end header begin content

opinión

Jairo Cuba

No más sainete legislativo

7 enero, 2015

Se hace urgente e imperativo que la Asamblea Nacional tenga un cambio que equilibre sus representantes y le permita legislar apegada a los grandes intereses nacionales y no a una parcialidad política que ha convertido al foro político por excelencia en un sainete de mal gusto.

opinan los foristas

Lo que hemos visto todos estos años corrobora la decadencia de un poder autónomo absolutamente subordinado al gobierno, incumpliendo además con sus funciones contraloras, salvo que las mismas obedezcan a una retaliación política.

El parlamento que tenemos es ajeno a la esencia de la representación popular, donde las decisiones las toma un solo sector desconociendo a la otra mitad del país, pese a no haber conquistado los votos para hacerse de una mayoría que fue fruto del ventajismo.

Lamentablemente esta actitud arbitraria tomó cuerpo cuando a la oposición se le ocurrió la genial idea de abandonar el parlamento, lo cual resaltó el espíritu omnipotente de quienes han hecho de las instituciones del país un traje a la medida y una falsa práctica democrática.

El cuento de que este es un parlamento de calle forma parte del discurso demagógico que compra cierta clase social beneficiada por las dádivas del gobierno, que no tiene otra opción que aceptarlo.

El lunes, al instalarse el nuevo periodo legislativo, donde por cierto quienes aspiraban reemplazar a Diosdado no tuvieron el valor para asumirlo, quedó de nuevo al desnudo la pobreza dialéctica e intelectual de un parlamento hecho a la medida del gobierno.

Discursos pobres, retóricas adulantes y fantasiosas, populismo mediocre invocado por inmorales para justificar lo injustificable.

Del parlamento de hoy no se puede esperar nada, absolutamente nada. Ni un reparo a una memoria y cuenta de algún ministro, ni una interpelación sensata, ni investigaciones de los muchos casos de evidente corrupción que conoce el ciudadano común. Por el contrario, arreciarán la ofensa, la descalificación, la amenaza y el ventajismo descarado en contraste con el foro donde antes se oían discursos de Andrés Eloy Blanco, Moisés Moleiro, Luis Beltrán Prieto Figueroa, José Rodríguez Iturbe y muchos otros tribunos que daba gusto disfrutar aún cuando no se estuviera de acuerdo con sus ideas.

Lo de hoy es un sainete aderezado con una supuesta participación popular cuidadosamente seleccionada para evitar que la verdadera voz del pueblo hable y arruine el show.

La oposición y sus representantes tampoco -con contadas excepciones- han estado a la altura de la exigencias en la calle y es hora de que asuman con seriedad la selección de sus candidatos y evitar casos como los de William Ojeda, Ricardo Sánchez, Hernán Núñez, y de otros que han perdido el interés por reivindicar las libertades ciudadanas y el estado de derecho.

Estamos aproximándonos a las elecciones para renovar la Asamblea Nacional. La oposición tiene que estar prevenida para un adelanto de comicios y tiene que definir el mecanismo para la escogencia de sus candidatos sin traumas ni divisiones.

El descontento que existe con el gobierno abre un mundo de posibilidades que tiene como meta primaria rescatar la confianza de la gente y luchar contra la apatía de cierto sector decepcionado ante tantas contradicciones internas, de lo contrario, el sainete legislativo seguirá su curso y la distorsión continuará sumiéndonos en una mediocridad indeseable.

La gente no está en disposición de seguir aceptando más errores de quienes han tenido la oportunidad de producir un cambio de rumbo.

@jaircuba



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com