end header begin content

opinión

William Dávila

Fin de la economía petrorentista

23 marzo, 2016

Así como se acabó la economía rentista, lo que se llamó la diplomacia rentista o petrodiplomacia también llega a su fin.

vaya al foro

Los hechos son testarudos, decía Lenin, y la realidad es que América Latina va a crecer en términos diferentes a las expectativas creadas a comienzos de 2015. Se estima una tasa de crecimiento del 0,3%, la más baja de todos los bloques económicos.

La razón de lo arriba expuesto se debe a los bajos precios en el mercado mundial de los commodities y la depreciación de las monedas de algunos países de América Latina respecto al dólar estadounidense.

En efecto, la Cepal recomienda políticas comerciales y de inversión equilibradas que tomen medidas para reducir los costos comerciales entre regiones y promover la integración del comercio para reducir la dependencia de las commodities y construir una estructura económica diversificada.

Se prevé para el 2016 un crecimiento del 0,7% y por lo tanto se requiere un modelo diferente de desarrollo en la región, de modo que se aleje de la dependencia de la exportación de materias primas. Todavía hay que terminar en América Latina con formas obsoletas de populismo que todavía se debaten por subsistir, derrotar la pobreza, eliminar el narcotráfico y alcanzar la unidad nacional y regional como grandes desafíos de la Venezuela post-Maduro. Urge igualmente una política exterior que estimule una integración comercial nuestra.

Ya las dádivas y regalos no pueden seguir, el proyecto rezagado de Maduro ya no puede exprimir el limón del petróleo para mantener o comprar lealtades, el Plan Siembra Petróleo debe revisarse porque se montó bajo el esquema de que los precios del petróleo no iban a bajar. En el caso de Petrocaribe el problema es que Pdvsa no comenzará a cobrar hasta 2020 los primeros préstamos que otorgaron por la venta a crédito de crudo y combustible a los países miembros del acuerdo de “cooperación energética”.

El esquema de suministrar petróleo con 75% del pago a 90 días, 25% a un plazo de 15 años con 2 de gracia, 2% de intereses y descuento del precio por barril de 20$: ofrecer casas prefabricadas como en Uruguay, comprarle el 46% de las acciones de Ancap, una multinacional uruguaya en la
Argentina Petrolera Cono Sur, negociar cemento Portland con inversión de Pdvsa de 200 millones de dólares en la modernización y ampliación de la planta de Ancap en Paysandú en Uruguay, llegó a su fin.

Ahora hay que desarrollar una política nacionalista integradora donde se estimulen los factores productivos, desarrollar el turismo, la agricultura y la infraestructura para estimular la inversión extranjera, construir represas, estaciones de servicio, autopistas, aeropuertos e instalaciones públicas urbanas. Esto será posible al cambiar este régimen autocrático por un sistema democrático, federal, descentralizado, incluyente y social.

@williamsdavila



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com