end header begin content

opinión

Maureen Gubbins Vásquez

A mí me duele Margarita

25 enero, 2016

Me pregunto, cómo sobreviven los margariteños en una Isla “Puerto Libre” donde no hay dólares para importar nada. Los centros comerciales atestados de tiendas vacías. Enormes tiendas, donde en diez cajas apenas vislumbras un cajero y una que otra vendedora a lo lejos. Cámaras por todos lados, eso sí. Entré en una zapatería famosa y me extrañó ver cosas fuera de moda. La cajera murmuró con resignación: -No llega mercancía desde mediados del año pasado, señora.

vaya al foro


Los taxis medio destartalados, muchos sin aire, pero la tarifa mínima en Bs.400. No hay tarifario para ver, cobran al “ojo por ciento”. Al aeropuerto cuesta Bs.1.800, saliendo de Porlamar. A las playas Parguito y El Agua, Bs.3.000 ida y vuelta. Un toldo con dos sillas Bs.2.000. Ir a un buen restaurante puede costar Bs.30-40.000. La comida rápida más económica unos Bs.1500. El cine Bs.650. Alquilar un carro, Bs.10.000 por día.

Margarita no produce nada e importa o importaba todo. ¿De qué vive si hasta el pescado está por las nubes?

En los automercados no encuentras productos regulados y si llegara alguno, a las nueve de la mañana se terminó. El papel higiénico, sólo lo venden los bachaqueros. Igual los huevos, la harina pan, etc.

El kilo de carne en Bs.1800 y una pechuga de pollo en Bs.1500. La gente está amargada y por supuesto, no quieren ni que le hablen de los problemas. Están literalmente, hartos.

Comentaba con un taxista acerca del gobierno bolivariano que eligieron para la Isla. –No, señora, esa gente no ha hecho nada por la Isla. ¡Mire cómo estamos!.

A mí me duele Margarita, los margariteños, un pueblo de gente buena, sencilla, cariñosa, trabajadora.

Sí, hay turismo. Vi mucho colombiano, una familia completa de chinos, brasileños, italianos, argentinos… Llegan con un paquete turístico todo incluido a los grandes hoteles de las playas y pasan allí el día. Adquieren un “full day” a la Isla de Coche y Cubagua. Los que pueden van a Los Roques. No vienen a gastar en tiendas, si no a conocer.

Una turista española quedó impresionada del desorden, la lentitud en la atención, la falta de agua, el atraso. ¡Claro! Ella vive en Barcelona. Le dije: Recuerde que este es un país tercer mundista, no puede comparar. –¡Si ya me di cuenta! respondió, es que es impresionante verlo. ¡Cómo pueden vivir así, no entiendo, pero es que les falta de todo!

Yo, muda, avergonzada, pero sobretodo, muy dolida. Con tanto petróleo, con tanto acero, oro, con tanta riqueza natural; con excelentes profesionales. ¿Por qué?

En cuanto a la vida cultural, inexistente. Teatros, conciertos, exposiciones: nada. Margarita es para ir a la playa, a pasear a los centros comerciales, uno que otro restaurante o cafetería y al cine… si es que se puede pagar.

Quien quiera invertir, encuentra más de media Isla en venta. Hay apartamentos de todos los precios y para todos los gustos. Como los quieran. Algunos se venden casi regalados ya que los propietarios emigraron.

Esta no es la Isla de la que yo me enamoré y donde viví diez felices años; pero aún tengo esperanza, sí, esperanza de que poco a poco el río nos lleve de regreso a nuestro cauce y esta pesadilla termine para siempre.

@maureengubbins



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com