end header begin content

opinión

Dictadura 

14 junio, 2015

Una dictadura es un estado en el que todos temen a uno y uno a todos. Alberto Moravia

A las dictaduras les pasa lo que a las bicicletas; si se paran, se caen. Maruja Torres

Dictadura: Sistema de gobierno en el que lo que está prohibido es obligatorio.Enrique Jardiel Poncela

Los romanos la usaron bastante. El “dictador de turno” ordenaba todo cuanto había que hacer, las leyes no tenían valor. Aplicaron la dictadura para que actuase por encima de las leyes. El dictador era el jefe supremo, nombrado por los cónsules (el poder ejecutivo en la República) con la conformidad del Senado, únicamente en situaciones de altísimo peligro para la Republica.

vaya al foro

Podían nombrar dictador para cuestiones concretas: Dictatores “imminuto iure” con derecho disminuido; para múltiples y variados asuntos, para todo, “Dictatores óptima lege” de óptima ley, con poderes absolutos; sin embargo, para las dos únicas causas por las cuales se podían nombrar dictadores absolutos eran: la guerra (belli gerendi causa) o la sedición (seditionis sedandae causa).

La dictadura se nombraba por 6 meses únicamente. La mayoría de ellos muy raramente agotaban el plazo. Por ejemplo, la dictadura de Cincinato duró 15 días, y la de Quinto Servilio tan sólo una semana, habiéndoseles dado por igual un mandato de 6 meses.

La dictadura, en Roma, se consideraba una institución para casos de emergencia; durante tres siglos funcionó bien, hasta que César (habiéndolo ensayado antes Sila) la tornó en “cesarismo”, es decir, en dictadura vitalicia. De hecho retrocedió, políticamente, hasta la monarquía, pero sin el nombre, porque no le simpatizaba a los romanos. Lo denominaron “Imperio” porque les sonaba mejor decir en alta voz “Imperator”, quien era, además, el comandante en jefe del ejército.

La dictadura se perpetuó gracias a la guerra (Belli gerendi causa). El nombramiento de dictador recaía, natural y lógicamente, en un general del ejército, probado, experimentado, al que se le confiaba el “summum imperium”. Y por su condición de ser el más alto Magistrado del pueblo (Magister populi), su señor, su servidor, para entonces, y por ser general reconocido le correspondían todos los honores de la época y se le permitía concentrar en él tanto el poder político como el poder militar.

El símbolo externo de ese poder supremo era exhibido, mostrado al pueblo, mediante 24 lictores que lo acompañaban a todas partes con sus fasces (haces de varas con un hacha en el centro). De ahí nos viene el término fascismo.

¿Acaso regresamos varios siglos? ¿Quién nombro a “este señor” dictador y por cuánto tiempo? ¿Cuáles “cónsules” lo designaron y a cual “senado” consultaron para hacerlo? ¿A algunos partidos y/o dirigentes y/o empresarios y/o religiosos y/o militares y/o políticos, por casualidad? ¡Porque el “soberano” no lo hizo ni lo mando a hacer! ¿Quién fue, entonces? ¿Entonces no es dictador sino tirano?

¡Abajo cadenas! ¡Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzo! – ¡YA BASTA! ¡FUERA!



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com