end header begin content

opinión

Economía compleja, que no guerra económica

10 mayo, 2015

En los países anglosajones la definición más utilizada es que la economía se ocupa “del aspecto de comportamiento que surge de la escasez de medios para lograr un fin dado”, a lo cual se agregó que “la economía es totalmente neutral entre fines; que, en cuanto a que el logro de cualquier fin es dependiente de medios escasos, es aplicable a las preocupaciones del economista. La economía no está interesada en fines como tales” (Lionel Robbins).

opinan los foristas

La difinición tiene la consecuencia agregada de separar agudamente a la economía de sicología y ética (como explicaciones de cómo se generan los fines), de historia (como recuento de cómo los fines cambian) y sociología (como interpretación de las relaciones entre comportamiento individual y de grupo). Los economistas son técnicos como los abogados, dentistas o contadores en el sentido de que deberían estar preparados para explicar la relación de medios disponibles para cualquier fin propuesto.

La economía convencional trata con dos categorías temáticas. Una, la teoría de precios, o micro-economía, que explica cómo las condiciones de mercado de suministros y demanda resultan en un conjunto de precios individuales de mercancías, tasas de salarios, gastos de alquiler y tasas de interés. La micro-economía incluye una teoría de selección del consumidor y otra de operación de negocios. Lo que une a las dos es un presupuesto común de aumentar al máximo el comportamiento.

Se dice que los consumidores dan importancia máxima a la cantidad síquica (satisfacción) o a la utilidad; y los empresarios a las finanzas (ganancias). Aunque la teoría es particularmente aplicable para los productos organizados más competitivamente y a mercados laborales, muchos economistas argumentan que, hasta en mercados más concentrados caracterizados por oligopolio o influenciados por publicidad, el comportamiento de mercado se aproxima al de presupuestos competitivos.

La moderna teoría de ingresos, o macro-economía, viene de John Maynard Keynes (Teoría General de Empleo, Interés y Dinero, 1935). Hasta Keynes, la economía asumía que, en ausencia de interferencias monopólicas de parte de comerciantes, trabajadores o gobiernos, las economías tendían hacia el equilibro de pleno empleo(ver nota). Keynes demostró que el equilibrio también estaba en otras situaciones, como demanda agregada de bienes y servicios (la suma de demanda del consumidor, demanda comercial y gasto gubernamental). Como la causa del desempleo era una inadecuada demanda agregada, su cura era alentar el gasto privado o gasto deficitario por parte del gobierno.

Los economistas marxistas tienen poco interés en micro-economía y unen deliberadamente a la economía con historia y sociología. El apropiado estudio de la economía debería ser (según Oskar Lange) sobre “las leyes sociales gobernando la producción y distribución de los medios materiales para satisfacer las necesidades humanas”. Estas leyes sociales son el productos de la evolución histórica y del conflicto entre clases que es la fuerza motivadora del cambio histórico. A medida que los consumidores aumentan, deben hacerlo dentro de un contexto circunscrito por la historia y relaciones de clase.

La moderna política fiscal es la aplicación de los principios de administración de la demanda a las condiciones tanto de inadecuada como de excesiva demanda agregada (incrementando el déficit público en el interés de estimular la demanda agregada). Hay quienes creen en la obsolescencia de la doctrina keynesiana.

El crecimiento económico es una característica que ha surgido en los últimos 150 años, más o menos. No ocurrió en periodos anteriores y generalmente no ha ocurrido en países subdesarrollados. La exacta definición y medida del crecimiento económico depende de la definición de ingreso nacional y está sujeto a las mismas limitaciones. Si la definición convencional de ingreso nacional fuese reemplazaDA por una más amplia que permitiese más adecuadamente actividades no de mercado, tiempo libre, condiciones ambientales y demás, se verían algunas diferencias en la medición de tasas de crecimiento, aunque no es probable que las conclusiones amplias se alteren.

Liberalismo económico es la aplicación a la economía de doctrinas del liberalismo clásico, expresado como preferencia por mercados competitivos y por el uso del mecanismo de precios por encima de formas más directas de intervención. Un economista liberal no es creyente del laissez faire, porque acepta la necesidad de intervención pública (por mecanismo de precios donde fuese posible) para tratar con “externalidades” y también suministrar “bienes públicos” (defensa o parques urbanos) que no pueden ser cobrados en el mercado. Muchos favorecen la redistribución del ingreso en forma de impuestos o becas de dinero en vez de provisiones tipo salarios o arreglos de precios. No favorecen la intervención directa con decisiones discrecionales de políticos y oficialistas que alegan supuestos “méritos del caso”. Creen en la propiedad y no en el socialismo de mercado con empresas propiedad del Estado o cooperativas.

Economía de escala son las circunstancias que causan el costo total de suministrar un bien o servicio para que se eleve menos que en proporción a la cantidad suministrada. Estas pueden estar asociadas con procesos de manufactura (a menudo con el uso de particulares pedazos de equipo), pero surgen también en el escenario de mercadeo (tanto en producción como promoción) así como del hecho que el costo de desarrollar un bien, una vez incurrido, es independiente de la cantidad subsecuentemente producida. Las economías de escala pueden depender de la tasa a la que se desarrolla una actividad (producción semanal) o su duración (largos procesos de producción). El desarrollo industrial y comercial ha llevado generalmente al incremento de economías de gran escala que requieren para su explotación un incremento en el tamaño de las firmas o en la especialización de sus actividades.

Nota: Excedente de pleno empleo: incremento en el nivel de actividad económica que suma ingresos gubernamentales como expansión de ingresos. Puede también reducir algunos gastos gubernamentales. Estas variaciones causan el excedente o déficit en el presupuesto para desviarse de lo que era la intención o lo previsto. El presupuesto resulta o permite el excedente de pleno empleo sin cambio deliberado en la política fiscal hacia la expansión o contracción del poder de compra.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com