end header begin content

opinión

Tener el pecho de cristal

17 abril, 2015

Los maestros buscan siempre imágenes que ilustren sus enseñanzas y dejen en el alma ideas claras. Por ejemplo, san Josemaría Escrivá para hablar de sinceridad utilizaba la imagen que encabeza este artículo. Se refería a la claridad con que hemos de hablar con el director espiritual para manifestarle cómo está nuestra alma por dentro.

opinan los foristas

También completaba ese ejemplo con otro muy relacionado que era “soltar el sapo”. La sinceridad es una virtud en desuso porque la gente suele fingir para quedar bien y no decir lo que le pasa. Eso se llama vergüenza y en otros casos, hipocresía.

La sinceridad es una virtud que hace grata la convivencia pues establece una buena relación. No debemos confundirla con la espontaneidad. Espontáneo es aquel que dice lo primero que le viene a la cabeza, sin pensar en las consecuencias de lo que diga. Es peligrosa cuando no va acompañada de la prudencia, que es otra virtud que matiza la espontaneidad, pensando si es el momento y el modo apropiado de decirlo.

Todos tenemos un sapo, es decir, algo que no quisiéramos que se supiera. Es legítimo tener cosas privadas, íntimas, que no todos conocen y eso no es malo. Se vuelve malo cuando las ocultamos a quien debe saberlas y con ello ayudarnos a ser mejores. Hay cuestiones en las familias que solo saben los hijos mayores, otras papá y mamá, otras, ninguno de ellos, solo papá.

Este proceder es legítimo cuando se quiere gobernar bien un hogar. Por ejemplo, solo papá sabe que el abuelo murió por borracho y no tiene obligación de decirlo a quien no tendrá la prudencia de saber utilizar esa información,

Por eso es bueno tener un director espiritual que nos conozca, a quien le abrimos el alma y dejamos entrar toda la gracia de Dios que necesitamos. Uno se queda tranquilo y contento cuando suelta lo que le tenía atenazado y le impedía avanzar.

La sinceridad con otros genera confianza. Nuestros amigos más íntimos suelen saber cosas de nosotros que no saben los extraños. No tienen por que ser cosas malas. Ejemplo nuestros gustos. Produce una cercanía de confianza que los amigos agradecen. Y denota que se espera de ellos la misma actitud.

[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com