end header begin content

opinión

Esperanza y realidad parlamentaria

5 enero, 2016

Venezuela ha vivido, en menos de un mes, un verdadero renacer de la esperanza. El 6 de diciembre pasado, el electorado dio un apoyo a las fuerzas de la unidad opositora, consiguiendo la mayoría absoluta de la nueva Asamblea Nacional. Y el 4 de enero se escogió por primera vez en votación directa y secreta, el muevo Presidente del cuerpo legislativo. Y por un consenso político, sabiamente reglamentado, el resto de la directiva. Lo que hemos visto en menos de 30 días es un ejercicio pleno, gozoso y fructífero del voto como instrumento cambio político. Y lógicamente, un renacer de la esperanza en la democracia y en su poder regenerativo en la sociedad.

vaya al foro

Por otra parte, el oficialismo ha hecho como el avestruz. Ha metido la cabeza en un hueco para no ver ni escuchar los vientos de cambio. Han sido humillantes las amenazas de Maduro de recoger taxis, despojar de viviendas, paralizar obras de urbanismo, como venganza a la votación plebiscitaria de rechazo a una gestión absolutamente mediocre con rasgos totalitarios en lo político. La resistencia al cambio ha llegado a tal nivel de paranoia, que se han impugnado las elecciones en 8 circuitos, con un TSJ designado “ad hoc” hecho a la medida del apuro, la emergencia y del desespero. Ahora tenemos un TSJ casi ficticio y presionado por el régimen que ha metido leguleyos con el único propósito de arreglar sentencias – anunciadas y no publicadas – para impedir la mayoría absoluta producto de una soberanía popular. El régimen esta lleno de agua. Simula a un ahogado desesperado. Su fin es inminente, solo es cuestión de tiempo. Y de que preservemos la unidad política.

Las palabras del experimentado Presidente electo de la Asamblea, Henry Ramos Allup, son alentadoras. Y de manera especial, marcan el camino de lo que será la gestión parlamentaria opositora. “A los venezolanos les pedimos que nos vigilen, que nos exijan. Seremos leales al electorado. No vamos a ser un contrapoder, vamos a ser el poder autónomo legislativo nacional. Mantenemos el compromiso de buscar una solución constitucional, democrática, pacífica y electoral al cambio de gobierno. El 5 de enero vamos a juramentar a nuestros 112 diputados”.

Estas palabras el domingo en la noche, dejan tres mensajes claros de parte del destacado parlamentario, a mi juicio. 1) La unidad opositora va a responder a los intereses del electorado, por tanto, pide vigilancia y exigencia. No sienten que se les ha dado un cheque en blanco, sino por el contrario que el electorado tiene control sobre la colisión y puede ejercerlo. Pide que lo ejerzan 2) El parlamento va a ser un poder autónomo y por tanto, no se aceptaran las maniobras o artificios para que desconozcan los 112 diputados que ganaron en buena lid, y 3) lo mas importante y significativo, es que habrá una búsqueda por un cambio de gobierno de manera constitucional, electoral, democrática y pacifica. Esto ultimo podría traducirse en un referendo revocatorio o una convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, conforme a las estrategias que se tracen en la unidad opositora y a las acciones de resistencia del régimen de Maduro.

Definitivamente, hay un renacer la esperanza. Estemos pendientes de nuestros vientos de cambio. Hay mucho camino que recorrer, con muchos peligros porque el régimen esta desesperado. Pero desde ya, hemos empezado la reconstrucción del país y de la democracia, con buen pie.

@luishomes



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com