end header begin content

economía, ni tan al margen, política

Pedro Pablo Fernández: La locura es no plantear que empresas como Sidor o las privatizas o les bajas la santamaría

26 enero, 2016

pedro_pablo_fernandez_10dic2014Enrique Meléndez / especial Noticiero Digital / 26 ene 2016.- El director del Centro de Formación de Políticas Públicas (Ifedec) , Pedro Pablo Fernández, reitera su critica al régimen cambiario actual con cuatro tasas, una de las cuales, la de Bs. 6,30, “no solamente estimula la corrupción sino que además no permite que se desarrolle la industria nacional”. Asegura además que es una locura, en esta circunstancia, no hablar de abrir las empresas del Estado al capital privado.

vaya al foro


A continuación la última parte de la entrevista:

¿Esta de acuerdo con legalizar el llamado mercado negro de divisas?

-Es que con la ilegalización de las transacciones en divisas no se ha logrado nada, o es que la gente no compra y vende dólares en las narices del BCV. No tiene ningún sentido esta política. Tenemos un dólar absolutamente anormal. No tiene ningún sentido que en Venezuela se compren dólares a 900 bolívares. Eso es una aberración, y la que parte precisamente por un sistema que está colapsado y que no funciona.

Al hablar de un cambio dual, ¿usted desdeñaría entonces la unificación cambiaria?

-Yo estaría de acuerdo con la unificación cambiaria, pero en el mediano plazo. Ahora no, ahora es muy arriesgado. Uno puede establecer un libre mercado de divisas cuando cuenta con una economía que genera confianza; que atrae al capitalista inversionista, y Venezuela, a ese respecto, ofrece un potencial enorme.

-Si uno logra convertirse en un país atractivo para las inversiones, entonces fluctúan las divisas. Se reactiva la economía, y tienes gente produciendo en Venezuela. No tiene sentido que los productores de papa le estén pidiendo dos millones de dólares al gobierno, para comprar la semilla de la cosecha del año que viene, y lo están haciendo porque no tienen acceso a dólares.

-Si nosotros tuviéramos una economía abierta, donde un productor de papa tiene acceso a los dólares, libremente, para comprar las semillas, no pasaran estas cosas de estar pidiéndole dólares al gobierno. Ahora, por el momento no es posible desmantelar el control de cambio; porque los pocos dólares que nos quedan se esfumarían de inmediato. Primero tenemos que estructurar un país, cuya economía se vuelva atractiva para la inversión.

Usted ha dicho que es necesaria la privatización de algunas empresas que están en manos del Estado, citando como ejemplo a Sidor. ¿En qué se fundamenta?

-Esa es otra de las cosas que constituye un pecado mortal. Mucha gente me ha llamado para advertirme que qué loco soy, para plantearme la privatización de Sidor. ¡La locura es no plantearlo! ¡La locura es no plantearles a los venezolanos la situación crítica de esta empresa!

-Sidor en manos privadas producía 4 millones de toneladas de acero. Hoy no está produciendo ni 600 mil toneladas. Por ahí salieron a decirme unos dirigentes sindicales que eso no es culpa de los trabajadores. ¡Claro que no es culpa de los trabajadores! Eso es culpa de un manejo irresponsable de esa industria. Esa empresa está quebrada como el resto de las empresas básicas de Guayana.

-Cuando producía 4 millones de toneladas de acero, Sidor tenía para pagar su nómina. Hoy, cuando apenas produce 600 mil toneladas, y tiene el doble de los trabajadores de aquélla Sidor, el Estado tiene que pagar esa nómina, y lo hace con el dinero de todos los venezolanos. Entonces, esa empresa no es viable, y, en ese sentido, no quedan sino dos alternativas: o la privatizamos o le bajamos la santamaría.

-Pero como yo no estoy de acuerdo con cerrarla; porque eso significaría echar a la calle un montón de gente, entonces lo mejor que yo creo es que Sidor se abra al capital privado para desarrollarla aguas abajo y recuperar su producción, evitando despedir a mucha gente, que no está en condiciones de caer en el desempleo, tomando en cuenta la situación en la que se encuentra el país.

¿Usted cree que la oposición está en condiciones de obligar al gobierno a rectificar su política económica?

-La oposición debe presionar, forzar al gobierno, con todos los mecanismos que cuenta, para que rectifique su política económica con un espíritu constructivo. No a favor de Nicolás Maduro, ni del PSUV, sino a favor de toda Venezuela. Eso no quita que la oposición tenga el deber de luchar por construir cada vez más una fuerza política que permita salir de este gobierno, y se instaure un equipo de otras características.

-Por lo demás, yo le hice muchas observaciones a ese Decreto de Emergencia Económica que presentó el gobierno ante la AN. En eso estoy de acuerdo con la oposición, y esa posición que adoptó frente a dicho decreto era la correcta. Pero lo que yo pienso es que la oposición tiene que hacer un trabajo en una forma constructiva.

-Hace poco el economista Francisco Rodríguez, director regional del Bank of American para América Latina, en unas declaraciones, trajo a colación el caso de la República de Weimar (Alemania) donde después de la I Guerra Mundial se intentó establecer un gobierno de libertades. Pero allí se produjo una lucha intestina entre facciones; cada una tratando de imponerse sobre la otra, mientras se descuidaba la economía; circunstancias que dieron lugar al advenimiento de Hitler al poder.

-Eso es lo que debemos entonces evitar los venezolanos, y ponernos de acuerdo todos los sectores: los señores del campo, de la industria, gobierno, universidades, clero, organizaciones no gubernamentales, y fomentar el diálogo donde se analicen los problemas del país y se lleguen a conclusiones.



Etiquetas: | | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com