end header begin content

opinión

William Dávila

El Playón

31 marzo, 2016

Los amos de la decadencia, embriagados de dominio, poder y nuevorriquismo se dieron a la tarea el viernes santo en la madrugada de irrumpir en la tranquilidad y dedicación religiosa de los habitantes de El Playón, El Valle cuando por sus culpas generaron una represión inusitada por parte de la GNB contra niños, adolescentes, mujeres, hombres, ancianos que les habían llamado la atención, porque, con sus camionetas lujosas y escoltas se desplazaban a toda velocidad por las calles del Playón Bajo sin tener cuidado de un accidente que pudieron haber provocado.

vaya al foro 

La comunidad les llamó la atención y los empoderados del alto gobierno apalancados por gente de influencia oficialista respondieron con soberbia diciendo una de las divas que iba dentro de la camioneta que el vehículo era de ella y por lo tanto hacía lo que le diera la gana hasta pasarle por encima a la gente, la gente protestó ante esa prepotencia y uno de los escoltas salió y apunto con su arma a un adolescente de 16 años lo que pudo haber ocasionado una tragedia mayor, según los vecinos una de las divas gritaba que era familia de alguien muy pesado y que tenía influencia.

La consecuencia de esa actitud prepotente y grosera fue que los sabuesos de las malas costumbre y perturbadores del orden público se metieron dentro de la posada del señor Víctor Hugo Mora director de la policía municipal que se las había alquilado con anticipación, para evitar la increpación pública de una comunidad que en ejercicio de sus derechos ciudadanos estaba exigiendo respeto a sus tradiciones y costumbres.

La comunidad llamó a la policía que no llegó para preservar la tranquilidad, y a la GNB que llegó no para preservar el orden y proteger a la comunidad sino para reprimir al pueblo hasta altas horas de la madrugada del viernes santo violando el sagrado compromiso religioso de una comunidad cristiana, laboriosa, buena y honesta. Es de señalar que toda la comunidad estaba unida, oficialistas y opositores, defendiendo su dignidad ante la invasión de estos malvivientes “amos de la decadencia¨.

Fue una agresión a Mérida que no puede quedar impune, el escolta debe ser enjuiciado, su nombre es Alejandro Sánchez CI 19001430, las divas o la que hizo alusión de que era familia de una alta funcionario del gobierno debe aplicárseles el peso de la ley por tráfico de influencias, el puesto de la GNB debe ser revisado ya que se tejen comentarios de chantaje de todo tipo. Se interrumpió la actividad turística, se agredió a la comunidad, se detuvo al dueño de la posada y pese a recibir boleta de excarcelación con libertad plena, el SEBIN desacatando el Tribunal lo detuvo por 12 horas en la sede de dicho organismo violando la constitución y los derecho humanos.

Ya me he dirigido a la Comisión de Política Interior de la AN para solicitar una investigación in situ, porque el Valle se merece respeto y los culpables de este hecho deben ir para la cárcel.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com