end header begin content

opinión

Jairo Cuba

Los gringos también juegan

8 abril, 2015

Esta semana los focos de la atención pública en esta parte del mundo van a estar dirigidos hacia la Cumbre de las Américas que promete algunos acontecimientos noticiosos interesantes.

opinan los foristas

De un lado hay expectativa por la participación de Cuba luego del anuncio de restablecer relaciones diplomáticas y comerciales con Estados Unidos, y de otro, el insoslayable hecho de las tensiones recientes con Venezuela que ha concitado el apoyo de varios países de América Latina, lo cual ha puesto ojo avizor al imperio, además de que se cocina otro acuerdo condenatorio a Venezuela esta vez por violación de derechos humanos y algunos descuadres que no estaban en la agenda de Maduro.

Con estos acontecimiento en ciernes, Panamá será la sede de este encuentro de 35 países en la búsqueda de soluciones prácticas a los múltiples problemas de la zona muy necesarios en economías maltrechas como las nuestras.

En el pasado Estados Unidos trató de darle impulso a la consolidación de un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), lo cual fue abortado por la influencia que ejerció Venezuela en varios países de la región. Hoy la circunstancias han variado y para evitar sorpresas, Obama se apresura y plantea una reunión con Caricom para que el petróleo no siga siendo motivo de influencia política en la región, como lo planteó su vicepresidente Joe Biden.

La incorporación de Cuba sin duda acapara la atención pues se trata de un hecho inédito en espera desde hace cinco décadas.

A la isla no le ha quedado otro remedio que propiciar todos los esfuerzos posibles para facilitar sus relaciones comerciales con su acérrimo adversario a 90 millas de distancia a pesar de que en este momento su benefactor esté enfrentado con Estados Unidos.

Lo que ha sido por años un puente roto, esta vez se confundirá al menos con un apretón de manos entre Barack Obama y Raúl Castro bajo la mirada de extremistas y de otros países del área que, habiendo predicado un pensamiento distinto al capitalismo de estado no han tenido el prurito de hacerse un espacio comercial y diplomático con los Estados Unidos que busca recuperar el espacio perdido en la región por las tendencias que dominan a los mayoría de sus gobiernos, y por los intentos de chinos y rusos de influir a esta parte del mundo, un juego geopolítico que no gusta al Pentágono.

Mientras la mayoría de los países llegan a esta cumbre con la necesidad de establecer y fortalecer nexos económicos con sus pares de la región, Venezuela tiene otro objetivo: lo mediático y alimentar el sentimiento patriótico y antiimperialista.

Empero, no será fácil, porque del otro lado también habrá posiciones encontradas con el pronunciamiento de varios expresidentes condenado a Venezuela por violación de derechos humanos.

El detalle es que Maduro no es Chávez y que a Cuba se la hará muy dificl manejar la ambivalencia, y a los países del Caricom les es más fácil alinearse al imperio que nutrirse de la demagogía ante la inminente extinción de PetroCaribe entre otras menudencias donde se incluye el apoyo a Guyana dejando a Venezuela en ascuas.

Como dicen por ahí, cambiando a los actores…los gringos también juegan

@jaircuba



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com