end header begin content

opinión

Luis “Balo” Farías

El subdesarrollo venezolano y la solución

21 enero, 2016

Cayeron los precios del petróleo, se acabó la borrachera billonaria de dólares y otra vez en crisis. Es el cuento de nunca acabar, con el agravante de que ahora va para largo.

vaya al foro


En diciembre pasado se aprobó en París la lucha contra la contaminación mundial, entre otras, la producida por los combustibles fósiles, la más importante porque hace más daño ambiental, y su recuperación es más cara que lo que cuesta el petróleo, matemática simple y conclusión: el petróleo, es un commodities que está en decadencia y ya las potencias del mundo están abocadas desde hace tiempo en perfeccionar tecnologías limpias, que no producen daño ecológico.

Así de simple y catastrófico para los venezolanos, porque no habrán ingresos provenientes de la renta petrolera, por lo menos como los hemos conocido hasta ahora.

La política presidencialista-centralista, ya entiende que en este mundo de “ingresos”, si no hay ingresos, los países no avanzan.

La palabra mágica es producir ingresos y para producir ingresos hay que ir al desarrollo, y si en 100 años dependiendo del petróleo y su renta, lo único que hicimos fue importar partes de piezas o piezas completas y ensamblarlas en Venezuela, para confort de solo unos pocos y descontento de muchos , (antes y ahora), podríamos preguntarnos: ¿para qué nos ha servido hasta ahora el presidencialismo?

Este presidencialismo colonial, nunca le podrá dar calidad a la política, ni podrá desarrollar al país, entre otras cosas porque por su incultura política no sabe cómo hacerlo, y lo vemos clarito cuando casi imploran que “vengan los inversionistas a invertir” ¿que vengan a invertir donde? ¿cuánto ha pagado Venezuela en costos de productos importados, en bienes de capital, en royalties, en asesorías, en repatriaciones de capital? ¿Cuánto se fugado de Venezuela por no tener un modelo de desarrollo, por carecer de un planes de proyectos? Venezuela es una nación y la han manejado como un negocio y no es un negocio.}

Tampoco en Venezuela el único commodities que tenemos es el petróleo, si algo tenemos en Venezuela es materias primas para ser la envidia del mundo, de manera que hay algo que tenemos que cambiar, y no es de país precisamente, porque soy de los que cree que en Venezuela, aun esta todo por hacer, pero hay que comenzar por el principio y ese principio es aceptar que el centralismo-presidencialismo como modelo de gobierno ya se agoto (según la COPRE en 1978) y partiendo de ese principio, ya sabido y aceptado por todos, pues mirar a el otro modelo existente; Recordemos que solo existen dos modelos 1) El estado federal del poder centralizado o democracia presidencialista que es el que durante 200 años hemos tenido en Venezuela y 2) El modelo de estado federal de poder la descentralizado o democracia parlamentaria, que es el que, aun no conocemos (porque nunca nos han hablado de él)

El centralismo-presidencialista ha embrutecido, a los presidentes y a los venezolanos, solo ha servido para atrasar a Venezuela, para olvidar y ausentarla del desarrollo, y ya estamos hartos de él, solo miren a lo que hemos llegado, solo miren a su alrededor o analicen las cifras (tenemos la inflación más alta del mundo y la tasa de homicidios más alta del mundo al cerrar el 2016 con 17.800 homicidios aproximadamente, y no hay seguridad, alimentos, la economía es un desastre, a tal punto que vale más una arandela que una moneda de un bolívar fuerte, etc. etc.)

La otra opción que queda, es la que desconocemos. El parlamentarismo. El parlamento es la voz del pueblo y el poder ejecutivo, efectivamente es un subordinado de la voz del pueblo.

Así las cosas les propongo que salgamos a enseñar al pueblo lo que es la democracia parlamentaria y cuál es su rol; cuando en el país se hable de sustituir este viejo, anticuado, obsoleto e inconveniente presidencialismo, por legislatura democrática y representativa, se entenderá, que quien cambia quiere al futuro.

Lo mejor de las democracias parlamentarias, es el tener los poderes político, económico y educativo e investigativo, al servicio de los parlamentos o sea de los ciudadanos, y es que al tener Autonomías, seriamos estados auto productivos y auto gestionados y por tanto los cultores de nuestro propio desarrollo, como las abejas, que usan el polen (que es su materia prima) alrededor del panal, para producir su miel y de allí de nuestras materias primas, que tenemos en cada región, sin depender del centralismo, hagamos nuestra propia miel, industrializándolas en origen.

Generaríamos los ciudadanos, una gran riqueza, industrializando los commodities propios de cada región, en toda Venezuela, y generando una renta diferente a la petrolera, que a su vez produce los impuestos con los que los gobernantes están obligados a darnos buenos servicios; En la democracia parlamentaria la renta publica viene del pueblo y es una renta para el ciudadano. El ciudadano es la democracia.

En el Táchira para comenzar tenemos como materias primas, nuestro hermosos paisajes, nuestras aguas y represas, nuestros vientos para nuevas energías eólica limpias, nuestras tierras agropecuarias, arenas silíceas, carbón, fosfatos, frontera, y un largo etc. etc. pero no pidamos, a quien no sabe hacerlo, ósea al centralismo-presidencial, que sigan siendo los constructores de nuestro destino.

Como vemos, si hay solución y para eso, hay que reformar al estado, para que este nos devuelva la institucionalidad y a su vez, a si mismo, reforme al estado.

En definitiva, la propuesta es Democracia parlamentaria … vía constituyente.

Ah, olvidaba decirles que: para un cambio estructural de esa magnitud tendríamos que cambiar totalmente nuestra constitución.




Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com