end header begin content

opinión

Alberto Rial

El circo

31 marzo, 2015

Proclamas patrióticas. Ejercicios militares con soldados rusos. Firmas de niños en las escuelas condenando la intervención yanqui. Letreros de Obama go home y sacúdete las sanciones. Milicias populares exhibiendo sus palos–trueno, como llamaba Tarzán a los hierros que sueltan balas y matan gente. Preparaciones para una guerra que solo existe en la fantasía del gobierno, porque los mismos rojitos están muy claros en que nadie va a invadir a nadie. Mucho verde oliva y boinas rojas. Un coro de voces enardecidas gritando improperios contra una intervención ficticia, envueltos en la bandera y en el escudo mientras cantan el himno nacional y rechazan la pisada de una planta insolente que no aparece por ninguna parte. Un ruido ensordecedor que no deja oír a la gente que se queja de la escasez, la inflación y la inseguridad. Que no deja contar los muertos que entran a las morgues del país. Mucho circo.

opinan los foristas

El libreto es conocido. Basta con inventarse un enemigo que está a punto de declarar un conflicto, con cañones y barcos y aviones. De ser posible, escenificar una escaramuza con fuego y humo para convencer a los incrédulos de que la cosa va en serio. Si hay algún herido, mejor. Una vez que el show esté en marcha, la gente, empezando por los partidarios del gobierno y siguiendo con los ingenuos, que son muchos, se cree la amenaza, recurre a sus instintos más primarios… y cae en la trampa. Es inevitable el recuerdo de la invasión a las Malvinas, cuando América Latina se puso de parte de una dictadura sangrienta y de su guerrita provocada hasta que, como era de esperarse, Argentina perdió y Leopoldo Galtieri cayó en desgracia.

Lo que está sucediendo en Venezuela con las sanciones de Obama y la respuesta de los revolucionarios no debe sorprender a nadie. Sí sorprende que haya destacados voceros de la oposición que se la pongan bombita al gobierno, con su rechazo a la injerencia extranjera y su arenga de “déjennos solos, que nosotros nos encargamos de esto”, como si hubiera muchos logros que mostrar en estos 16 años. Y sorprende también el argumento ingenuo y medio pedantón de que Obama pifió la estrategia porque le dio al chavismo la excusa para atornillarse en el poder, asumiendo que los rojitos necesitan excusas para aprobar habilitantes y reprimir. Se olvidan de las habilitantes por las inundaciones y por la corrupción, y de que mañana será la emergencia eléctrica o el fenómeno de El Niño, porque cualquier argumento sirve.

Las emergencias inventadas van a seguir, no cabe duda. Hay muchos escándalos de corrupción revolucionaria dando vueltas por el mundo y se necesita amplificar “las agresiones” que sufre la patria. En una de esas vísperas de invasión, o cuando la FAN diga que los marines vienen por Aruba, se cambian los circuitos electorales, se infla el registro de población con unos cuantos millones de chinos, o se disuelve el parlamento y se declara un Estado de excepción indefinido. No importa lo que grita el gobierno, sino lo que hace mientras grita.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com