela, cuya coordinadora, María Corina Machado, escribió el prólogo.

Comenzó su peroración afirmando que él había nacido con la democracia en 1946, con el estatuto electoral, elaborado autonómicamente para elegir la Asamblea Nacional Constituyente con dos pequeños cambios: por un lado, la autonomía efectiva del poder electoral, puesto que estaba constituido por representantes de todos los partidos políticos.

Por el otro lado, la instauración del poder civil, basado en el ejercicio de la soberanía popular, entendida como la capacidad, la voluntad y el derecho de los ciudadanos a decidir sobre el poder. Explicó que cuando él hablaba de ciudadanos lo entendía como la totalidad del cuerpo social, mediante el ejercicio del voto directo, universal y secreto.

“Por allí se comenzaban a reconocer sus derechos políticos como los de la mujer y extender la capacidad de decisión sobre su destino a los analfabetas y a los mayores de 18 años”.

Consideró ese hecho, no una proclama, sino una decisión como se llevó a la práctica de una manera muy ejemplar. Recordó que cuando se realizaron las elecciones en el año 1946, algunas personas se concentraron en el antiguo estadio de San Agustín (Caracas), a los fines de oír los resultados, y cada vez que se oía un reporte enseguida la gente aplaudía.

“Esa fue la primera sensación de la libertad que yo viví. A partir de allí vino la otra: la clandestinidad, la prisión, el martirio, el exilio, pero aquello no cejó hasta rebotar en 1958. ¿De dónde aprendió el pueblo a ser libre? La Mujer: casi un 80% de las mujeres eran analfabetas porque los padres no querían que intercambiaran papelitos con los novios”.

Se preguntó de dónde podía sacar la mujer en estas condiciones la idea de la libertad, cuando era muy oprimida, en ese sentido, confesó que le llevó tiempo comprender eso. Como también otros hombres llegaron con claridad a entenderlo, cuando afirmaron que el pueblo de Venezuela clamaba por libertad, y volvió a preguntarse de dónde habían sacado eso.

“Yo mismo vi al pueblo clamando por la libertad. Y otra más: entrando a disfrutarla y a ejercerla en una forma decisiva y en una forma inobjetable. La idea de que los pueblos deben aprender a vivir en libertad, para luego ejercer la libertad; me parece a mí tan cuestionable, como aquello de que hay que aprender a ser independientes, para poder ser independientes”.

Manifestó que nosotros estamos en ese aprendizaje. Trajo a colación el hecho de que este era un pueblo que había venido de una monarquía absoluta, en condición colonial y luego de todas las formas imaginables de despotismo, hasta cambiar el himno.

Carrera Damas resaltó la parte donde nuestro himno dice que “si el egoísmo levanta la voz”; de modo que corrigió y dijo que debe decirse “si el despotismo levanta la voz”.

“Aquel pueblo que se había mantenido bajo un constante despotismo fue capaz en ese momento de ejercer la libertad de una manera ejemplar en unas elecciones, que transcurrieron absolutamente dentro de la mayor normalidad, y de ninguna manera bajo presión militar”.

A juicio su juicio hay que hurgar en el pasado, y de allí derivó al tema del libro “Se trata de la libertad”, al cual calificó de puerta para abrir un debate en Venezuela sobre la libertad, que permita poner en orden; de manera que se pueda llevar al pueblo de Venezuela una proposición sobre la libertad.

Indagó en lo que ha sido el tratamiento del tema de la libertad en Venezuela, y a ese respecto dijo que en 1855 se publicó en Caracas el libro “El Cristianismo y la Libertad”, cuyo autor fue Ramón Ramírez, un discípulo de Fermín Toro.

Carrera Damas señaló que era un señor que estaba muy al día de las corrientes políticas de Europa; puesto que allí en ese libro las debate. Al examinar las mismas: liberalismo, socialismo y comunismo, llega a la conclusión de que la mejor forma de vivir en libertad es con el ejercicio honesto de la religión.

Consideró la historia como el eterno suceder, sólo que, a su modo de ver, había que aprender a leerla, sobre todo, acercarse a ella sin nada preconcebido; esto lo dijo aludiendo a historiadores que se dejaron llevar por el tema del idealismo o del materiales, importado de Alemania, y contó la anécdota del momento en que estuvo en Leipzig, a cuya biblioteca pública acudió  y en el que quedó maravillado ante tanto volumen de Hegel.

Según Carrera Damas con el libro en cuestión tenemos un pensamiento de la libertad en Venezuela, es decir, que no se necesita importar de otros países.

Calificó de monarquía constitucional la de Kerensky en la Rusia de comienzos del siglo XX, y la que hoy se repite, según Carrera Damas, arrastrando la historia de dicho país más de 50 millones de muertos. Se fue al caso de la República de Weimar, donde también se quiso cambiar, con el imperio prusiano: cincuenta millones de muertos fue su consecuencia.

“La idea no es romper con el pasado. La idea es sacarle provecho al pasado; para extraer de allí algo muy importante: legitimidad histórica. Eso es un capital valiosísimo”.

Carrera Damas afirmó que Venezuela se ha transformado en una sociedad clientelar y rentista, consecuencia de su condición de nación petrolera, pero que en 1946 todavía no se había constituido la nación, y entonces se era andino, oriental, llanero, guayanés; cosa que cambia a raíz de la Constituyente, y entonces aparecen los calificativos de adeco, copeyano o urredista.

Agregó que allí hay la idea de una unificación; que es su función política, el ejercicio de la soberanía popular; que es la característica de una nación. Por esta vía se mostró en desacuerdo con hablar de refundar una República; pues, a su juicio, hay también que extraer de lo hecho todo aquello que puede ser auspicioso, útil e imprescindible; para llevar lo construido a un nivel superior.

Admitió que cuando se fundó la República hace más de 200 años el anhelo liberal ha estado presente en la conducta social y política del venezolano, y que nunca ha dejado de estarlo de manera expresa o tácita sin distingo de clase ni de sexo. “La libertad condujo al establecimiento definitivo de la República, y una vez lograda ésta, evolucionó hacia la aspiración democrática”.

Sobre María Corina Machado, confesó estar preparado para el ejercicio presidencial de una mujer.

Indicó que él asociaba la democracia y la libertad con la mujer, pues en la medida que en la mujer se incorporó a la lucha por la libertad, dicha lucha no sólo se ha fortalecido, sino que también se ha planificado, haciéndose mucho más auténtica.



Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com